La represión al Miguel Agustin Pro

sábado, 8 de diciembre de 2001
En su informe "Represión y Hostigamiento en México a Defensores de Derechos Humanos, Organizaciones Sociales y Periodistas", el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro detalla el hostigamiento y la represión que han padecido desde que la organización salió a la luz pública, historia que Proceso com reproduce Amenazas de muerte telefónicas, intimidaciones personales, persecuciones, advertencias de secuestro o desaparición, violaciones, vigilancia en domicilios privados y oficinas de trabajo, observación con cámaras de largo alcance, espionaje telefónico, allanamientos, robos de materiales y dinero en efectivo, son, desafortunada e injustificadamente, componentes de la vida cotidiana de las personas comprometidas con la creación de un cultura democrática de respeto a los derechos humanos Convertir a cada dirigente social opositor en un presunto delincuente, tal parece ser la lectura que algunas autoridades están haciendo de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada Acusar de delitos comunes a los que incomodan a un régimen ha sido una de las falacias a las que se ha recurrido con frecuencia cuando se agota la capacidad política para enfrentar los conflictos a través de los cauces institucionales y pacíficos La existencia de este comportamiento que denota el uso de la fuerza del Estado contra adversarios políticos que se conducen pacíficamente ha dado lugar a la categoría de preso de conciencia que organismos humanitarios, como Amnistía Internacional confiere a los que son encarcelados en razón de sus convicciones políticas, ideológicas, religiosas o de otra índole A los presos políticos ahora se les quiere presentar como políticos presos por haber cometido un delito común La disputa electoral que se avecina hace posible interpretar esta persecución también como un signo de la intransigencia del régimen que demuestra no estar dispuesto a ceder en lo mínimo a la participación ciudadana y a la transición pactada hacia un estado democrático, donde impere el derecho Para las fuerzas democráticas de este país el mensaje de la autoridad es claro, cualquier persona o colectivo que participe activamente en la búsqueda de una salida democrática a la actual crisis está bajo amenaza y en riesgo de ser tratado como un sospechoso delincuente común La necesaria pacificación del país requiere del reconocimiento de todos los actores sociales involucrados No es con estas excesivas medidas de fuerza y desplantes autoritarios como se detendrá el creciente reclamo democrático que ha puesto en cuestión al actual régimen La persecución política atenta contra la democracia Los hechos que hoy denunciamos conforman un patrón sistemático de una campaña deliberada que tiene como objeto frenar e inhibir la actividad legal de decenas de instituciones y centenares de ciudadanos Todos los indicios apuntan hacia personal de las instituciones y autoridades encargadas de la seguridad pública Hace falta determinar por órdenes de quién en cada caso Los activistas en Derechos Humanos han sido uno de los blancos principales de esta campaña, a continuación reseñamos algunas de las agresiones sufridas por miembros de organizaciones y activistas en derechos humanos e incluso organizaciones gubernamentales de derechos humanos Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, AC México, DF El 17 de agosto de 1995 a las 9:30 de la noche, fue amenazado telefónicamente el Sacerdote Jesuita, David Fernández Dávalos, Director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, AC (Centro PRODH), con sede en la Ciudad de México Antes de ser amenazado, primero se le pidió que se identificara, para proceder a transmitir el siguiente comunicado: "Este es un mensaje de Don Fernando, te acuerdas de tus declaraciones recientes, muy pronto querrás no haber nacido, te acordarás de tu familia, muy pronto recibirás un regalito, con nosotros no se juega, hijo de perra, perro mal nacido, quieres ser redentor, muy pronto vas a serlo, con nosotros no se juega, te vas a arrepentir, perro mal nacido" A las 11:47 de la noche, recibió un nuevo mensaje: "Soy Gerardo, maestro Nomás recuerda que la vas a pagar muy caro Te va a cargar tu puta madre Cuida a tu familia porque se la va a cargar su puta madre Metételo bien en la cabeza" Durante la noche fuera de la casa de los jesuitas en la colonia Ajusco, permaneció un taxi estacionado con tres personas dentro y una camioneta con cuatro ocupantes Días antes de esas amenazas, se recibieron llamadas telefónicas tanto en la casa particular del Lic Fernández como en la oficina del Centro PRODH preguntando datos personales de él Las preguntas fueron: ¿Cuál es su nacionalidad?, ¿Cuál era la dirección de su casa particular y del Centro PRODH?, ¿Cuándo y en dónde había nacido?, entre otras A principios del mes de agosto de l995, se observaron sujetos desconocidos vigilando fuera de las oficinas, tomando fotos con cámaras equipadas con tele-objetivos a las personas que entraban y salían del Centro PRODH El jueves 28 de septiembre de 1995, una integrante del Centro PRODH salió alrededor de las 20:30 horas de las oficinas ubicadas cerca del metro Insurgentes y al subir un vagón del Sistema de Transporte Colectivo fue abordada por un sujeto completamente desconocido que le señaló y dijo en forma sospechosa: "Yo te conozco, estuve en dos `talleres' estamos en contacto", sin esperar ningún comentario, el sujeto descendió del vagón en la estación siguiente El desconocido nunca ha estado presente en ningún taller impartido por el Centro PRODH Ese mismo día, otro sujeto desconocido abordó a una de las abogadas del centro PRODH, después de preguntarle la hora, comenzó a interrogarle si labora en el centro fundado por sacerdotes jesuitas, le dirigió varias preguntas en ese sentido, hasta que la abogada le exigió que dejara de molestarla El 2 de octubre de 1995 fue amenazado de muerte el abogado José Lavanderos Yañez integrante de la defensa del caso de los presuntos zapatistas, que asumió el Centro PRODH La amenaza fue recibida en dos ocasiones en mensajes grabados en la contestadora de su oficina La voz masculina dijo: "te voy a partir tu madre, güey, hijo de tu pinche madre, chingaste a tu madre güey, cuídate porque te mato () eres un cabrón, te va a cargar tu chingada madre güey, hijo de tu pinche madre, te va a cargar tu pinche madre güey" El abogado ha presentado la denuncia penal correspondiente En una carta enviada a Roma a Peter Hans Kolvenbach, general de la Compañía de Jesús, la asociación fantasma Antiguos Alumnos de Escuelas Jesuitas (ASIA) de Veracruz dice: "Le damos un plazo de hasta el día 15 de enero de 1996, para que saque del país por un período de 10 años, al jesuita David Fernándezquien lanzó una campaña en contra de un ilustre paisano veracruzano, don Fernando Gutiérrez Barrios" De lo contrario, amenaza con hacer públicos documentos confidenciales que le fueron extraídos de su archivo personal y que, supuestamente, lo involucran en actividades guerrilleras y partidistas, y además demuestran su desacato a la iglesia en materia sexual Fechada el 17 de diciembre de 1995, está firmada por Miguel Gaytán McGregor, de quien no se ha podido saber su verdadera identidad, pero que se hace pasar por coordinador de ASIA Veracruz El día 10 de agosto de 1996, en el buzón de las oficinas del Centro PRODH fueron depositadas dos hojas escritas amenazando a todos los miembros del centro También amenazan en especial a las abogadas Digna Ochoa y Pilar Noriega señalando "a que se mueran todos los PRODH cabrones, principalmente ese par de abogadas que tienen?" El día 28 de Agosto de 1996, en el buzón de las oficinas del Centro PRODH, fue depositada una hoja con varias palabras como "condolencias por el sensible fallecimiento de: Digna y Pilar", "atentado", "un choque", "PRD-EPR", entre otras Las frases son recortes de periódicos pegadas En septiembre 24 de 1996 se dan nuevas amenazas de muerte contra Pilar Noriega, Digna Ochoa y Enrique Flota, éste último coordinador de la defensa de los presuntos zapatistas El 7 de Octubre de 1996 en el buzón de las oficinas del Centro PRODH, fue depositada una hoja con otra amenaza "A todos los abogados hijos de puta que ya nos tienen hasta la madre ¿Que no le van a parar?" También amenazan con hacer estallar el avión en el que se traslada a esa hora la abogada Pilar Noriega, quien vuela a la ciudad de Washington para asistir a la audiencia sobre el caso del Ejido Morelia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos El 9 de octubre de 1996 en las oficinas del Centro PRODH se reciben otras amenazas en contra de los abogados Víctor Brenes, José Lavanderos, Enrique Flota y el director del Centro, David Fernández La amenaza escrita contiene información que sólo se ha trasmitido a través de las líneas telefónicas de las oficinas del Centro PRODH El escrito termina "¿Hasta cuándo las vamos a tener aquí en derechos humanos? La hora trágica esta cerca, muy cerca Ja Ja Ja?, etc" En agosto de 1998, con el presunto objetivo de "dar un servicio al pueblo de México", circulo una publicación llamada "David Fernández, SJ El Gran Inquisidor de México", en donde se atacaba al ex director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez El libro, que no señalaba en dónde y por quién fue impreso tenia como autor a Luciano F Correa Sagavia, acusaba a David Fernández de buscar crear en México "un incendio social" junto con otros centros de índole política y civil como el Partido de la Revolución Democrática, la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco y la Universidad Iberoamericana Asevera que el Prodh se integra en una "red financiera y política que usa como bandera y carne de cañón a los pobres para conquistar áreas de poder"

Comentarios