Novela inconclusa

lunes, 13 de junio de 2011
El escritor Haruki Murakami (Kioto, 1949) es autor de varias novelas estimadas como fundamentales por los lectores japoneses. Entre ellas: Tokio Blues. Norwegian Wood (1987), Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (1995), Kafka en la orilla (2002) y After Dark (2004), que han sido traducidas al español, francés, italiano, inglés, chino y portugués, entre otros. La amplia aceptación responde a que  bosqueja  anécdotas inquietantes con una prosa sencilla y recurre a personajes marginales cuyas intenciones son cambiar el mundo. Con estos mismos recursos presenta su reciente novela 1Q84. Libros 1 y 2 (Tusquets Editores. Col. Andanzas. No. 747/1; México, 2010. 737 pp.).
La novela gira en torno a tres personajes principales: Aomame, una mujer atractiva e instructora en un gimnasio; Tengo, escritor en ciernes que se gana la vida como maestro de matemáticas y asistente de un editor; y Fukaeri, una adolescente extraña que ha escrito una novela cifrada. La acción inicia cuando se le pide a Tengo que corrija la narración de la joven para que compita por un premio. La lectura y modificación del texto lo llevarán a percibir de manera sorprendente el orden violento y represivo que se impone en la sociedad, pero también otro mundo fantástico y raro. Ambos cosmos conviven y se integran en la cotidianidad. A los otros protagonistas les sucede lo mismo después de tener experiencias inusuales. Así, la mayoría de la gente actúa en el mundo real pero ignora el mundo anhelado. Por lo que ellos buscarán individualmente acceder y expandir la dimensión querida e imaginaria y sus destinos se entrelazarán. El título 1Q84 es una variante gráfica en japonés. La letra Q y el número 9 son homófonos y Murakami los utiliza para indicar otra realidad complementaria. Para  el  autor  la  sociedad  moderna impone un régimen violento a través de la represión y la vigilancia. El temor al castigo lleva a los sujetos a someterse en la familia, el trabajo, la escuela. Sin embargo, ciertos individuos consideran que esto es insuficiente y crean sectas de carácter religioso para evitar la desviación de sus familiares. En ellas aplican sistemas estrictos, los cuales afectan principalmente a los niños y adolescentes, al negarles la diversión, la alegría, la inquietud, el alboroto, e imponen una moral que exige comportamientos rígidos. La severidad provoca que algunos  de ellos se insubordinen y los denuncien a través de  creaciones  fantásticas, en donde  aluden  a  la brutal  realidad. Así como comiencen a vivir en ese territorio fantástico en donde anida el deseo. Otros cuando llegan a la vida adulta actúan con denuncias formales y buscan ese mundo diferente vislumbrado en sus quimeras infantiles. Así, en la sociedad autoritaria de 1984, coexiste un espacio donde se manifiestan los  antojos de los subordinados llamados 1Q84. 1Q84 es una novela donde  Murakami  utiliza  sus probadas  fórmulas,  pero  fallan por la extensión de las anécdotas y lo disparatado  de  ciertos personajes y sucesos, que atemperan la fuerza de la denuncia sobre el miedo y la opresión. También fracasan porque la historia queda inconclusa. No se publica en este volumen la tercera parte, donde seguramente se aclararán algunos vacíos en la historia.  
 

Comentarios

Otras Noticias