El sindicato petrolero, siempre igual

lunes, 21 de enero de 2002
En el sindicato petrolero que en 1990 dirigía Sebastián Guzmán Cabrera los trabajadores de Pemex empeoraron su estado en relación con los tiempos en que dirigía el gremio Joaquín Hernández Galicia, La Quina Continuaron las tiendas de raya, la venta de plazas y la vejación a mujeres A los petroleros inconformes se les impedía reunirse, se les jubilaba "a fuerza" o se les cambiaba de centro de trabajo Los fraudes con sus cuotas se multiplicaron El salario se manejaba al antojo de la dirigencia El largo saqueo de Pemex continuó y la represión se incrementó Los coordinadores del MNP en el sureste y centro del país, encabezados por Hebraicaz Vázquez Gutiérrez, entregaron a Proceso copias de la documentación que prueba "la corrupta y antidemocrática forma en que se está manejando el sindicato, muy por encima de lo que ha recomendado el (entonces ) presidente Carlos Salinas de Gortari" En cualquier parte del país, afirmó Hebraicaz Vázquez, el reclamo principal de los petroleros es democracia sindical, por medio del voto universal y secreto Pese a sus denuncias de corrupción en el gremio lo llevaron a la cárcel durante el cacicazgo de Hernández Galicia, de quien fue acérrimo crítico el líder acusó a Guzmán Cabrera de hundir al sindicato mucho más que en los tiempos de La Quina Uno de los ejemplos citados es el de la sección 48, con sede en Villahermosa Tabasco El dirigente n 1990 era Jorge Sifuentes Carrera, quien tenía en su contra más de 50 denuncias por corrupción ante la Procuraduría General de la República La que lleva el folio 000961 fue presentada en febrero de 1990 pasado por Héctor Gutiérrez Tsuda, en su carácter de presidente de la Comisión de Contratos de la sección 48 del STPRM La acusación se hizo por abuso de confianza y asociación delictuosa, pues desde que asumió el cargo, en marzo de 1989, gestionó créditos de Multibanco Comermex por mas de 7,500 millones de pesos "para su beneficio totalmente personal, ya que en la tesorería y la administración contable aparecen los préstamos solicitados, pero no los pagos hechos" Aparte, explica el documento, malversó fondos sindicales por otros 3,000 millones de pesos que dedicó a pagos indebidos a funcionarios, gastos de representación y reparación de vehículos que nunca pudo probar Sin embargo, en otro documento enviado al entonces procurador Enrique Alvarez del Castillo, con el folio 000871, el 29 de enero de 1990 se acusa al propio Gutiérrez Tsuda de enriquecimiento inexplicable y también de malversación de fondos La acusación con copia a la Presidencia, Gobernación, Trabajo, Pemex, CTM y PRI señala que la comisión de contratos de la 48 se encuentra "virtualmente en quiebra"; que las tiendas de consumo fueron saqueadas, y menciona la compra de carros último modelo, casas, ranchos, muebles, antenas parabólicas y otros en beneficio de Gutiérrez Tsuda, quien cuenta con estos antecedentes: "Recesión de contrato de planta desde septiembre de 1983 por robo a la nación Complemento: alto grado de prepotencia, armado, como consecuencia peligrosamente agresivo, cuerpos de guardaespalda y escolta", destaca el documento enviado a la PGR por Francisco Rodríguez Silva exsecretario general del sindicato Gerardo Villareal Juárez, del MNP, refirió a Proceso que Gutiérrez Tsuda protegía al exdirigente de la sección 48, pero que "acabaron en pleito, luego de que el 9 de marzo de 1989, tras del quinazo y la huída de los exsecretarios generales, Raúl Charles Treviño y Onésimo Escobar, se realizó el fraude electoral Inconformes nos constituímos en el Frente Autónomo de Unidad Sindical, coronel Gregorio Méndez Magaña, del cual salí electo para la secretaría general" Una prueba más, dijo, es lo que sucede en la sección 35 que comprende las Refinerías 18 de marzo, de Tula, y los talleres de Azcapotzalco, donde Leocadio Mendoza Olivares llevaba ya doce años en el poder e iba en esos días, por su cuarta reelección Según Faustino Gutiérrez Dávila, el entonces líder era gente de La Quina con Carlos Romero Deschamps "Y sigue en el cargo a pesar de que ordenó el paro del 10 de enero de 1989 Desde entonces jubila a gente de la oposición y la cambia de centro de trabajo Ninguna autoridad ha sido capaz de pararlo, sin importar que lesione al gremio y a la industria Utiliza grupos de choque, como el que encabeza Jesús S Bermejo, actual diputado sustituto por el 28 distrito" También en Tabasco, en la sección 44, el ambiente entre los trabajadores era parecido Mario Ross García era líder acusado de despilfarro, corrupción y nepotismo "De pobre mendigo ?dicen? ha llegado a ser dueño de mansiones Lo último que ha hecho es asaltar la CTM local a punta de metralleta, pues la quiere tener bajo su control" Según el documento certificado y marcado con el registro 2588 ?enviado al expresidente Carlos Salinas de Gortari?, en el transcurso de su gestión, de marzo de 1989 a octubre de 1990, dispuso de todos los bienes de la sección La relación enumera ranchos, granjas, equipos agrícolas tractores y ganado de alto registro "que ha rematado al mejor postor" Se le acusó además, de nepotismo, ya que tenía en nómina a su padre, esposa e hijos De vender plazas, de saquear la tienda de consumo y de quedarse, inclusive, hasta con trailers de la organización, según la denuncia 110-90 entregada a la Procuraduría de Justicia de Tabasco Juan García Obregón, de la sección 34, que abarca las oficinas administrativas de la torre de Pemex en el Distrito Federal, señaló que "esta sección ha sido la más reprimida a nivel nacional: nos descuentan, por fuerza, el pago para un seguro de vida de 300,000 pesos anuales Nos pagan con una quincena de retraso, se ignora qué pasa con las cajas de ahorro `La Abejita' y `Sullivan', que maneja la secretaria de Previsión Social, Alejandra Michel No hay asambleas en que se informe el destino de las cuotas sindicales, ni tampoco informes de las auditorías que se realizan Nada se sabe de las propiedades del gremio, los ascensos a los puestos de trabajo son escasos, se conculca el derecho constitucional de reunión, las violaciones a los estatutos son constantes, nos quitaron el bono de canasta básica y, para rematar, Guzmán Cabrera aceptó 14% de aumento salarial, cuando Pemex llegó a ofrecer 12% más" Dijo que Antonio Medina ?que pretendía reelegirse como presidente de la sección? es familiar de Hernández Galicia y que desde el encarcelamiento de La Quina ha profundizado el terrorismo entre los 8,00 trabajadores seccionales, pues se amenaza de muerte a los opositores, se investiga a sus familiares y se abusa de las mujeres "El quinazo nos hizo confiar en algún beneficio, pero la realidad es que estamos peor que nunca" Erasmo Mojarro Aguilar era el representante disidente de la sección 15 que, en cuestión de ductos, abarca desde Tabsco hasta Jalisco Explicó que la situación no cambió mucho con la salida de La Quina "Miguel Angel Salazar Valdivieso, electo por órdenes de Sebastián en marzo de 1989 y del que es amigo y paisano, también quiere reelegirse para el período de los próximos dos años" De la anterior administración, acusa Jorge Custodio Quezada, presidente de la Comisión Honor y Justicia, se quedó con más de 8,000 millones de pesos Aparte vendió el ganado, los ranchos, la tienda Todo esto, según él, avalado por el profesor Guzmán Cabrera Protegido por jubilados y exdirigentes, antes quinistas, no rendía informes a nadie Todo se esfumó pese a que "el Consejo Local de Vigilancia, apegándose a lo que marcan los estatutos, debió impedir que Salazar Valdivieso y su compadre, el tesorero de la sección, Blas Gil Molina, dilapidaran los bienes Y no lo hizo" De esta sección era el trabajador transitorio Arturo Vázquez Sánchez, quien pidió a la Secretaría de la Contraloría de la Federación, el mes de septiembre de 1990 "Se investigue el por qué después de estar pagando dos seguros de vida, por más de un año, no tengo en mi poder la póliza que garantice esos pagos" Otros documentos se relacionan con la cantidades que Pemex pagó por jubilación a funcionarios de la sección 15, como Manuel Mendoza Sosa, "acusado de contrabando de armas y aliado del actual secretario general, Miguel Angel Valdivieso, que con apoyo de Sebastián quiere reelegirse" La sección 46, de Texmelucan, Puebla, no se quedaba atrás "Guzmán Cabrera habla de depurar las lacras que aún existen en la organización, cuando él es el principal corrupto, pues desde el 10 de enero de 1989 comenzó a vender las secciones al mejor postor, regresando a todos los quinistas al frente de las mismas", acusó el Movimiento de Unificación y Solidaridad Sindical Independencia Cartas a la Presidencia de la República y denuncias ante la PGR explicaron la situación: tras el encarcelamiento de La Quina, en 1988 y por órdenes del expresidente Carlos Salinas de Gortari llegó a la secretaría general Leopoldo Luna Domínguez, quien de inmediato acusó a su antecesor, Castro Lozada, de fraude superior a los 6,800 millones de pesos Inexplicablemente dijo Luna Domínguez, hecho público el fraude, el quinista fue reinstalado y el comité ejecutivo local, desconocido por Petróleos Mexicanos, mediante el oficio DP-1-01530-89 "Señor Presidente, nuestro centro de trabajo tiene 20 años de existencia; hasta el momento carecemos de una clínica digna, un deportivo, un recinto sindical, una escuela, una guardería infantil, en fin, carecemos de todo, y lo mas grave, en 20 años no se ha construido una sola casa para los trabajadores En cambio nuestros exlíderes poseen residencias y negocios en diferentes partes de la República y en el extranjero", decía Luna Domínguez en otra de sus denuncia Una carta más enviada a la Presidencia de la República fue de parte de los trabajadores de la sección 30, con sede en Poza Rica, Veracruz En ella refieren que después de la caída de Hernández Galicia creció la efervescencia política por renovar los cuadros dirigentes a nivel seccional El candidato "mayoritario" era el exdiputado local Rodolfo Reyes Betancourt, pero en forma "antidemocrática" se impuso, el 7 de marzo de 1989, al quinista Rubén Amador Castro, "en un burdo teatro que no duró ni cinco minutos y en clara violación a los estatutos 318 y 326" En respuesta se tomó la sede sindical, hasta que el 17 de mayo los trabajadores fueron expulsados Estos, agrega la carta, se reorganizaron y en cantidad superior a los 5,000 "arrojamos nuevamente del sindicato a los seudolíderes, con saldo de 95 heridos" Para el 2 de agosto "se volvió a convocar a asamblea en el cine Hidalgo" Ahí, "se prometió a campesinos la entrega de una hectárea y de 50,000 pesos" a cambio de que impidieran, con armas de fuego, la entrada de los trabajadores al recinto Proceso 729 22 de octubre de 1990

Comentarios