Al iniciar su campaña por la presidencia del PRD, Robles promete terminar con el partido de "cuotas"

viernes, 30 de noviembre de 2001
México, DF - Ante unos dos mil simpatizantes de diversas organizaciones populares de la Ciudad de México, Rosario Robles anunció el inicio de su campaña por la presidencia nacional del PRD, al tiempo de señalar que terminaría con el partido de "cuotas" y rechazar la posibilidad de alianzas con el gobierno de Vicente Fox "Somos partidarios del diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales, con todos los actores políticos Pero queremos un diálogo fructífero, de cara a la Nación, que ponga en el centro los grandes problemas nacionales y que se traduzca en la reforma del Estado, en la reforma económica, social y cultural que México necesita", expuso Robles Berlanga ante el auditorio del Centro de Negocios, donde se reunieron sus seguidores "No queremos simulaciones ni remozamientos simples de fachadas para aparentar que las cosas cambian cuando todo sigue igual; no somos partidarios de la frivolidad por la sencilla razón de que por origen y por historia no podemos olvidar que lo que está de por medio no es el PRD, sino la esperanza y la vida de millones de mexicanos que hoy se debaten entre la pobreza, el desempleo y la desigualdad", sentenció Rosario Robles lanzó su candidatura una vez que las autoridades judiciales resolvieron que no tenía ninguna responsabilidad por las denuncias que presentaron diputados capitalinos del PAN, presuntamente por haberse excedido en los gastos de imagen cuando era jefa del Gobierno del Distrito Federal Armando Quintero, coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y Carlos Imaz, líder perredista en la Ciudad de México, quienes se han convertido en los principales miembros de su equipo, organizaron el acto al que asistieron taxistas, microbuseros y estudiantes de la UNAM En medio de gritos de "sí se puede", Rosario Robles hizo una crítica directa a las alianzas y acuerdos con el PAN y el gobierno foxista que el Comité Directivo encabezado por Amalia García ha tenido después de las elecciones del 2 de julio del 2000 "Diálogo no significa renunciar a nuestros principios, tampoco abandonar nuestro perfil e identidad y nuestra profunda convicción de que representamos un proyecto alternativo al que hoy nos gobierna", expuso desde el pequeño atril resguardado por exmiembros del Consejo Estudiantil Universitario Con claridad expuso la necesidad de tener una política de oposición al gobierno de Fox, al señalar que el PRD debe abanderar la lucha contra la desigualdad social, la falta de equidad y la intolerancia "Seguiremos levantando la voz mientras se pretenda enfrentar esta lacerante realidad con un esquema gerencial, antipopular, carente de todo contenido social, y profundamente ignorante de nuestras raíces, de nuestra identidad y de nuestras aspiraciones" Dijo que en un año el gobierno panista no ha cumplido con sus promesas de campaña sino, al contrario, la sociedad ha padecido el "rancio conservadurismo" y las amenazas de privatizar el petróleo, la electricidad e imponer impuestos a los pilares básicos de la economía Incluso, acusó al PAN de haber pactado con el "priismo más corrupto" que ganó las elecciones de gobernador en Tabasco con el madracista Manuel Andrade Por eso insistió en que las alianzas del PRD no deben ser con el PAN ni con Fox, sino con la sociedad "que reclama un cambio democrático" Robles utilizó frases del EZLN para identificar al PRD con las causas sociales: "Nuestro principal compromiso es con los de abajo, con las clases medias, con los jóvenes y las mujeres, con los rostros que con dignidad llevan el color de la tierra, con los empresarios que con decencia y honradez han apostado por este país" En el acto convocado por el escritor Paco Ignacio Taibo y al que no asistió ninguno de los Cárdenas, como se esperaba, Rosario Robles sostuvo que la bandera del PRD tiene que ser la "democracia social, participativa y verdaderamente republicana", y los compromisos con la defensa de la soberanía en petróleo y electricidad, por la educación laica y gratuita, un Estado con responsabilidad social, una economía soberana en tiempos de globalización y de respeto a los derechos de los indígenas La exjefa del gobierno capitalino leyó un largo documento en el que expuso sus principales propuestas de campaña como candidata a la presidencia nacional del PRD, que se definirá en marzo del 2002 Convocó a un "debate de altura" y a no perder de vista que el verdadero adversario no está dentro del PRD "El PRD debe ser un partido ciudadano ajeno a formas corporativas y clientelares; el PRD no puede seguir siendo un partido de cuotas Es y debe ser el partido de todos y todas", demandó Robles, tras afirmar que su partido está ante la oportunidad de ser el principal cauce de las demandas de la sociedad mexicana En este sentido sostuvo que el país necesita "un partido poderoso de izquierda que represente una alternativa de desarrollo económico independiente con igualdad y democratización social" Para cerrar el acto, mencionó el triunfo de Lázaro Cárdenas en Michoacán, como ejemplo de que el PRD es un partido "vivo y vigente", a pesar de las intenciones del PRI y PAN de establecer un bipartidismo político en el gobierno 29/11/01