Aguilar Zinser, de cardenista a diplomático foxista

miércoles, 16 de enero de 2002
México, DF - Tras algunos días de polémicas y cuestionamientos, el nombramiento dado por el presidente Vicente Fox a Adolfo Aguilar Zinser como representante de México ante el Consejo de Seguridad de la ONU fue ratificado por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión Al igual que la víspera, fue notoria la postura del PRI, que tajantemente se abstuvo de votar, por sus reservas sobre la capacidad de Aguilar Zinser para desempeñar su nuevo cargo Aguilar Zinser, que ha llevado adelante una larga y polémica carrera política, convenció a los legisladores panistas, perredistas y petistas de su capacidad para representar a México en la ONU, no obstante su falta de experiencia en la diplomacia, principal objeción que pone el PRI Dieciocho votos a favor, del PAN, del PRD y del Partido del Trabajo e igual número de abstenciones por parte del PRI, además de un voto en contra de parte de la perredista Miroslava García, decidieron el futuro del exconsejero de Seguridad Nacional En entrevista posterior a la ratificación de su nombramiento, el exdiputado federal y exsenador dijo que ser nombrado representante ante el Consejo de Seguridad de la ONU es "una honrosa distinción" que le ha hecho el presidente Vicente Fox No es un exilio, apuntó a pregunta expresa de un reportero Aguilar Zinser, quien fue ideólogo y vocero de la campaña presidencial de Cuahtémoc Cárdenas en 1994, se deslindó del PRD luego escribir un libro titulado "Vamos a ganar", en el que realiza una despiadada disección del líder perredista, desde el punto de vista de sus cualidades y defectos políticos En él, aconsejaba que Cárdenas ya no volviera a competir por la presidencia de la República, ya que su liderazgo debía propiciar la apertura al interior del PRD para conseguir que dicho partido recuperara su fuerza, ya notablemente mermada para entonces El tiempo le dio la razón En el 2000, durante la última competencia electoral por la presidencia, Cárdenas, nuevamente candidato del PRD, se colocó en tercer lugar, con un escaso 16 por ciento de la votación, muy por debajo de Francisco Labastida, del PRI y por supuesto, del ganador, Vicente Fox Dicho libro fue de inmediato considerado una "traición" por parte del PRD y propició, entre otras cosas, el distanciamento de Aguilar Zinser de dicho partido El politólogo se interesó poco después por el emergente fenómeno que constituía Vicente Fox, quien, desde la gubernatura de Guanajuato decía, desde 1996, que sería presidente de México Hacia 1999, Aguilar Zinser ya estaba integrado en el equipo de campaña de Fox como asesor Cuando el panista arribó a la presidencia, anunció que crearía una serie de cargos que denominó "superasesorías" y que nunca se integraron al organigrama formal del gobierno federal, no tenían funciones constitucionalmente definidas ni derecho a partidas presupuestales Uno de estos cargos fue la Consejería en Seguridad Nacional, al modo estadounidense y que recayó en Aguilar Zinser Un año después y?según los rumores?ante la inutilidad de dicha función, Fox decidió proponer a Aguilar Zinser como representante ante el Consejo de Seguridad de la ONU, instancia ante la cual México obtuvo, por primera vez en su historia, un asiento como miembro temporal Aguilar Zinser en sus propias palabras Siempre cuestionado por su carrera "peculiar", como él mismo la definió, Aguilar Zinser aseguró, en una entrevista concedida a la periodista Katia D?Artigues, de Milenio Diario, cuando Fox todavía era candidato, que su motivación principal a lo largo de su trayectoria, no fue nunca el poder, sino el cambio de régimen: "sacar al PRI" Sin embargo, no negó que el poder tiene en él una atracción fuerte y provoca fuertes tentaciones, contra las cuales hay que protegerse mediante una sencilla fórmula: no olvidando que termina, que dura sólo un instante "El poder no satisface; genera una insatisfacción permanente, siempre quieres más" Por ello, dijo, el límite de ejercicio del poder para que no destruya a una persona es cuando mucho, de 20 años Respecto a los calificativos de "oportunista" que se le han endilgado por su tránsito por diversos partidos y agrupaciones, señaló que tales calificativos se le pueden agregar a cualquier político si se tiene intención expresa Pero no es mi caso, aseguró, porque nunca recibí dinero indebido Explicó su facilidad para cambiar: "Los partidos políticos no son la iglesia ni son religiones, son instrumentos para el cambio Si el partido no sirve, a otra cosa mariposa Por eso sigo sin afiliarme a ningún partido político" Respecto a Fox, dijo desear que no ocurra lo mismo que con Cárdenas, en torno a quien surgió un culto a la personalidad de parte de muchos grupos perredistas Que no pase que ni siquiera se le pueda decir que se equivocó, señaló Finalmente, refirió que cuando se cumplan los 20 años de plazo que se ha dado para ejercer el poder se dedicará a todo lo que ha dejado de lado en su vida privada: "Leer cantidad de lecturas que he acumulado, música y escribir muchísimas páginas sobre diversos temas Tengo el sueño de escribir un relato de los viajes que he hecho en mi vida Mi sueño es tener un sitio en algún lugar espectacular por su belleza natural donde pueda recrear las cosas que me encanta recrear Más allá de la política, la causa que me parece más importante, en la que me gustaría seguir comprometido, es la causa forestal Es la que siento, en la que está trazado mi destino"16/01/02

Comentarios