López Osuna: las implicaciones

jueves, 27 de diciembre de 2001
México, D F - La muerte del exlíder estudiantil del 68, Florencio López Osuna, tiene muchas implicaciones Si bien es cierto que los primeros informes del forense muestran que murió de insuficiencia cardiaca ocasionada por consumo de alcohol, la circunstancia de su fallecimiento nos podría ocasionar muchas sospechas Dicen que el "hubiera" no existe, pero para analizar la muerte de López Osuna, habremos de utilizar este tiempo con el fin de recorrer los velos que empañan su muerte Había transcurrido apenas una semana y media de que se publicaron las fotos inéditas del 68 en el semanario Proceso cuando Florencio muere en circunstancias extrañas: en un hotel de paso, presuntamente por congestión alcohólica, luego de haber estado con una mujer Si la muerte del exlider del 68 hubiera sido natural, ninguna sospecha estaría recorriendo las versiones de sus excompañeros del movimiento estudiantil, quienes saben del poder de ciertos grupos que ya no están en el gobierno y conocen el significado de la "guerra sucia" Una vez que se publicaron las fotos en Proceso, donde aparecen las imágenes de los integrantes del "Batallón Olimpia", negado por el gobierno durante 33 años, los exdirigentes estudiantiles comenzaron a replantear la idea de crear una comisión de la verdad que se encargara de presentar a las autoridades nuevas pruebas sobre las atrocidades cometidas el 2 de octubre y hacerlas del conocimiento público Señaladamente contra miembros del Ejército y el gobierno, como Luis Echeverría Alvarez La sola idea de publicar nuevas pruebas de culpabilidad en contra de personajes políticos importantes puede ser muy tentador para que algunos grupos hagan valer su poder al mandar el mensaje de: "esténse quietos, ya párenle", como bien lo señaló la exidirigente del movimiento estudiantil del 68, Ana Ignacia Rodríguez La semana pasada recibí varias llamadas telefónicas de interesados en dar su testimonio Muchas de estas llamadas eran de mujeres que habían sido vejadas, violadas y embarazadas por policías y soldados en 1968 y años subsecuentes que se caracterizaron por la represión Sin embargo, dijeron que tenían miedo, que sabían que si hablaban les podría ir mal y preguntaban qué garantía de seguridad les podríamos ofrecer Estas peticiones nuevamente nos pusieron ante la realidad: no hay forma de detener la impunidad, si mataron a Colosio con toda la seguridad que tiene un candidato presidencial, o a Digna Ochoa, a pesar de las advertencias publicas, poco se puede hacer para proteger a un testigo de la masacre del 68 Los que vivieron los "años negros" de los 70 y 80 saben perfectamente que los grupos de poder no se detienen cuando se ven amenazados Pero ¿quiénes son esos grupos de poder? Quizá los hemos visto todos actuando públicamente de una manera normal, pero lo que no sabemos es que detrás de sus puestos o de sus empresas legalmente establecidas tienen negocios turbios dentro del narcotráfico, venta de armas, trafico ilegal de mercancías No son especulaciones, la historia de los Salinas reflejada en el libro del periodista francés Jean Francois Voyer, "La guerra perdida contra el narcotráfico", nos da una muestra Las fotos publicadas en Proceso y una semana después en La Jornada ?acompañadas de documentos oficiales-- son pruebas históricas muy importantes que pueden develar parte de la responsabilidad de quienes actuaron la tarde del 2 de octubre Esa es su importancia, esa es la trascendencia de la imagen de López Osuna que apareció en la portada de Proceso, detrás de la cual aparecen los del "Batallón Olimpia" El viernes 21 de diciembre, cuando se dio la noticia de la muerte del exsubdirector de la Vocacional 5, las estaciones de radio y televisión rápidamente reprodujeron el hecho, dándole la importancia que merecía Horas después perdía fuerza noticiosa con el informe del forense de que se encontraron restos de alcohol en su cuerpo El sábado, los periódicos le dieron todavía menos espacio en sus páginas Ya para el domingo sólo Proceso presentó testimonios, entrevistas y una nueva portada con la imagen de Florencio el 2 de octubre del 68, sólo que en esta ocasión tenía los ojos cerrados La importancia de las fotos, de los testimonios y de las revelaciones que se dieron en las últimas semanas sobre la masacre de Tlatelolco no pueden enterrarse con el cuerpo de Florencio, como se trató de hacer con muchos durante la "guerra sucia", sino al contrario, su muerte tendría que ser motivo para que el gobierno del cambio, el de Vicente Fox, cumpla su palabra de hacer los "ajustes con el pasado" y abrir las puertas de la transición democrática en México 26/12/01

Comentarios