López Obrador: Los resultados aún por verse

miércoles, 5 de diciembre de 2001
En su primer año de gobierno, Andrés Manuel López Obrador cumplió con su principal promesa de campaña: privilegió los programas de corte social para ayudar a los más desprotegidos, pero se olvidó de la inversión en obra pública de largo alcance que garantice un futuro sustentable a la Ciudad de México El jefe del Gobierno cumplió con las metas fijadas en sus programas sociales y algunos los superó, como el de ayuda económica a los adultos mayores de 70 años Se había fijado como meta otorgar 200 mil tarjetas con 600 pesos mensuales y repartió 250 mil En obra pública el escenario fue distinto Del presupuesto total para este año, 70 mil 706 millones de pesos, apenas destinó 17 mil 744 millones de pesos para gasto de capital -inversión física, bienes muebles e inmuebles, obra pública e inversión financiera- de los cuales 13 mil 221 millones se canalizaron a obra pública Sin embrago, en los primeros nueve meses de ejercicio fiscal, no se había ejercido ni siquiera la mitad De acuerdo con el Informe de Avance enero-septiembre, entregado por la Secretaría de Finanzas a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), del presupuesto autorizado para obra pública -13 mil 221 millones- al mes de septiembre se habían programado 6 mil 313 millones, de los cuales sólo se gastaron 5 mil 436 millones Esto generó un subejercicio de 139% Esto se explica, según el subsecretario de Finanzas del GDF, Gustavo Ponce, por los arranques lentos en los procesos de licitación, debido -dijo- a la inexperiencia de los funcionarios y por la normatividad que se debe cumplir Pero afirmó que en los últimos meses ha habido una aceleración del gasto en obra pública que puede extenderse hasta febrero del próximo año En entrevista, el funcionario reconoció que faltó hacer más obra pública y darle mayor celeridad: Vamos a terminar, pero hubiera sido mejor tener un avance acelerado Y justifica: No hay obras monstruosas, es cierto y eso tiene un efecto Hace 10 u ocho años, la mayoría del gasto de inversión de la ciudad se utilizaba en tres o cuatro obras grandes Se veía construcción del Metro, drenaje profundo, un distribuidor vial Aquí la estrategia es diferente Explicó que en el caso del gobierno central, se fraccionaron los proyectos y hay pequeñas obras repartidas por toda la ciudad Obviamente no hay un Periférico ni nada así que todo mundo vea -¿Ni se va a ver el próximo año? -Pronto no, esas cosas son muy caras, son proyectos anuales y es difícil por la situación que hay ahorita Y es que a pesar de que la recaudación neta creció 88% en términos reales, durante este año no se alcanzaron las metas, según Ponce, porque se fijó un objetivo muy ambicioso de recaudación que se vio afectado por la recesión económica nacional e internacional Teníamos una expectativa de crecimiento de la economía de 4% y no va a haber crecimiento, lo que se ha reflejado principalmente en el Impuesto Sobre Nómina, debido al cierre y escasa creación de nuevas empresas Dentro de ese esquema de crisis, apuntó el funcionario, el GDF pretende aumentar la recaudación el próximo año sin crear ni aumentar impuestos, sólo con medidas de eficiencia y acotando la corrupción Sin embargo reconoció que esta medida tiene un límite y lo vamos a alcanzar el año que entra Es probable que esto ya no se pueda seguir haciendo, en algún momento se van a tener que pensar otras opciones Ponce detalló que además de que no se lograron las metas de recaudación, los ingresos que cobra la administración pública local por servicios de la Policía Auxiliar tampoco han alcanzado la meta prevista El cobro de aprovechamiento del servicio ha sido difícil a partir de que se quitó a los 16 comandantes que administraban la Caja de Previsión de la Policía Auxiliar, y es probable que se acabe de cobrar el servicio hasta marzo o abril del próximo año Advirtió también que el gobierno ya se prepara para enfrentar una reducción en las participaciones federales por casi mil 200 millones, debido a la caída en la recaudación de los impuestos federales y de los insumos petroleros De hecho, López Obrador anunció un nuevo ajuste a las finanzas de la capital que, de por sí, ya limitaba el trabajo de la estructura del GDF Por ejemplo, comentó Ponce, en el área a su cargo se suprimió un área de estructura, todo el personal de honorarios, se redujeron horas extras y otras prestaciones para el personal técnico operativo Además, no se compró nada, ni una silla, ni una computadora, ni un vaso, nada; todo eso se quedó restringido y así pasó en la mayoría de las áreas del sector central Para el próximo año, por lo pronto, ya se cancelaron las vacantes, es decir que si se desocupan plazas de estructura, no se podrán ocupar Negó que con el nuevo ajuste se ponga en riesgo la calidad de vida de los habitantes del Distrito Federal, pues lo que se está sacrificando "es la calidad de vida de los funcionarios públicos", bromeó "Nos pagan menos y trabajamos más Aquí en lugar de irnos por el recorte de los programas, nos vamos a ir por el recorte de nosotros" Aseguró que este año hubo una fuerte austeridad en el gasto corriente y las metas de ahorro se cumplieron, a pesar de los recortes presupuestales, la administración de López Obrador no ha logrado reducir este rubro para pagar la planta laboral formada por 329 mil trabajadores, entre personal de base, estructura y honorarios Más austeridad El oficial Mayor, Octavio Romero, apuntaló el dato: El gasto corriente sigue siendo muy alto, tenemos una planta de 329 mil trabajadores, es mucha gente, y el presupuesto destinado a ese rubro es de 25 mil 359 millones de pesos Afirmó que el personal de base no se ha tocado y sólo ha habido ajustes en el personal de estructura y por honorarios Hubo un ajuste a la baja en el personal de estructura y los de honorarios ahora van de acuerdo con los programas de gobierno, lo que generó ahorros Sin embrago, de acuerdo con el informe de avance de enero-septiembre, el gobierno capitalino gastó 30 mil 682 millones de pesos en gasto corriente -servicios personales, materiales y suministros y servicios generales-, cifra 69% superior a lo que se erogó el año pasado en el mismo lapso, que fueron 28 mil 563 millones Romero Oropeza señaló que al principio, cuando se aplicó el plan de austeridad, hubo resistencia de trabajadores que estaban acostumbrados al dispendio "Las cosas se fueron dando y la gente lo fue entendiendo; caímos en una dinámica y ahorita ya nos parece normal todo" Con todos los ajustes ?continuó el oficial mayor- el gobierno no se detuvo, se echaron a andar todos los programas y promesas de campaña Por eso sostuvo que el próximo año, con un presupuesto nuevamente ajustado en función de los programas de gobierno, las cosas serán ser más fáciles -¿Puede seguir operando la ciudad con un presupuesto más restrictivo? -Sí, porque cuando el jefe de Gobierno habla de que seguirá el programa de austeridad no se está refiriendo a que en las áreas sustantivas vaya a haber recorte El control será en las áreas burocráticas: si antes sacaban 10 copias, ahora serán seis o siete, pero la gasolina de las patrullas seguirá ahí, eso no va a faltar, ni para el desazolve del drenaje profundo ni programas sociales, al contrario Rechazó también que en aras de cumplir con los programas sociales, el jefe de Gobierno esté sacrificando las obras de largo alcance Según Romero Oropeza, López Obrador tiene trazado un programa de gobierno a seis años, por etapas Este año, dijo, se sentaron las bases para marcar la diferencia de un gobierno distinto que le da la preferencia a los pobres pero -aseguro- en los próximos años se construirán obras relacionadas con la vialidad, agua, vivienda Sin embargo, acepta que no será fácil y que, incluso, los responsables de los dineros tendrán que convertirse en excelentes administradores de la crisis, lograr la mayor cantidad de acciones con pocos recursos Romero Oropeza sostuvo que si ha habido un subejercicio considerable en el gasto para obra pública, es consecuencia de la normatividad aplicable, las leyes de adquisiciones y de obras "Se tiene que trabajar mucho en lo que tiene que ver con la normatividad y la ley porque llega a ser tan engorroso, complicado, laberíntico, que te puedes llevar muchos meses en autorizar un proceso de construcción de una obra Te tardas más en la mesa tratando de autorizar la obra que lo que tardas en erigirla" No se gasta El subejercicio, tanto en el gobierno central como en las 16 delegaciones políticas, fue una característica constante durante el año Entre enero y septiembre, las dependencias del GDF con más subejercicio fueron la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, con 143%; Contraloría General con 138%; Medio Ambiente 13%, y Oficialía Mayor, 125% Con menor subejercicio estuvieron: La Procuraduría General de Justicia, que sólo tuvo 07%, y la Secretaría de Seguridad Pública, con 09% Las delegaciones en conjunto, registraron el mayor subejercicio en los primeros meses de administración En el lapso de enero a septiembre, tuvieron un subejercicio de 133% Las que registraron mayor subejercicio fueron Gustavo A Madero con 325%, Tláhuac con 229%, Xochimilco con 22% e Iztacalco con 206% La delegación Cuauhtémoc se colocó en primer lugar de eficiencia en el ejercicio del gasto con un subejercicio de 1%, después estuvo Coyoacán con 44% y Álvaro Obregón con 5% La falta de experiencia en algunos casos, así como la normatividad y los candados que hubo al principio del año obstaculizaron el ejercicio del presupuesto Federico Döring, diputado del PAN en la Asamblea Legislativa, comentó que al iniciarse el año, una circular - la número uno-, emitida por la Oficialía Mayor, impedía a los jefes delegacionales disponer de recursos para operar El asunto quedó arreglado después de una plática con el oficial mayor y el jefe de Gobierno Pero también dijo Döring, las leyes de obras y de adquisiciones han demostrado ser una piedra en el zapato para ejercer el presupuesto y nos toca a los diputados de la Asamblea agilizar los tiempos Reconoció que ha habido falta de experiencia en algunos jefes delegacionales y otros que, por el contrario, han incorporado en su administración a personal capacitado Puso como ejemplo a la delegada de Cuauhtémoc, Dolores Padierna, que tiene el menor subejercicio porque cuenta con cuadros experimentados, igual que Luis Zuno de la delegación Álvaro Obregón Los demás tienen muy buena voluntad, pero los costos de su aprendizaje los estamos pagando los ciudadanos, señaló Juan Moreno Pérez, director administrativo de la Delegación Cuauhtémoc, es el responsable del ejercicio del presupuesto Sostuvo que cuando hay subejercicio grande en una administración "estamos hablando no sólo de una incapacidad de gastar el dinero que autorizó la Asamblea, sino de una irresponsabilidad" Afirmó que aunque las excusas de algunos administradores de las demás delegaciones son válidas ?"argumentan que Oficialía Mayor no las deja, que López Obrador aplicó más restricciones y que la Contraloría está encima de ellos"- el reto es cómo utilizar eficazmente los recursos "No hay situaciones sin salida" (Proceso No 1039, 2 de diciembre del 2001) Sí quieres ver más de esta nota haz click aquí

Comentarios