Faustino Díaz, artista exclusivo de Yamaha, alista un magno concierto con músicos zapotecos

martes, 3 de julio de 2018
OAXACA, Oax. (apro).- El trombonista Faustino Díaz alista un magno concierto en la Sierra Norte de Oaxaca con músicos zapotecos de las bandas juveniles de San Bartolomé Zoogocho. Apoyado por la casa de instrumentos que lo representa, Yamaha México, Díaz viajó a la Sierra Juárez para trabajar con las agrupaciones juveniles de esa localidad que, considera, tienen un alto nivel musical. “Curiosamente, aunque están en la misma comunidad, estas bandas no han tenido una buena relación desde sus inicios; este curso busca unirlas a través de la música, ahora con el apoyo de Yamaha México. El profesor de clarinete y el de percusión los juntaremos por primera vez. La idea es que más adelante puedan tener proyectos en conjunto”, indicó. Díaz, artista exclusivo de la firma japonesa Yamaha, empresa con la que realiza diversos proyectos en pro de los jóvenes músicos latinoamericanos, programó el magno concierto para el próximo jueves 5 a las 18 horas en la explanada de San Bartolomé Zoogocho. El músico ha participado con la Opernhaus Zürich, y en México es el trombonista principal de la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional (OFUNAM), de la Filarmónica de la Ciudad de México y de la Orquesta Sinfónica Nacional. Faustino Díaz, trombón principal de la Daegu Symphony Orchestra en Corea del Sur, a la que perteneció un año, empezó a trabajar el lunes 2 en la Sierra Juárez con las bandas del Bachillerato Musical Comunitario número 40 y la del Centro de Integración Social número 8, donde iniciaron una serie de talleres, clases individuales y master class. El músico, quien en 2013 fue el primer trombonista latinoamericano en ganar un concurso internacional de trombón en Jeju Corea, realiza talleres en los que también participan el clarinetista Isidro Muñeton y el percusionista Julio César Hernández. Además, promueve un taller de limpieza y reparación de instrumentos impartido por el laudero Agustín Illescas. La familia Díaz tiene una tradición de más de 100 años en la música, y su preocupación por el perfeccionamiento y reforzamiento musical ha llevado al trombonista, tubista, trompetista y arreglista a impulsar proyectos musicales en distintas comunidades del estado de Oaxaca.

Otras Noticias