Detrás del ántrax vendrían la viruela, la peste y el botulismo

martes, 30 de octubre de 2001
Guadalajara, Jal , (apro)- De confirmarse que la propagación del ántrax forma parte de una estrategia terrorista --como parece hasta hoy--, estaríamos ante el grave riesgo de que otras bacterias, como la de la viruela, plaga o peste, tularemia y botulismo, pudieran difundirse, sobre todo, en Estados Unidos y el resto del mundo, aseguró el infectólogo Héctor Raúl Pérez Gómez, entrevistado por Apro Por la relativa facilidad con que podría escaparse la viruela --negra, por supuesto, erradicada en 1972-- de alguno de los laboratorios donde se cultiva en el mismo Estados Unidos o en Rusia, estaríamos frente a uno de los mayores peligros de epidemia que nos pudiéramos imaginar, en caso de una "guerra bacteriológica", sobre todo si se toma en cuenta que esta enfermedad, contrario al ántrax, sí se disemina por contagio Se estima que por cada persona que la padece otras 20 pueden quedar infectadas Claro que frente a esto tendrían que aplicarse millones y millones de vacunas pero, mientras tanto, el riesgo ahí está, subrayó el especialista Las esporas del ántrax, que son microscópicas, tienen capacidad de resistir el medio ambiente durante décadas, y los suelos predominantemente contaminados son pastizales que sirven a herbívoros y éstos, a su vez, pueden ser los vehículos para su transmisión al humano, cuando se ingiere carne contaminada, por ejemplo, y entonces se produce el ántrax gastrointestinal, aunque la forma más rápida de desarrollarse y casi siempre mortal, si no se detecta y se combate a tiempo, es por inhalación, aunque los brotes más comunes (90 por ciento) que ha habido en el mundo han sido por contacto de esporas con piel, llamado ántrax cutáneo Este tipo de ántrax es mucho más benigno y sólo se complica en 10 por ciento de los casos, como ya sucedió en Guadalajara en 1976, cuando a un paciente que tenía este tipo de bacteria en la piel se le alojó finalmente en el cerebro y murió Un caso raro, pero se dio No obstante, el más grave de todos es el ántrax pulmonar, que se produce por inhalación y llega hasta el alvéolo Es éste al que le estarían apostando los terroristas y no se descartaría que lo dispersaran no sólo a través de cartas, como se hace hasta ahora, sino a través de aerosoles e incluso por la vía aérea, aviones o avionetas, porque es fácilmente diseminable Recuerda el doctor Pérez Gómez que en 1976, en la antigua Unión Soviética --uno de los varios países que han reconocido haber desarrollado armas biológicas al lado del mismo EU, Corea del Norte, Irak e Irán, entre otros--, se rompió un contenedor de ántrax; se contaminaron 79 soldados y de esos sólo sobrevivieron diez, porque la cantidad de esporas aspiradas fue muy alta En caso de inhalar una gran cantidad de esporas, la muerte puede ser casi fulminante, aunque la incubación de la enfermedad puede durar de 3 a 60 días No descarta el investigador de la Universidad de Guadalajara que algunas personas que trabajan en carnicerías puedan adquirir la bacteria de animales contaminados y, a su vez, que la gente que consuma esa carne pueda también adquirir el ántrax, por lo que las autoridades sanitarias tienen que tener extremo cuidado al verificar cada animal, sobre todo reses, cabras y borregos Explica el doctor que las células llamadas macrófagos, se llevan la bacteria hasta los ganglios linfáticos, que están en el centro del tórax, que se llama mediastino, y luego esos ganglios empiezan a crecer mucho y llegan a desarrollar hemorragias interiores, que se pueden verter al mediastino y llevar a lo que se conoce como mediastinitis hemorrágica Cuando eso sucede, sobreviene un estado de choque y finalmente la muerte El tiempo que tardan esas células en transportar la espora, que en su trayecto se convierte en bacteria en su forma activa, se lleva entre 3 y 14 días Si en ese lapso se aplica un tratamiento, se puede reducir la mortalidad El problema está en que en esa fase el paciente puede no tener síntomas o son muy leves, y son muy similares a los de un resfriado, como dolor de huesos, muslos, dolor de cabeza , fiebre Por fortuna, la bacteria del ántrax es muy sensible a antibióticos comunes, como penicilina o ampicilina, en el caso del cutáneo Se ha sugerido que en casos más graves, el tratamiento se haga con ciprofloxacina, un medicamento nuevo, con no más tiene 15 años en el mercado Otro antibiótico efectivo es la doxiciclina En caso de duda, se pueden ingerir como medida preventiva La persona que haya tenido contacto, podría recibir inmediatamente este antibiótico por espacio de 60 días, que es el tiempo que puede transcurrir para desarrollarse la enfermedad Ante la sicosis provocada por cartas sin remitente procedentes de la Unión Americana, se recomienda que, en caso de sospecha, no se abra la correspondencia, se deposite en una bolsa de plástico, se cierre bien y se llame a las autoridades sanitarias o a la policía, y en última instancia usar cubrebocas

Comentarios