Dolor y gozo en Onetti

lunes, 5 de octubre de 2009
Alfaguara
Para Mario Vargas Llosa el primer escritor de lengua española que hizo una literatura moderna fue Juan Carlos Onetti, al utilizar una técnica narrativa innovadora, influida por Celine, Joyce y Faulkner, caracterizada por un fluir psicológico de los personajes y una discontinuidad temporal También por desplazar a la prosa tradicional y recurrir a un lenguaje oral Los anteriores aportes y la particular visión del narrador uruguayo lo llevaron a escribir El viaje a la ficción El mundo de Juan Carlos Onetti (Ed Alfaguara México, 2009 233pp), a partir de un curso que impartió en la Universidad Georgetown durante 2006
 
En este estudio Vargas Llosa hace una relación de la biografía de Onetti y su obra literaria Así describe su estancia en Buenos Aires, los trabajos que tuvo como periodista, los primeros cuentos y novelas El regreso a Montevideo, el encarcelamiento que sufrió, su salida del Uruguay y establecimiento en España También analiza con cierto detalle las obras maestras que escribió como los cuentos Un sueño realizado (1941), Bienvenido Bob (1944) y El infierno tan temido (1957), así como las novelas La vida breve (1950), El astillero (1961) Juntacadáveres (1964) y otras creaciones más
 
Mario Vargas Llosa estima que el mundo literario de Onetti es la creación de otra realidad Los hombres insatisfechos, casi siempre, inventan personajes y sucesos para vivir una existencia alterna y huir hacia esos lugares imaginarios, en donde se puede ser y estar de diversa manera Escribe Vargas Llosa "?la ficción no es la vida sino una replica a la vida que la fantasía de los seres humanos ha construido añadiéndole algo que la vida no tiene, un complemento o dimensión que es precisamente lo ficticio de la ficción? aquello de lo que la vida real carece? y para poder tenerlo debimos inventarlo a fin de vivirlo"
 
Sin embargo, esos espacios y actores no son idealizaciones cándidas, sino recrean a la humanidad con sus deseos e instintos destructores Lo que muestran es una condición a veces matizada, oscura o luminosa que se expresa con un estilo y forma que puede llamarse quimérico "En todas (las) historias, cuentos y novelas (de Onetti), hay una compleja urdimbre de mudas de narrador, de saltos de lo objetivo a lo subjetivo, del pasado al presente, de la vigilia al sueño, que muestran a un avezado malabarista, a un sabio conocedor de las infinitas posibilidades que la forma tiene para dar determinada orientación a lo narrado" Así las tramas que engendra son como aquello que se sueña: no sigue una lógica, los personajes pueden ser lo que representa o aludir a otros, no hay tiempo lineal, las imágenes son yuxtaposiciones arbitrarias y el lenguaje es equívoco El resultado final es una obra intensa, profunda y original
 
El viaje a la ficción que hace Vargas Llosa permite conocer las valles, las montañas, los precipicios, las costas, los mares de la narrativa de ese gran creador que fue Juan Carlos Onetti, e invita a sumergirse en su enigma de dolor y gozo "Ese es el misterio de la obra literaria y artística lograda: deleitar sufriendo, seducir y encantar mientras nos sumerge en el mal y los horrores"

Comentarios

Otras Noticias