En tiempos de intolerancia

lunes, 6 de septiembre de 2010

Hernán Lara Zavala (1946) es uno de los escritores mexicanos más consistentes. Ha escrito dos colecciones de relatos fundamentales: De Zitilchén (1981) y Después del amor y otros relatos (1994), con el que obtuvo el premio José Fuentes Mares. El año pasado, se le distinguió con el premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska por Península, obra de gran originalidad que trata sobre la guerra de castas en el Yucatán del siglo XIX. Después de cuatro años de trabajo presenta El guante negro y otros cuentos (Ed. Alfaguara; México, 2010. 232 pp.).

La colección está integrada por 12 relatos. “Y si una tarde de casualidad” trata del encuentro, en una conferencia, de dos viejos amigos. El expositor, después de definir lo que es un cuento, lee uno de su creación, acerca de una reunión amorosa, que inquieta a la pareja… “Desayuno con champaña” narra la reunión de dos familias para Navidad; en el convite los integrantes recuerdan sus cercanías y desavenencias, así como cavilan sobre otras posibilidades afectivas. En “Arte garañón” un chulo cuenta sobre las posiciones sexuales que más les gustan a sus clientes, así como las causas que las llevan a pedir sus favores.

“Oblación” es la historia de la primera comunión del protagonista y el acto inesperado que realiza durante la celebración. “La escritura en la pared” refiere el intercambio de ideas, a través de graffitis en las paredes de una universidad española, que establece una joven estudiante con otras acerca de si debe abortar o no; en el transcurso de los días aparecen varias posiciones en los muros que la desazonarán. “@ la cama por la letra” describe la relación que, por medio del correo electrónico, establecen dos jóvenes; la distancia y el anonimato los llevará a que en sus mensajes expresen sus deseos e imaginen encuentros… 

Para Hernán Lara Zavala la búsqueda del amor mueve a los sujetos a realizar actos sorprendentes. El deseo trastoca a los amantes y rompen con los preceptos morales. Así desafían a las instituciones e instauran un mundo amoral en el que satisfacen sus gustos. Algunos lo hacen de manera abierta, pero sufren las agresiones de la sociedad. Otros prefieren una existencia secreta y limitada. Aquellos que no siguen sus anhelos lo hacen porque se someten a una moral religiosa que niega básicamente el disfrute, así como los obliga a asumir ideas y actitudes intolerantes. No obstante, la apetencia se manifiesta constantemente y engaña a la represión a través de la imaginación, la fantasía, el sueño… que crean una realidad alterna, perversa e inevitable.

La recopilación El guante negro y otros relatos de Lara Zavala está escrita con calidez y profundo conocimiento de la condición humana. Sin duda un libro imprescindible para enfrentar con optimismo los tiempos de intolerancia.

 

Comentarios

Otras Noticias