Tony Camargo, la sabrosa voz de 'El año viejo”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tony Camargo, el artista jalisciense que popularizó la pegajosa canción tropical “El año viejo”, falleció a los 94 años, la tarde del miércoles 5, informó el poeta e investigador musical yucateco Luis Pérez Sabido. Así lo señaló a la Agencia informativa Proceso (Apro): “Con profunda pena participamos a la comunidad artística de México que hoy 5 de agosto de 2020, a las 17 horas, falleció en Mérida, Yucatán, el legendario cantante tapatío Tony Camargo, a la edad de 94 años.” https://youtu.be/l2_uuh5u_68 Antonio Camargo Carrasco nació en Guadalajara, Jalisco, el 1º de junio de 1926, en el seno de una familia de artistas de carpa. Tenía dos años cuando sus padres fijaron su residencia en la Ciudad de México. Hacia 1942, con 16 años de edad, se inició como cantante del conjunto de David Ferruca en el cabaret La Conga. La Fonoteca Nacional publicó un tuit donde destaca que Camargo fue “sin duda una de las grandes figuras de los salones de baile”. https://youtu.be/tjhVWz_1KL0 En su obituario para el artista, Luis Pérez Sabido apuntó: “Posteriormente pasa a formar parte del conjunto de Chucho Rodríguez, en el cabaret Montparnasse, con el cual canta en programas de la XEW y XEQ. Hace giras por varias ciudades del país y actúa en salones de baile como Los Ángeles, Smirna Club, Floresta, Club Anáhuac, Chamberí, Pavillón, Swing Club, Salón Colonia y otros más, alternando con las orquestas de Dámaso Pérez Prado, Arturo Núñez, Luis Arcaraz, Leopoldo Olivares, Mariano Mercerón, Ramón Bocos Rosado, ‘El Chino’ Flores, y otras más. “Alterna con Beny Moré en el Follies Bergere. Con él, canta los boleros ‘Esta noche corazón’ y ‘Sin razón ni justicia’, de Chucho Rodríguez, y la guaracha ‘Deja que suba la marea’, de Otilio Porta. En 1950, graba en sello Peerless acompañado del conjunto de Memo Salamanca. En 1951, Pérez Prado lo invita a cantar con su orquesta en el Teatro Margo. https://youtu.be/zYVlSCO6-Sg “En 1952, viaja a Caracas para ser intérprete con la orquesta del venezolano Luis Alfonso Larráin y donde permanece casi dos años. A su retorno, trae material musical que graba en el sello RCA Víctor en 1953 y alcanza mucho éxito, sobre todo con ‘El año viejo’, del colombiano Crescencio Salcedo (1913-1976).” https://youtu.be/Y0taPK8fYGs También hizo célebres “La engañadora”, “El hombre aparecido”, “El negrito del Batey”, “El partido por la mitad”, de Manuel Jiménez, y muchos temas más. https://youtu.be/bbSeySrAVyM “En su larga carrera actúa en radio, televisión, cine, teatro, salones de baile, giras nacionales e internacionales. En julio de 1968, hace una gira de cinco semanas por el norte del país. En 1986, vive tres años en Mérida y se integra como cantante a la Orquesta de la Secretaría de Protección y Vialidad, dirigida por Bartolomé Loría. Canta en el restaurante La Prosperidad acompañado del grupo Armónico 5. Entre su repertorio destacaron canciones de Wello Rivas, Luis Demetrio, Coqui Navarro y otros compositores yucatecos. https://youtu.be/a_syrcVLMRY “Para 1989, regresa a la ciudad de México y, tras breve estancia, vuelve a Mérida y se incorpora a la Orquesta del Ayuntamiento, por invitación de su director Carlos Uicab. Desde entonces, participa como cantante en las serenatas yucatecas del Parque de Santa Lucía y en diversos eventos organizados por el municipio.” En julio de 2010, el ayuntamiento de Mérida le otorgó un reconocimiento por su fructífera trayectoria. https://youtu.be/w7a3olqlfdY Tony Camargo vivía en Mérida con quien fuera su esposa, Guadalupe González, de origen yucateco --quien falleció ya hace algunos años--, manifestó finalmente el poeta Pérez Sabido. “La Sociedad Artística Ricardo Palmerín de Yucatán se une al duelo que embarga al gremio artístico de la América Latina por tan sensible pérdida.” Entrevistado en diciembre de 1998 por el experto musicólogo tabasqueño Ernesto Márquez “Mamboleto” y Luis A. Boffil Gómez para La Jornada, Tony Camargo sostuvo una conversación (“Yo no olvido ‘El año viejo’, dice un Tony Camargo casi olvidado”) en la península del Mayab, de la cual reproducimos el perfil de los periodistas y su diálogo: “Olvidado como tantos otros valores del quehacer musical bailable, Tony Camargo sobrevive a su leyenda ‘talacheando’ como cancionero en una pequeña orquesta del ayuntamiento de Mérida. Él dice vivir feliz. Tiene una esposa que lo mima, un negocio de pollos que le aporta el complemento económico para vivir más o menos con dignidad y una canción que es todo un clásico en las fiestas decembrinas: ‘El año viejo’. Un porro tan alegre como él que le ha valido para una involuntaria y curiosa inmortalidad… “Modesto, Tony Camargo no parece lamentar el paso de los años en donde la música y las bandas nacionales y extranjeras hacían gastar ‘la suela de los zapatos’ a miles de cumbancheros.” --¿Estuvo usted retirado? --No, sólo que los tiempos cambian y decidí llevar una vida más tranquila aquí, en Yucatán. --¿Cómo le va actualmente? --Bien, tal vez no con el éxito que yo haya querido, pero no me puedo quejar. --¿Siente que no tiene el reconocimiento suficiente? --No lo sé. Eso depende de los productores de discos y del público; pero no me siento mal por eso. --¿El público lo reconoce todavía? --Afortunadamente sí. --¿Que le piden que cante? --Lo mismo de siempre (ríe)... “La pastora”, “El año viejo”... --¿Qué opina del llamado “boom” de la música cubana? --Me gusta; los productores y la gente recobran el buen gusto por la música. --Al escuchar a las nuevas generaciones de músicos, ¿le disgusta algo en particular? --Sí. Que hagan a ritmo de quebradita canciones tan preciosas como “La culebra” y “Bonito y sabroso”.

Otras Noticias