Juan Diego, futuro santo cuestionado

lunes, 24 de diciembre de 2001
El Papa Juan Pablo Segundo aprobó la canonización del beato Juan Diego, después de que la Congregación para la Causa de los Santos avaló los milagros que se le han atribuido, por lo que el chichimeca se convertirá en el primer santo indígena del mundo, a pesar de que su existencia no ha sido históricamente comprobada "El encuentro con la madre de Dios potenció su camino de fe y consagró el resto de sus días a custodiar la primitiva capilla de Guadalupe", dijo la Congregación, once años después de que fue beatificado el 6 de mayo de 1990 La canonización se dio luego de que el Vaticano y la Arquidiócesis de México analizaron los milagros de Juan Diego, que enviaron por carta a la ciudad santa algunos creyentes La jerarquía católica está muy satisfecha con el anuncio, culminación de casi 20 años de investigación, aportación de pruebas y defensa de la causa aparicionista, expresó el postulador de la causa del Vaticano, Eduardo Chávez La leyenda de Juan Diego dice que la virgen de Guadalupe se le apareció por vez primera el 9 de diciembre de 1531,vestida de princesa Azteca cuando él caminaba por el Cerro del Tepeyac La virgen pidió al indígena chichimeca que convenciera al obispo Juan de Zumárraga que levantara un altar en su honor, pero nadie quería creer su historia Hasta que un día, Juan Diego regresó del cerro con su tilma llena de rosas que le había mandado cortar la virgen para ofrecerlas al obispo, y cuando éste las dejó caer al suelo, la imagen de la guadalupana quedó retratada en la tilma del ahora beato Y se supone que es la misma de la Basílica de Guadalupe Para los historiadores, lo cuestionable no son "los milagros" atribuidos en la actualidad al indígena, sino su propia existencia y las contradicciones en las que ha incurrido la Iglesia Católica para justificar la canonización Por ejemplo, de acuerdo con el Diccionario Guadalupano, Juan Diego era "un indígena de origen chichimeca, perteneciente a la clase macehual o plebeyo", pero el monseñor Enrique Sandoval sostiene que éste: "era un hombre blanco, barbado, rico y de noble estirpe, descendiente del emperador Moctezuma I y dueño de vastas propiedades" Tampoco ha sido probado el milagro del Tepeyac, reconoce el historiador Miguel León Portilla Es más, en entrevista con Proceso (número 1310) señala que el relato del milagro de Juan Diego proviene de textos europeos, "en los que es muy frecuente encontrar a la virgen, deseosa que se le edifique un santuario" Ya en 1997, el exabad de la Basílica, Guillermo Schulenburg, fue objeto de severas críticas de parte del catolicismo, debido a que públicamente negó la existencia de Juan Diego y de las apariciones de la virgen al indígena en el Cerro del Tepeyac En su momento, los sacerdotes católicos reconocieron que "Schulenburg siempre nos estorbó", y acusaron al exabad de no creer en la existencia de la Virgen del Tepeyac porque "es descendiente de alemanes y porque no le tiene cariño a lo mexicano" Pero en 1996, el postulador de la causa en el Vaticano, Eduardo Chávez, afirmó que "para el caso de Juan Diego, la Congregación de la Causa de los Santos examinó en forma completa y seria el milagro, y llegó a la conclusión que lo que se registró fue un ramillete de milagros" Uno de esos "milagros" presentados al Vaticano fue el de un joven de 19 que intentó suicidarse lanzándose de un segundo piso, en el Distrito Federal Las radiografías mostraban que el muchacho se había fracturado el cráneo, pero después de unos días se solidificó De acuerdo con los propios doctores que lo atendieron, el fenómeno sobrepasa las leyes naturales De esta manera, se cumplió el penúltimo paso para que Juan Diego sea llevado a los altares, puesto que todavía falta la aprobación del Colegio Cardenalicio, integrado por los cardenales de todo el mundo El Papa debe llamar a un Consistorio de Obispos para fijar la fecha de la canonización, después de que los obispos la hayan aprobado Mientras tanto, los llamados "aparicionistas" encabezados por el cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, aseguran que Juan Diego sí existió y dan por hecho el proceso de canonización, al grado de que construirán una Basílica en honor al indígena chichimeca, junto a la de Guadalupe Con la aprobación de la canonización de Juan Diego ?prevista para febrero o marzo--, el Vaticano descartó por fin las tesis antiaparicionistas, las cuales sostienen que Juan Diego es sólo un mito y que jamás ocurrieron las apariciones de la Virgen de Guadalupe Ve más de este especial

Comentarios