80 años de "La sombra del caudillo"

lunes, 12 de julio de 2010

A la memoria de mi padre, Jorge Munguía Bárcena

En 1925 Martín Luis Guzmán tuvo que exiliarse en Madrid. Las razones fueron su desacuerdo frente a la elección de Plutarco Elías Calles, el apoyo a la rebelión delahuertista con la que simpatizaba y el conocimiento de que su vida estaba en peligro. En España, para vivir, colaboró en diferentes periódicos y a través de éstos se enteró del asesinato del general Francisco Serrano y algunos de sus partidarios. La indignación que sintió lo llevó a escribir La sombra del caudillo (FCE. Obras Completas I. Col Letras Mexicanas. 2004 1145 pp.), cuya intención era pintar “… la Revolución convertida en régimen de gobierno”.

Conforme escribía el relato, lo daba a conocer en los diarios estadunidenses La Opinión de Los Ángeles y La Prensa de San Antonio; así como en El Universal de México. En este último se dejaron de difundir los tres últimos cuadernillos por la molestia que le causó a Calles. El libro fue editado en España por la editorial Espasa-Calpe en noviembre de 1929 e intentó prohibirse su circulación en nuestro país. Sin embargo, la intervención de Genaro Estrada, entonces subsecretario de Relaciones, la evitó. Entre las dos versiones hay diferencias. La primera es espontánea y enrevesada. La segunda más reducida y exacta porque eliminó siete de las 35 entregas originales y agregó un capitulo final, que perfilan mejor a los personajes y la trama.

La sombra del caudillo trata sobre la lucha por el poder que se da entre Ignacio Aguirre (combinación de Adolfo de la Huerta y Francisco R. Serrano) e Hilario Jiménez (Plutarco Elías Calles) de acuerdo a las maquinaciones del jefe de la Revolución (Álvaro Obregón). En ese proceso aparecen los recursos sórdidos y violentos que utilizan el tirano y sus personeros para mantener sus privilegios y eliminar a los oponentes. La novela es una seria reflexión que hace Martín Luis Guzmán sobre la forma de gobierno dictatorial. En donde el tirano maneja como cosas a los hombres y los elimina si ve amenazada su posición acomodada. El poder que concentra proviene de la fuerza que tiene, a través del manejo del Ejército, la policía y diversos grupos de matones, que lleva a la mayoría a someterse por el miedo a ser reprimidos o eliminados. De esta manera se aceptan sus caprichos y toleran los beneficios que acapara y distribuye entre sus fieles seguidores. No obstante, la opresión genera la rebelión, por la injusticia y el dolor que provoca, e impulsa a la constitución de una forma de gobierno diferente.

En La sombra del caudillo Martín Luis Guzmán analiza con gran sutileza las maneras en cómo el tirano mexicano gobierna a través de una prosa deslumbrante y una imaginación que supera los límites del hecho histórico. La intensidad lograda en las dimensiones emotivas y formales ha hecho de esta obra un clásico de las letras mexicanas.

Comentarios

Otras Noticias