La clave: información, no discursos

jueves, 17 de enero de 2002
La corrupción gubernamental, cuyo combate fue uno de los ejes de campaña de Vicente Fox, es un fenómeno al que hasta ahora se le ha enfrentado con un catálogo de buenas intenciones y frases efectistas Según expertos, en el aparato burocrático (más de 3 millones de empleados; 835 mil sólo en el sector central) hay una colusión cotidiana para cometer actos de corrupción, que van desde la que se da en la base de la pirámide hasta la que se produce en la "alta burocracia" Así, la discrecionalidad y los viejos esquemas burocráticos en la administración pública federal han creado cotos de poder cuya impunidad está garantizada por un complejo andamiaje legal y administrativo y la falta de un diseño eficaz de rendición de cuentas "No se trata de decir: ?Ya llegamos los honestos y se fueron los corruptos?", cuesti el especialista del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Juan Pablo Guerrero, quien reconoció que, si bien la alternancia ofrece la oportunidad para iniciar la reforma administrativa, "el reto es descomunal" El manejo secreto y discrecional de la información, la falta de contrapesos y la ineficacia de los "controles internos" de cada dependencia han impulsado la corrupción generalizada, sobre todo en la pirámide burocrática, dijo Los controles internos, que tenían como objetivo supervisar la correcta aplicación del gasto público, no impidieron el desarrollo de la corrupción institucionalizada, el desvío de fondos públicos, el uso de información privilegiada con fines particulares, el abuso de autoridad o el conflicto de intereses, explicó Guerrero en el diagnóstico La reforma administrativa pública mexicana en el nuevo régimen político ¿Por dónde empezar? Añadió: "La falta de controles permite la informalidad, la cual concentra la toma de decisiones en la cima de la pirámide burocrática, casi siempre en forma discrecional, y todo ello sólo se traduce en desconfianza en ese aparato" Para afrontar la complejidad de este problema, además de hacer reformas legales y administrativas, es preciso que el gobierno de Fox vaya más allá de los meros pronunciamientos efectistas, como hablar de que nadie se va a "clavar la lana" o de transparencia, valoró, por su parte, José Octavio López Presa, director ejecutivo en México de Transparencia Internacional "¿Transparencia de qué? ¿Rendición de cuentas de qué? ¿Dónde? ¿Cómo?", preguntó López Presa, exsubsecretario de la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), quien dijo que, para combatir la corrupción, es preciso hacer que la sociedad actúe como vigilante, y el elemento clave es simple: información Un paso trascendente, explicó, es que el nuevo gobierno revele toda la información de las miles de auditorías que realiza, para que los mexicanos corroboren que las cosas realmente cambiaron, "y no, como ahora, se queden en el anonimato" Enfatizó: "Lo menos que puede hacer el gobierno de Fox es abrir la información de licitaciones y otros procedimientos Pero un paso histórico sería abrir las auditorías: poner esa información en la mesa de los mexicanos ¡Sería un gran banquete!" Redes de impunidad En la burocracia federal, cuyo sector central integra aproximadamente a 835 mil burócratas, son varias las mecánicas de corrupción, según los expertos Una es la "corrupción hormiga", que practica la base de la pirámide burocrática y que tiene un gran costo para la nación, porque aparte del acto ilegal implica el gasto de mantener un bloque monolítico con baja productividad, sin métodos de evaluación de su labor, que alude a "logros sindicales" para negarse a la modernidad, explicó López Presa Otra es la corrupción generada en "la alta burocracia", que se relaciona con la "complicidad" entre los superiores jerárquicos y cuyos actos de corrupción involucran fuertes cantidades de recursos "La corrupción política -expone el experto- tiene raíces más profundas e involucra a sindicatos y grupos políticos Se ha adueñado de partes del Estado" López Presa dijo que el nuevo gobierno "está obligado a luchar contra esa inercia, dar un viraje claro contra esas fuerzas de la burocracia y los intereses creados por la corrupción política No es tarea fácil si tomamos en cuenta que la corrupción regularmente es una actividad clandestina y oculta No es fácil que se encuentre en los expedientes Miles y miles de casos, un número gigantesco, se quedan en el anonimato" Subsecretario de la Secodam de 1995 a 1999, López Presa dijo que en esa institución se recibían, en promedio anual, 40 mil quejas y denuncias contra funcionarios federales, además de 30 mil, también cada año, en otras dependencias, como la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Mexicano del Seguro Social No había ni hay capacidad humana y tampoco tiempo para atender tal volumen "Entonces, el sistema está mal", dijo Guerrero añadió, en entrevista por separado en febrero del 2001, que la Secodam está subordinada al Ejecutivo y que la carencia de suficientes recursos humanos y técnicos impide que se constituya como una institución que sea un peso efectivo ante los poderosos aparatos burocráticos Más aún, el marco legal para atacar la corrupción gubernamental es limitado La Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos no es el mejor de los instrumentos No sólo es "blanda con los infractores", sino que, por sus "lagunas", está sujeta a interpretaciones laxas y discrecionales "Quien aplica esta legislación se da el lujo de que en varios casos hace excepciones, perdona a algunos, según el peso político que tienen", acepta López Presa El dilema de Fox Juan Pablo Guerrero, autor del estudio Consideraciones sobre la instauración del servicio civil de carrera en México y coautor en Los impuestos en México y Comentarios sobre el presupuesto 2000, adviertió sobre los costos de no atacar la corrupción y privilegiar la reforma fiscal en el gobierno de Fox "El capital político del gobierno de Fox puede erosionarse y agotarse rápidamente, más pronto de lo deseable, si la población percibe que hubo reforma fiscal, que ya estamos pagando más impuestos y no se logran reducir los niveles de corrupción, así como la ineficacia y la ineficiencia del aparato gubernamental", dijo Explicó que Fox deberá definir cuál es la prioridad de su gobierno: la reforma fiscal o el ataque a la corrupción "Por más que la Secodam sea una agencia globalizadora -con enormes facultades para ejercer sobre la estructura gubernamental-, que se tenga un plan estratégico de combate a la corrupción y sea algo muy adecuado, tiene que ponerse de acuerdo con la Secretaría de Hacienda, que es otra agencia globalizadora que concentra un cúmulo de información y decisiones dentro de la administración, porque en el pasado esto se ha constituido en un problema de coordinación interinstitucional que ha bloqueado acuerdos" Una señal positiva, dijo, es la creación de la Comisión Intersecretarial, en la que estarán los secretarios de la Controlaría y de Hacienda López Presa -coordinador del libro Corrupción y cambio, editado por el Fondo de Cultura Económica- coincidió en lo general con Guerrero, pero es más cauto al afirmar que "dependerá de la agenda que tenga esa Comisión", y adviertió que si ahí se ventilan asuntos menores, "no tendrá mayor repercusión" Además, dijo, "hay que seguir de cerca si el desempeño de Barrio no genera una relación ríspida con los otros secretarios" (Proceso no 1266, 5 de febrero de 2001)