Implican a politicos y empresarios del sureste en el crimen de Soda Sanchez

domingo, 20 de enero de 2002
CANCUN, Q Roo(apro)- Ejecutado a quemarropa la mañana 9 de marzo de 1995, Leonel Soda Sánchez, quien era secretario de Conflictos del Sindicato Nacional de Trabajadores de Aeropuertos y Servicios Auxiliares en Cancún, fue "silenciando por personas vinculadas con el narcotráfico, pues sabía demasiado de lo que sucedía en el aeropuerto y lo iba a denunciar públicamente", insisten familiares y amigos del extinto líder sindical La historia de este asunto, que el semanario "Proceso" público en sus ediciones 1048 y 1097, está a punto de tomar un nuevo giro que no sólo permitiría el esclarecimiento del asesinato, sino que permitiría llevar a cabo una nueva investigación en contra de conocidos políticos y empresarios Familiares y compañeros de Soda Sánchez entregaron un grueso expediente del caso a panistas muy cercanos al presidente Vicente Fox, en el cual citan algunos de los hechos que el asesinado líder sindicalista pretendía denunciar ante las autoridades correspondientes y la opinión pública Un resumen de este documento fue entregado a la agencia "Apro" En dicho documento se explica que Soda Sánchez se percató, entre 1993 y 1995, que en los hangares de Aviación Civil (FBO) del aeropuerto internacional de esta ciudad, frecuentemente se llevaban a cabo "misteriosas" reuniones, particularmente por las noches y madrugadas, en las que intervenían "sujetos extraños" procedentes, al parecer, de Colombia y Belice, así como altos funcionarios, como los exgobernadores de Yucatán y Quintana Roo, Victor Cervera Pacheco y Mario Villanueva Madrid; el entonces secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) y actual senador priista, Emilio Gamboa Patrón Partícipes de esas "misteriosas reuniones" eran también el exgobernador de Campeche, Jorge Salomón Azar García y el empresario cabeza del grupo Dicas, Emilio Díaz Castellanos, compadre de Emilio Gamboa y frecuentemente señalado como "prestanombre" del político yucateco Díaz Castellanos es el concesionario del área de FBO del aeropuerto de Cancún También se menciona en el documento que otro de los empresarios que con frecuencia asistía a esas reuniones es Fernando García Zalvidea, accionista mayoritario del grupo hotelero y de agencias de viajes "Best Day", quien estuvo preso durante más de un año por su presunta relación con el narcotráfico, en el contexto del denominado "Caso Cancún" A Fernando García la PGR, entonces bajo el mando del procurador Jorge Madrazo, lo señalaba como "socio" y "prestanombre" del narcotraficante Alcides Ramón Magaña, alias "El metro", actualmente preso en el penal de La Palma y quien se consideró en su momento como jefe del cártel de Juárez en el sureste del país, teniendo como centro de operaciones a este polo turístico Soda Sánchez tenía 28 años cuando fue ejecutado en la puerta de su casa de esta ciudad Un desconocido le disparó dos balazos a quemarropa, uno en la frente y otro en la yugular Meses antes, Soda había denunciado que en el aeropuerto de esta ciudad, el segundo más importante del país y concesionado al grupo Tribasa, se desviaban grandes cantidades de turbosina para reabastecer aeronaves de narcotraficantes mexicanos y extranjeros Puso también al descubierto un fraude administrativo de 10 millones 500 mil pesos Todo ello dio como resultado que cerca de 30 empleados sindicalizados y de confianza fueran despedidos En su momento, los principales sospechosos de ser los autores intelectuales del crimen de Soda Sánchez eran el entonces administrador del aeropuerto, Enrique Cisneros Tavera ?actualmente prófugo-, señalado por los familiares del occiso como un "hombre de toda la confianza" de Emilio Gamboa Patron y su compadre Emlio Díaz Castellanos; el exjefe del área de combustibles, César Cardoso Estrada; y el jefe de seguridad y vigilancia de la terminal aérea, Tito Llanas Aguilar, quien posteriormente obtuvo la concesión de ese mismo servicio a través de la empresa privada Luati SA de CV, misma que fue intervenida a finales de noviembre pasado por la PGR, por considerar que dicha compañía y su titular eran "empleados" del narcotraficante Alcides Magaña "Con todos estos antecedentes ?señalan en el documento los familiares y amigos de Soda Sánchez--, pedimos que este asesinato, que hasta el momento permanece impune, debe ser aclarado por la autoridad federal, pues existen evidencias que fue perpetrado por la más altos círculos políticos y empresariales de Quintana Roo, vinculados con una poderosa red criminal dedicada al narcotráfico" Cuando los amigos y compañeros de Soda Sánchez realizaron una serie de manifestaciones, incluso a través de desplegados dirigidos al presidente Ernesto Zedillo, pidiendo el esclarecimiento del crimen, Rafael Regalado Sánchez, exsecretario general del sindicato de ASA en Cancún, contó a este corresponsal que el entonces gobernador Mario Villanueva le soltó una amenaza velada: "Mira Rafael, ya déjense de chingaderas, ya párenle, porque no queremos otro muertito"

Comentarios