Las crónicas de Sheridan

lunes, 23 de mayo de 2011

De los diputados 

El decimonoveno título de Almadía, fundada en 2005 en Oaxaca por Guillermo Quijas, es la recopilación de artículos y crónicas del escritor Guillermo Sheridan (1950), Viaje al centro de mi tierra, aparecidas en diversas publicaciones. Miembro del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, es autor del guión de la película Cabeza de Vaca, de Nicolás Echevarría, y novelista de El dedo de oro. El volumen de 348 páginas, que empieza a circular, está dividido en cinco apartados, el primero de los cuales se titula “Viaje al país de los legisladores”. De él se escogió el siguiente fragmento del texto del mismo nombre (“8. Sus gastos de fin de año”), crítica mordaz sobre los derroches de la democracia mexicana.

 

De los diputados

 

Cada diputado/ va a recibir en el mes de diciembre de 2009 la cantidad de 77,888 pesos por concepto de salario, 45,786 por “asistencia legislativa” y 28,772 pesos por “atención ciudadana”. Un total de 151,446 pesos.

Pero además va a recibir 171,591 pesos de aguinaldo y 81,273 pesos por concepto de devolución del impuesto sobre la renta (isr), pues los diputados legislaron que sus impuestos personales debían ser pagados por personas, pero no las suyas, sino las de los causantes.

Así pues, a sus 151,446 pesos los diputados sumarán otros 252,873 pesos. Total: 405,319 pesos. Multiplicada por 500 diputados, la cifra final será de 202 millones 659,500 pesos. Según el mismo diario, hay legisladores que van a recibir hasta 740 mil pesos en diciembre por “fondos” y “compensaciones varias”.

Además, cada diputado va a recibir cuatro mil 872 pesos en efectivo por concepto de “canasta navideña”, pues legislaron que cuando a un diputado lo invade la emoción de recordar a un niño muy pobre, de padres muy pobres, que nació en un pesebre muy pobre, debe ser recompensado con 4,872 pesos.

El hecho de que haya diputados que sumaron hasta 16 faltas en el último periodo de sesiones no afecta esos ingresos, pues los diputados también legislaron que qué tiene de malo faltar.

 

De los senadores

 

Los senadores Gustavo Madero (PAN) y Manlio Fabio Beltrones (PRI) criticaron que los diputados hayan decidido cargarle el pago de sus impuestos personales, una vez más, a los causantes. “Todos debemos contribuir con el fisco, todos debemos pagar impuestos, absolutamente todos, desde el presidente de la República, los legisladores, gobernadores, presidentes municipales, todos tenemos la obligación de contribuir con la parte que nos corresponde de nuestro ingreso y exigir que todos los demás lo hagan”, declaró el senador Madero. El senador Beltrones, por su parte, aseveró que “los senadores están al día de sus obligaciones fiscales y que en un país como México, todos están obligados a pagar impuestos”.

 

De los gobernadores

 

El gobernador de Querétaro, Francisco Garrido (PAN), recibió un aguinaldo de 352,315 pesos. El gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca (PRD), recibió un aguinaldo de 302,000 pesos. Lo que cobró el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto (PRI), no ha salido en la prensa, pero según la página de transparencia de su gobierno, quien más cobra en su gobierno (supondré que es él) recibió su salario mensual base (124,334 pesos), su gratificación (78,734), sus 60 días de aguinaldo (248,669 pesos) y sus 25 días de prima vacacional (103,612 pesos), así como una “gratificación especial” de 20 días (82,889 pesos). Un total de 638,238 pesos.

 

Del presidente

 

Según la página de transparencia de la presidencia de la República quien más gana ahí (supondré que el presidente) cobró en diciembre un salario de 40,756 pesos; una “compensación garantizada” de 167,804 pesos y una “despensa” de 77 pesos (¿qué se puede comprar con 77 pesos? Cacahuates chinos). El total suma 208,647 pesos. A eso se le agrega una prima vacacional de 6,794 pesos, y un aguinaldo de 40 días que suma 54,354 pesos. Un total de 269,795 pesos.

 

Del Poder Judicial Federal

 

En la sección transparencia de la página web de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dice que la mínima cantidad de dinero que puede ganar un “funcionario superior u homólogo” al mes es 57,123 pesos, y la máxima es de 175,357 pesos.

Sin embargo, en el Anexo 4 de esa página se lee que la corte dispone de 18 millones y medio por concepto de “compensaciones garantizadas”, nueve millones de “prestaciones nominales”, 625,000 de prima vacacional, tres y medio millones de aguinaldo y ocho millones por “asignaciones adicionales”. El total neto disponible, pues, para los 11 ministros es de 43 millones 979,735 pesos anuales. A cada uno le tocan tres millones 998,157 pesos con 70 centavos, porfavorcito.

Casi cuatro millones de pesos (lo mismo que gana el presidente de Estados Unidos). Además, cada ministro recibe dos automóviles (por si el ministro es esquizofrénico), equipo de telefonía móvil e internet móvil (en caso de que el ministro se mueva) y “gastos de alimentación” (en caso de que se alimente). 9. Sus fiestas de fin de año.

 

La del Partido Acción Nacional

 

Los diputados del Partido Acción Nacional celebraron el fin de año (el 11 de diciembre) con una fiesta en el Sheraton Hotel, que cobró 500 mil pesos por un salón y cena para 207 representantes populares, sus cónyuges y la pareja presidencial: un total de 450 individuos.

Cada individuo le vino costando al erario 950 pesos, más iva, sólo por concepto de ameno grupo musical, menú de tres tiempos, descorche por seis horas, una hora de mariachi, arreglos florales y estacionamiento.

Para expresar sus emociones, los diputados alquilaron a un cantante que se llama Emmanuel. La especialidad del cantante Emmanuel es cantarle al amor. Este señor Emmanuel cobró un millón 250 mil pesos por cantarle al amor. Es decir, 2,777 pesos por concepto de canto al amor por cada individuo presente (o, en su defecto, por su cónyuge). El “equipo de producción” del cantante Emmanuel cobró una suma no especificada por cuestiones técnicas imprescindibles para que el señor Emmanuel pueda cantarle al amor de manera apropiada.

El servicio de alcohol se contrató aparte, por una cantidad no especificada, con una “empresa independiente que suele trabajar para los panistas, dotándolos de las marcas de su agrado en tequila, whisky, ron y coñac”, según el diario Reforma (11 de diciembre de 2008).

 

La del Partido Revolucionario 
Institucional

 

Los senadores del PRI se reunieron para celebrar el fin de año el mismo 11 de diciembre, pero no en el Sheraton Hotel sino en la revolucionaria Hacienda de Los Morales, en el institucional barrio de Polanco.

En un salón privado, los senadores degustaron ensalada de palmitos, crema de tomate, robalo a la veracruzana y pastel de almendra. Y bebieron vino tinto, vino blanco, whisky, vodka y ron.

En su discurso, el senador Manlio Fabio Beltrones dijo que “2009 será un año difícil en lo económico, pero también en lo político”. Nadie hasta el momento ha logrado entender cómo le hace el senador Beltrones para ver el futuro con tal claridad.

La senadora Rosario Green, a nombre de sus compañeros senadores, le dijo al senador Beltrones que ella y todos los senadores del pri han estado, están y estarán junto al senador Beltrones en el futuro avistado por el senador Beltrones.

Un trío llamado Ruiseñores del Poniente, o algo así, amenizó la reunión cantando al amor en general. Algunos senadores enamoradizos se solidarizaron con dicho trío. Se ignora a cuánto ascendió la cuenta por la renta del local, la comida, la bebida y el trío, lo que no tiene importancia, pues corrió a cargo del erario.

 

La de los trabajadores del Senado

 

Por su parte, los mil 600 trabajadores sindicalizados al servicio del Senado de la República acudieron a una fiesta de fin de año al mismo Sheraton Hotel del centro.

Degustaron ahí pollo al pipián y pastel de chocolate, rociados por vinos tinto y blanco, así como tequila. El ágape fue amenizado por mariachi, “espectáculo de luces”, un “salsero puertorriqueño” de nombre Eddie y “mujeres en bikini”. Fueron rifados un centro de lavado, varias televisiones y teléfonos celulares.

En este caso también se ignora a cuánto ascendió la cuenta por comida, bebida, mariachi, salsero, regalos y mujeres en bikini. Carece de importancia, pues corrió por cuenta del erario.

 

(*) Este fragmento se publica en el número 1803 de la revista Proceso, ya en circulación.

 

Comentarios

Otras Noticias