México y Guatemala sellan sus fronteras

sábado, 8 de diciembre de 2001
En el hacinamiento, sin agua ni alimentos suficientes, migrantes asiáticos, africanos y sudamericanos ?detenidos por las autoridades mexicanas y luego enviados a albergues improvisados en Guatemala-- permanecen en el país centroamericano, donde ya se han registrado casos de suicidio, según da a conocer Proceso en su edición que circula a partir del domingo 9 de diciembre El hecho, que ha sido condenado por organizaciones defensoras de los migrantes, es negado por las autoridades guatemaltecas, que deben atender las necesidades de los deportados sin contar con un presupuesto suficiente "No somos delincuentes, no somos Osama Bin Laden", denuncian las personas detenidas en hoteles, en cuya manutención colabora el gobierno de Estados Unidos Pero ello no implica que el gobierno mexicano deje de violar el derecho internacional El representante de Médicos sin Fronteras en Guatemala, Enrique Grau, señaló a Proceso --en declaraciones publicadas en la edición 1310-- que "un migrante indio detenido sin documentación en México debe ser devuelto a su país de origen" Respecto al acuerdo con EU para que mantenga los albergues, Grau comentó al semanario que podría tratarse de "acuerdos extraños"; además, habló de operativos de detención de indocumentados, también financiados con recursos provenientes del país vecino del norte Los controles, de acuerdo con un informe de MSF, podría incrementarse próximamente, como consecuencia de los atentados contra la Unión Americana "Existe una clara presión política y operativa de Estados Unidos hacia México y Guatemala como última frontera centroamericana, reflejada en los financiamientos recibidos por la Dirección Federal de Migración de Guatemala y por el gobierno mexicano", dijo Grau El entrevistado confirmó que, tras ser detenidos, los migrantes permanecen meses en esa condición en México y luego en Guatemala El flujo de migrantes en la frontera sur se ha reducido considerablemente desde el 11 de septiembre pasado, de modo que después de esa fecha sólo se detuvo a nueve mil 736 personas, de las 20 mil que se deportaron Otro fenómeno que Proceso evidencia Como resultado de los atentados en EU se está experimentando una disminución de los envíos de recursos de los trabajadores guatemaltecos que residen en la potencia mundial, lo cual ha preocupado a todos los gobiernos centroamericanos, por el efecto que eso tendrá en la economía regional, dice el reportaje que presenta la revista Proceso, en su edición que circula a partir del 9 de diciembre

Comentarios