Tras los ataques terroristas, nuevo enfoque migratorio

martes, 30 de octubre de 2001
Washington - Reforzar el control fronterizo desde una perspectiva exclusivamente coactiva no es la manera más efectiva de reducir la inmigración indocumentada, y eso quedó demostrado con los atentados terroristas del 11 de setiembre, cuyos perpetradores "ni siquiera tuvieron necesidad de entrar ilegalmente", sino que aprovecharon las numerosas fallas del sistema Así lo señaló a Apro Deborah Waller Meyers, una de las principales analistas del Migration Policy Institute (MPI), de Washington, según el cual, aún antes del 11 de septiembre, los intereses de las regiones fronterizas recibían una atención "inadecuada y a veces no bienvenida" de parte de las administraciones federales, en especial porque los gobiernos piensan que sus responsabilidades hacia esas zonas "pasan por el marco de las 'razones de Estado'" Las cosas empeoran cuando esto se combina con "las preocupaciones sobre 'seguridad', reforzando la tendencia de las burocracias a tomar decisiones unilaterales y llevando a la devaluación de las dinámicas y preferencias locales", dice el MPI El análisis, que cobra especial significado en la frontera entre Estados Unidos y México, forma parte de las conclusiones del libro Caught in the middle: border communities in an era of globalization, que el MPI publicará en los próximos días y a una de cuyas copias accedió Apro Según Waller Meyers, "nuestras conclusiones y recomendaciones siguen siendo relevantes" después de los atentados terroristas de septiembre contra el Pentágono y las Torres Gemelas de Nueva York Los autores del volumen señalan que "a lo largo de la frontera mexico-estadunidense, la ansiedad alrededor del tema de las drogas y la inmigración no autorizada llevó a la fortificación (de la zona) y al desarrollo de un activo marco político que deja poco espacio a la otra principal función de la frontera: facilitar el tráfico legal y el comercio" Ahora, tras los ataques, al problema de los estupefacientes y de la inmigración ilegal se agrega el de la seguridad antiterrorista El jueves último, la prensa de Estados Unidos brindó destacado espacio a la difusión de los nuevos datos surgidos del censo 2000, según los cuales son 8 millones, y no 7, los inmigrantes indocumentados que viven en el país, la mayoría de ellos provenientes de México y de América Central Para los diarios de Washington, por ejemplo, la divulgación de las nuevas cifras le hacen un flaco favor al proyecto de amnistía para los trabajadores indocumentados, una idea que ya había sido golpeada de manera fulminante el 11 de septiembre, pocos días después de que la visita del presidente Vicente Fox despertara una fuerte ola de consenso, en especial en el Congreso Tras los atentados, en cambio, cualquier idea de amnistía o de alivio de los controles fronterizos dejó lugar a las nuevas medidas de refuerzo antiterrorista "Durante la elaboración del libro --explicó la investigadora-- nosotros nos preguntamos si construir la frontera desde una perspectiva de la coacción es la mejor manera de reducir la inmigración no autorizada, y nuestra hipótesis es que no lo es" Según Waller Meyers, "eso quedó demostrado el 11 de setiembre, donde los terroristas ni siquiera necesitaron entrar ilegalmente cuando existen numerosas maneras de aprovechar los agujeros del sistema para entrar legalmente a través de las puertas de ingreso" al país Las políticas con esos criterios de coacción, agrega, "no solamente son ineficaces para alcanzar nuestras metas globales sino que también tienen implicaciones negativas para los lazos sociales y económicos de las comunidades fronterizas, y los residentes y negocios de esas comunidades" Sin embargo, la autora se muestra optimista cuando afirma que "a menudo, las comunidades locales son más realistas alrededor de estos asuntos y encuentran formas innovadoras para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades que ofrece la vida en la frontera" En el futuro, si las ideas más conservadoras no terminan de imponerse aprovechando las consecuencias del 11 de setiembre, se puede pensar en una frontera donde ambos países compartan "objetivos comunes", dice la investigadora Precisa: "Podemos pensar en una situación donde ambos países compartan metas, en términos de mantener alejados objetos y personas no deseadas y trabajar de manera cooperativa para lograrlo, compartiendo información, llevando adelante entrenamientos y potenciales inspecciones conjuntas, reforzando la vigencia de las leyes y la cooperación entre los servicios de inteligencia, y preparando juntos un régimen común de visados "Focalizándose en una sola región, como puede ser el perímetro de seguridad de América del Norte, es más fácil mantener afuera a la gente (peligrosa) que perseguirlos una vez que están adentro", afirma Para el MPI, Estados Unidos "puede alcanzar muchos más de sus objetivos trabajando junto a los servicios de inteligencia y las agencias de seguridad de sus aliados en la 'guerra contra el terrorismo', particularmente con sus socios, México y Canadá, que trabajando solo" Entre las conclusiones del libro --cuyo otro editor, Demetrios Papademetriou, tuvo una destacada participación en la audiencia que el 17 de octubre pasado llevó adelante el subcomité sobre Inmigración del comité Judicial del Senado estadounidense sobre el problema del terrorismo--, los autores afirman que el control fronterizo "tiene que ser un medio para alcanzar un objetivo y no un objetivo en sí mismo" Las nuevas normas de control que se aproximan tras los atentados terroristas deberán desarrollarse en una región donde las políticas federales "suelen ser inconsistentes, incluso erráticas, con tendencias que van desde la falta de atención a la concesión de 'un tipo equivocado' de atención", señalan Y, en ese nuevo escenario, "los gobiernos y las burocracias harán lo que les resulta más natural: las administraciones federales reafirmarán los controles, en particular cuando perciban algún nivel de amenaza, y las agencias relevantes buscarán convertir esos miedos en recursos adicionales, creciendo en tamaño e influencia"

Comentarios