López Portillo se deslinda de la "guerra sucia" y pide exculpar al Ejército

viernes, 30 de noviembre de 2001
México, DF - El expresidente de México, José López Portillo, rechazó saber quién o quiénes fueron los responsables de las desapariciones políticas y demás violaciones a los derechos humanos ocurridas entre las décadas de los setenta y ochenta, durante la llamada "guerra sucia" "¿Cuál guerra sucia?", preguntó extrañado Al participar en una conferencia de prensa sobre la historia de México y España, en el Claustro de Sor Juana, López Portillo fue cuestionado sobre los desaparecidos que hubo durante su sexenio, los cuales forman parte del reciente informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) Deploró que de se den a conocer estos hechos ahora, "porque se hace un batidillo de algo que ocurrió hace mucho tiempo, que en muchos sentidos está prescrito y del que no tengo ya registro ni memoria Soy un viejo que ha sufrido enfermedades y por eso se establece la prescripción (de delitos), para que las partes de memoria no lo hagan padecer Probablemente se ha politizado" Dijo no saber nada de las supuestas desapariciones forzadas: "Yo no fui, no soy policía, fui presidente de la República" Ante esto se le preguntó si no era omisión de su parte decir que no sabe nada Y contestó tajante: "No Tengo mis derechos y quiero saber la acusación que se me hace, porque humanamente no puedo acordarme de todo en mi régimen, para eso hay división del trabajo" Visiblemente molesto por la difusión que han hecho los medios sobre el informe de la CNDH, el expresidente coincidió con Luis Echeverría en exculpar al Ejército Mexicano de lo que sucedió en los setenta y los ochenta, y afirmó que éste sólo cumple con su deber "Tengo mi conciencia tranquila", concluyó Por otra parte, dirigentes del movimiento estudiantil de 1968 rechazaron el informe de la CNDH, presentado este martes por el titular del organismo, José Luis Soberanes, pues afirmaron que el documento sólo crea una situación de "incertidumbre política y jurídica" En conferencia de prensa, Raúl Alvarez Garín, Ignacia Rodríguez y Fausto Trejo denunciaron que al dejar en el anonimato oficial a los responsables de las matanzas y desapariciones políticas, también se dejan recursos oscuros para evadir responsabilidades penales "El informe de la CNDH ?indicaron-- busca diluir la responsabilidad política de los más altos funcionarios del gobierno y las relaciones de complicidad y subordinación que dieron lugar a esas políticas criminales" Los integrantes del movimiento 1968-1998 sostuvieron que con el informe el ombudsman nacional sólo pretende fincar responsabilidades de los delitos señalados en autoridades de tercer nivel Por eso retaron al gobierno federal para que abra los archivos, no sólo del Cisen sino de la Secretaría de la Defensa Nacional, y que se muestren al público los partes militares de los que participaron en la "guerra sucia" Alvarez Garín comentó que la Brigada Blanca fue grupo especial de persecución y exterminio que surgió al mismo tiempo que se desplegó el Plan Cóndor, alentado por la CIA, para reprimir a opositores a las dictaduras militares del Cono Sur latinoamericano El líder estudiantil señaló a Jorge Carrillo Olea y Luis Echeverría como dos de los principales responsables de los actos criminales cometidos en esa época, por lo que afirmó que si se quiere llegar al verdadero fondo del problema, habría que fincarles responsabilidades y llevarlos a juicio 29/11/01

Comentarios