Asegura Mota Sánchez que no hubo guerra sucia en los 70

martes, 27 de noviembre de 2001
--El senador priista afirma que el gobierno sólo combatió a grupos subversivos que trataban de destruir a las instituciones --Considera el general que si algunos soldados o policías actuaron fuera de la ley deben ser sometidos a juicio MEXICO, D F, 27 de noviembre (apro)- El general y senador del PRI, Ramón Mota Sánchez, dijo que la CNDH cumplió con sus responsabilidades al presentar el informe sobre presuntos desaparecidos No obstante, rechazó el término de "guerra sucia" al argumentar que el gobierno de entonces "actuó bien", pues combatió a grupos subversivos que trataban de destruir las instituciones que creó la Revolución Una vez presentado ante el presidente Vicente Fox, el informe de la CNDH sobre 532 desaparecidos por cuestiones políticas en esa época, fue analizado por el general retirado, quien defendió la actuación del Ejército para combatir a la guerrilla que intentaba derrocar al gobierno Sin embargo, aclaró que si soldados o policías actuaron fuera de la ley, torturando o desapareciendo a los detenidos, deben ser sometidos a un juicio "Corresponde al Gobierno federal actuar", acotó el legislador egresado de las fuerzas militares, exjefe de la policía del Distrito Federal, donde creo el grupo "Zorros", y exlíder del movimiento Unidad Revolucionaria que agrupa al sector militar dentro del PRI Entrevistado luego de que el presidente de la CNDH entregó a Fox el informe sobre la investigación de la lista de desaparecidos políticos, el general Mota Sánchez aseguró que "no hay ningún motivo de vergüenza" por la forma en que actuaron las fuerzas armadas entonces "El Ejército cumplió con su deber al defender a las instituciones Donde quiera hay buenos y malos, y quienes se excedieron que vayan a juicio", sostuvo el senador De acuerdo con el informe de casi 3 mil cuartillas, del total de desaparecidos, se descubrió que en 275 hubo tortura y desaparición forzada, alguno de los cuales fueron en instalaciones castrenses como el Campo Militar Número Uno, la Base Aérea de Pie de la Cuesta y en el cuartel de Atoyac, Guerrero, y en otros más En las conclusiones de la investigación hay un señalamiento político sobre la responsabilidad del Estado mexicano, y también de la participación de elementos militares y policiacos en las desapariciones de guerrilleros y luchadores sociales El general Mota precisa: "No estoy de acuerdo con el término guerra sucia porque a diferencia de lo que ocurrió en Centroamérica, en México fue una lucha violenta en contra de grupos subversivos que trataban de derrocar al gobierno" La diferencia entre lo que hizo el gobierno mexicano y los centroamericanos para combatir a la guerrilla de esa época, argumentó el general, fue que los gobiernos militares de Centroamérica optaron por la "guerra sucia", por acciones legales e ilegales, para permanecer en el poder Mientras que en México hubo una "lucha violenta" para combatir a grupos que pretendían acabar con las instituciones Por eso, a su ver, en "términos generales" el gobierno actuó bien y el Ejército y la policía también porque combatieron a grupos que estaban siendo apoyados por el extranjero "Eran los tiempos de la guerra fría y esos grupos recibían ayuda de los soviéticos, por los comunistas", dijo Sobre Lucio Cabañas, el senador sentenció: "Era un elemento subversivo que pretendía destruir a las instituciones establecidas por la Revolución para desarrollar el país" Por eso, añadió, no se justificaba su existencia ni su lucha "porque era equivocada porque desde la Revolución los cambios de gobierno se han hecho por las elecciones y no por la lucha armada", argumentó el militar Finalmente, aseguró que hay "resabios" de integrantes de estos grupos entre el EZLN y el EPR Juicio político a Soberanes Por otro lado, en la sesión del Senado, la legisladora del PRD, Leticia Burgos, criticó al presidente de la CNDH por haber "filtrado" a la prensa partes del informe sobre los 532 desaparecidos durante la llamada guerra sucia, ante de mostrárselo a los senadores y de haberlo entregado al presidente Fox Dijo que dicho informe tiene muchas confusiones porque en algunos casos se especula con la vida de los desaparecidos "Confusiones, omisiones graves e irregularidades en su entorno nos hacen prever un engaño más en materia de desaparecidos políticos en México", dijo la senadora al tiempo de señalar que la forma en que actuó el presidente de la CNDH afecta a la prevalecencia de los derechos humanos Además propuso que si el presidente de la CNDH no cumplió con su deber de garantizar la protección de los derechos de las familias afectadas, y tampoco entregó al Senado las conclusiones de los casos, "debe renunciar o debe encarar la posibilidad de un juicio político" "No queremos una CNDH que no tenga autoridad, prestigio y superioridad moral Mucho menos que al frente de la misma existan personas que no honran su función pública", sentenció la legisladora desde la tribuna legislativa