La (E) lección ciudadana

martes, 3 de julio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La elección del 2018 deja muchas lecciones importantes para la memoria pública por varias razones que, con el paso del tiempo, irán cobrando trascendencia. Tal vez la primera en la lista de estas lecciones es que se trató de una demostración fundamental de participación ciudadana que, enojada por los altos niveles de corrupción del gobierno y del partido en el poder -el PRI-, decidió dar un mensaje de cambio fundamental y necesario para la vida del país a través de las urnas. En este sentido, se trató de una lección de democracia ciudadana que, en medio de la crisis de partidos, salvo Morena que tiene poco tiempo de vida, mandó el mensaje de un cambio en la representación porque han demostrado estar muy alejados de las aspiraciones sociales por mejores condiciones de vida. Otra lección de la jornada electoral es que la ciudadanía mandó un mensaje de participación en las urnas como hacía mucho tiempo no se veía. Es decir, que más allá de la compra de votos, del uso de programas sociales con fines facciosos, de las amenazas y de campañas de intimidación, la voluntad popular se impuso, no solo motivada por el enojo social, sino por la necesidad de tener un gobierno más cercano, que cumpla con sus expectativas. Una tercera lección tiene que ver, precisamente, con las expectativas que la sociedad depositó en Andrés Manuel López Obrador para salir de esta crisis en la que hemos estado en las últimas dos administraciones. La figura y el discurso del tabasqueño han creado una enorme expectativa de cambio entre la sociedad y esta esperanza de transformaciones profundas exige del próximo presidente una enorme responsabilidad de cumplir con las promesas hechas, principalmente de combate a la corrupción y de disminuir los índices de inseguridad.

Comentarios

Otras Noticias