"Una utopía, que nos enjuicien", reta Sam López

miércoles, 28 de noviembre de 2001
Colima, Col (apro)- Jesús Antonio Sam López, uno de los jefes policiacos que combatieron a los movimientos guerrilleros de los años setenta, desestima la intención de investigar las desapariciones forzadas de personas ocurridas en esos tiempos, y reta: "Hay una cosa que se llama prescripción de los delitos" Abunda: "Es como si quisiéramos, fuera de época, detener a Jack El destripador; esto fue hace 200 años, pero por qué no? hay que revivirlo: así como vamos, se vale", ironiza Pone otro ejemplo: "Estamos ante una utopía Es como si usted levanta un acta por un terreno despojado en la Luna ¿Se vale?" --¿Quiere decir que ya no debe tocarse el asunto de los desaparecidos? --Que se defienda quien deba hacerlo, y de acuerdo con la ley, a ver qué recurso interpone Hasta ahora no hay nada concreto En entrevista, Sam López, actual procurador general de Justicia de Colima, asegura que desde su cargo como director de la Policía Judicial del Distrito Federal, entre 1970 y 1976, nunca ordenó la desaparición de nadie y, por lo tanto, las indagatorias sobre lo sucedido en ese entonces "me tienen sin cuidado, porque tengo la conciencia tranquila" Más aún, el funcionario considera que la actuación de la policía en esa época, "dentro de los cánones legales, como se llevó a cabo, ayudó a la paz y tranquilidad que ahora tiene este país" Con fama de policía "duro", como él mismo lo ha reconocido, Sam López ha sido director del penal de las Islas Marías, procurador de Justicia de su natal Nayarit, funcionario de la PGR y, desde hace siete años, procurador de Colima A lo largo de su carrera policiaca ha sido acusado de ejercer actos de tortura y tolerar esa práctica de parte de sus subordinados En octubre de 1996, en una comparecencia ante el Congreso local, Sam López rememoró la actuación de la Policía Judicial en la lucha antiguerrilla, y reconoció el "trabajo sucio" que realizó la corporación "Su servidor y amigo ?dijo a los diputados-- vivió ya la guerrilla hace 25 años Mi director y subdirector en ese tiempo fueron enviados al hospital heridos, su servidor también Es cierto, ya la vivimos, y puedo decirles que a la Policía Judicial, no sólo la del Distrito Federal, que estaba a mi mando en ese entonces, sino las de toda la República, se encargaron del trabajo sucio Nos apoyaron las fuerzas armadas, por supuesto, pero el trabajo sucio lo realizó la policía" Ahora, en la entrevista, el jefe policiaco se refiere así al papel jugado por la policía a su mando: "Le tocó darle paz y tranquilidad al país ¿Cuál fue el trabajo? Simple y sencillamente detener delincuentes y mandarlos al penal, a disposición del juez Las cosas se hicieron desde el punto de vista constitucional, de acuerdo con la ley Nunca se hizo otro trabajo" Comenta que nadie reconoce el trabajo de la policía "La mejor prueba es que tengo en el cuerpo un plomazo calibre 45, ¿y quién defendió mis derechos humanos cuando me dieron el balazo? Hasta la fecha sigo esperando que me digan Me mandaron al hospital, estuve un mes y ya me andaba muriendo" Los integrantes de las corporaciones policiacas que combatieron la lucha armada, afirma Sam López, "nomás nos lamemos las heridas, no hay problema; yo siempre he dicho que la policía está formada por hombres; a mí me enseñaron a ser hombre, me hirieron y me aguanté ¿A usted no le duelen los huesos cuando hace frío?; a mí sí Es parte de nuestro trabajo, para eso nos pagan, inclusive por morirnos No me quejo, pero también puedo pedir mis derechos humanos He enseñado a mis hijos a aguantarse como hombres; si otros no se aguantan, ese es su problema" --En este caso, ¿quiénes son los que no se aguantan? --No sabría decirle Yo no señalo a nadie Hablo por mí en lo personal Los demás, que digan lo que quieran, yo no respondo ni hablo por nadie En todo caso, afirma Sam, "debe investigarse por ambas partes, ¿o no debe ser imparcial la ley? Habiendo imparcialidad en las investigaciones, adelante Es justo que se conozca lo que ocurrió, pero por ambos lados" --¿Qué piensa de la creación de una Fiscalía Especial que investigue los hechos? --Yo ni apruebo ni desapruebo Lo que puedo decir es que las fiscalías no existen Podrá haber un Ministerio Público especial, de acuerdo, pero para hablar de fiscalía se tendría que reformar la Constitución; aunque es cuestión de nombre y cada quien bautiza a su hijo con el nombre que quiere En relación con las denuncias por desapariciones forzadas de personas, manifiesta: "Que lo prueben, que señalen responsables y que cada quien se defienda Es muy legítimo que se investigue No hay nada que objetar El que nada debe, nada teme Adelante Yo respondo de mis propios actos, si es que tengo que responder, pero como tengo mi conciencia tranquila, aquí estoy" --Desde su perspectiva de jefe policiaco, ¿cómo le tocó vivir aquella época? --Ya lo viví y ya lo olvidé Ahora soy procurador de Justicia en Colima Lo pasado es pasado Es como la novia que tuvo usted en la infancia o la juventud: ya pasó La ve ahora, y dice: ?Gracias a Dios que no me casé con ella, o ¡qué pena, se me fue!? Son experiencias vividas y por lo tanto quedan en el arcón de los recuerdos --¿De qué tipo son los recuerdos? --Es una experiencia nada más No quiero saber si fue buena o fue mala, quedó como experiencia --¿Qué piensa de policías como Miguel Nazar Haro? --Es un buen hombre que se dedicó a trabajar y a servir al país Es todo lo que puedo decir de él ¿Que si hizo bien o hizo mal?, ya responderá de sus actos --¿Qué opina del papel de la Dirección Federal de Seguridad y de la Brigada Blanca? --No opino, el director de la Dirección Federal de Seguridad era otro Yo fui director general de la Policía Judicial del DF A la Brigada Blanca no la conocí Se creó en junio de 1976, y en ese entonces yo ya era procurador de Nayarit --¿Qué impresión le deja el hecho de que se reabra el capítulo de los setenta? --Es problema de quien lo revive Yo vivo en paz, feliz, gozando de mis hijos, nietos y mi esposa, en santa paz Creo que cumplí con mi deber como debí haberlo hecho

Comentarios