En Pemex "todos mentimos un poco"

lunes, 21 de enero de 2002
SANTIAGO DE CHILE - Prófugo de la justicia mexicana desde principios de 1983, cuando se le acusó de fraude contra Petróleos Mexicanos por 28 millones de dólares, y refugiado en Chile desde 1984, Ignacio de León Martínez decidió hablar por primera vez de su caso, de Jorge Díaz Serrano ?su jefe y amigo? y de Pemex, diez años después, en 1993 Se dijo inocente y afirmó que el exdirector general de Pemex miente en su libro Yo, Jorge Díaz Serrano y que, de haber concedido el gobierno chileno su extradición, solicitada por México, se hubiera suicidado La corresponsal le había solicitado una entrevista desde 1990, sin éxito Sin embargo, en los primeros días de febrero de 1993, De León accedió a charlar Explicó su deseo de hablar mucho, pues estaba pendiente una resolución de la Corte Suprema de Justicia de Chile acerca de ratificar o anular su calidad de ciudadano chileno, que el entonces presidente Patricio Aylwin decidió retirarle por considerarlo "indigno de seguir contando con tal gracia" Finalmente aceptó la entrevista, con estas condiciones: no se tocarían ciertos puntos, que "quedarán para después"; sólo hablaría de su caso; daría ciertas explicaciones para redondear temas, pero "off the record", y daría a conocer su opinión sobre el Pemex de ayer y de hoy ?Sabemos que sus abogados opinan que es mejor que usted no hable de su situación respecto de la justicia mexicana En Chile, su extradición fue denegada por considerar la Corte Suprema que no se demostró la comisión de fraude a Pemex, de lo cual se le acusa, pero eso no basta para demostrar que usted es inocente ¿Cómo pretende usted demostrar su inocencia? ?Creo que el más elemental sentido común conducirá a deducir que en mi posición de Subdirector Comercial de Petróleos Mexicanos, cometer fraude, sin la complicidad de algunos de mis subalternos inmediatos, sería imposible Dependían de mí cinco gerentes quienes, a su vez, tenían a su mando unos diez subgerentes Con todo ellos tenía yo trato diario para conducir los negocios de la Subdirección Todos ellos están en México y todos están libres Usted podría promover que alguno de los colaboradores de su revista los contactara y les preguntara si en alguna ocasión yo les ordené o simplemente les recomendé favorecer a determinado proveedor o contratista No es difícil localizarlos y preguntarles ?Su posición en Pemex era alta A usted lo nombró el entonces presidente López Portillo ?Sí, por recomendación de Jorge Díaz Serrano ?Del cual usted era muy amigo desde mucho antes ?Así es ?En su libro, Jorge Díaz Serrano dice que usted cometió fraude contra Pemex ¿Qué responde usted a eso? ?Leí ese libro Las aseveraciones de Díaz Serrano me parecen muy desafortunadas Comprensibles, tal vez, ya que durante su cautiverio y las prolongadas diligencias que se llevaron a cabo en relación con su problema, sufrió el canibalismo de personas en las que él confiaba Somos proclives a contagiarnos con rumores escandalosos y, ocasionalmente, les agregamos otro tanto de nuestra parte ?¿Por qué Díaz Serrano lo perjudicó a usted y no a otros? ?Porque pensó, erróneamente ?al menos eso creo?, que al cabo de un tiempo saldría de la cárcel y retomaría antiguas posiciones Y para ello creyó conveniente mostrarse como víctima de terceros Pero equivocó el camino y atacó a quienes no debía Debió, más bien, apuntar hacia quienes realmente lo perjudicaron ?José López Portillo, por ejemplo ?Eso lo dice usted, no yo ?También dice Díaz Serrano en su libro que fue Agustín Barrios Gómez quien le entregó los datos para afirmar que usted cometió fraude ¿Qué opina usted? ?Sin comentarios ?Entonces, usted considera que Díaz Serrano lo calumnió ?Yo le puedo decir con certeza que lo que Díaz Serrano dice de mí es una de las muchas mentiras que dice en su libro ?Usted mencionó el cautiverio de Díaz Serrano Una de las acusaciones para encarcelarlo fue la compra de dos barcos, misma que se consideró "irregular" Entre las gerencias que dependían de la Subdirección a su cargo estaba la de Marina, a través de la cual se adquirieron esos barcos ¿Por qué entonces estuvo Díaz Serrano preso y usted no? ?Cuando esos dos barcos se adquirieron, yo estaba hospitalizado La persona que quedó en mi lugar en la Subdirección no tenía atribuciones para legalizar contratos ?mi cargo era de confianza?, y por ello debió firmar Díaz Serrano ?Si usted hubiera estado en su puesto a la hora de esa adquisición, ¿la habría autorizado? ?Preferiría no pronunciarme acerca de una situación hipotética Es, además, un caso juzgado y no creo conveniente discutirlo "HOMBRE FUERTE" ?Durante los diez años en que la justicia mexicana lo ha requerido, se ha dicho, entre otras cosas, que usted era el "hombre fuerte" de Pemex ¿En qué se fundamenta esa aseveración? ?No tiene ningún fundamento Posiblemente mi antigua amistad con Díaz Serrano hizo que se pensara así, pero nunca tuve más jerarquía que la que me dio mi Subdirección Tampoco pretendí mayor jerarquía ?Sin embargo, usted acordaba con el Presidente de la República, afirman ?Sólo cuando acompañaba a Díaz Serrano por algún caso determinado, referido a mi Subdirección O cuando Jorge se encontraba fuera de México porque, de acuerdo con la ley orgánica de Pemex, me tocaba sustituirlo ?¿En cuál de las gerencias dependientes de la Subdirección está usted acusado de fraude? ?En la Proveeduría y Almacenes Por cierto, el gerente era Raúl Cisneros, otro de los 28 acusados El está en México, está libre ?¿Compareció usted ante alguna autoridad judicial antes de abandonar México? ?Sí Me entrevisté con el entonces Procurador General de Justicia ?Oscar Flores Sánchez? en los últimos meses de 1982 Yo había salido de Pemex en junio de 1981 Jorge Díaz Serrano había salido el 6 Casi un año y medio después yo hablé con el Procurador No fue una entrevista agradable, por cierto Yo quería enseñarle algunos documentos que demostraban lo infundado de las acusaciones en mi contra Yo no conocía a Flores Sánchez sino por teléfono, ya que mientras estuve al frente de la Subdirección él me llamaba periódicamente para recomendarme a su hijo "Oscarín", que tenía negocios con la Gerencia de Ventas Interiores de Pemex En esa época la familia Flores Sánchez era la concesionaria de la distribución de gas licuado en el estado de Chihuahua y parte de Sonora "Vuelvo a la entrevista con el Procurador Cuando le enseñé los documentos, me dijo con cierto enojo que eso era precisamente lo que él había solicitado a Pemex, sin resultados Y me preguntó si yo sabía dónde estaban archivados Cortésmente respondí que no era yo el encargado del archivo de Pemex; que había sido Subdirector Comercial El Procurador no acogió mis peticiones, asegurándome que había ciertas `tormentas' en las cuales la Procuraduría no acostumbraba intervenir Quedó claro que yo no tendría muchas garantías" ?Y decidió salir de México ?Es que esa misma tarde, después de entrevistarme con Flores Sánchez, estaba yo en un restaurante y llegaron a avisarme que era buscado por policías de la Procuraduría ?Pero no llegaron a apresarlo ?No ?Salió usted hacia Estados Unidos ?Sí, y estaba en Houston, Texas, cuando llegó hasta mi casa un agente del FBI a notificarme que debía comparecer ante el Gran Jurado, para declarar Y aquí tocamos un punto que me interesa comentar ¿Quién le ha pedido cuentas a Pemex, empresa del Estado mexicano, por renunciar a su inmunidad y someterse a la jurisdicción de un juez norteamericano, en Houston, para demandarme civilmente por un delito que supuestamente yo habría cometido en México? ?¿Qué pasó en su comparecencia ante el Gran Jurado? ?Debí enfrentar a siete fiscales, pasé por presiones muy fuertes, sólo porque los abogados no pueden participar en el interrogatorio; uno puede salir y consultarlos, pero durante el interrogatorio el acusado está solo Pero, pese a todo, el Gran Jurado me dejó libre Es más: los fiscales tuvieron que pagar los gastos ocasionados por ese juicio Y después fui yo quien convocó nuevamente al Gran Jurado Pero no ahondaremos en esto ahora Lo que quiero decir es que nada me fue probado Salí de Estados Unidos de manera legal Y en Chile, el presidente de la Corte Suprema, Marcos Aburto, como juez de primera instancia en el caso de solicitud de extradición presentada por el gobierno mexicano en mi contra y en la de otra persona, determinó que las pruebas no acreditaban la comisión del delito, denegando la extradición El abogado representante de México apeló de ese fallo y la causa fue vista por la Cuarta Sala del máximo tribunal, que ratificó el fallo del juez Aburto Eso demuestra que, hasta hoy, nadie ha podido probar los cargos de que se me acusa y por los cuales yo estuve dos años preso en Chile ?En su domicilio ?Sí, por motivos de salud Estoy operado del corazón, tengo cuatro "by pass" y también me operaron de la próstata Parte de mi cautiverio fue en una clínica y el resto en mi domicilio, con la policía en la puerta de mi casa las 24 horas del día ?No puede desconocer, sin embargo, que la Corte Suprema tuvo ya antes actitudes contrarias a los intereses de México respecto de esta caso ?No en el mío Mi extradición se ha pedido una sola vez ?Pero la causa de Jesús Chavarría y la suya son la misma Además, es un hecho que las pruebas de México llegaron en mala forma o tardíamente, lo que fue favorable a ustedes ?Es que no tienen pruebas suficientes ?Lo cual, en rigor, tampoco equivale a que usted sea inocente ?Estoy consciente de que no soy yo el más indicado para juzgar mi actuación Si digo que soy inocente, ¿usted me creerá? ?Lo importante no es que yo lo crea, sino que la justicia lo asuma así Señor De León, usted dice que Jorge Díaz Serrano mintió en su libro ¿Usted ha mentido también? ?Bueno, la verdad es que algunas veces, ante un cúmulo de mentiras acusatorias, se valen algunas mentiras a manera de defensa Pero quiero redondear un punto que para mí quedó a medias Cuando se vio la apelación de la defensa del gobierno de México, los abogados de ambas partes tuvieron la oportunidad de presentar oralmente todos sus argumentos Y, repito, el fallo del juez Aburto fue ratificado en todas sus partes y por unanimidad de la sala Si tomamos en cuenta que toda esta discusión fue en audiencia pública y considerando el sumo interés que el gobierno mexicano tenía en este asunto, es extraño que no asistiera a dicha audiencia ningún miembro de la embajada de México en Santiago ?¿Qué habría ocurrido si su extradición hubiera sido otorgada? ¿Qué habría hecho usted? ?¡Suicidarme! ?Eso tiene dos lecturas: temía usted que su responsabilidad fuera, finalmente, demostrada en México O usted no tiene confianza en la justicia mexicana, pese a ser inocente ?No Lo que ocurre es que un hombre, a mi edad ?tengo 69 años? y en mis condiciones de salud, no puede resistir cuatro o cinco años en una cárcel hasta que la justicia determine que no tiene culpas y lo deje ir Eso ya le ocurrió a Eduardo Barrera, uno de los 28 acusados de los cuales, insisto, no hay nadie preso ?¿Usted siente que hubo mala intención al acusarlo? ¿Hubo afán de perjudicarlo? ?Le respondo con lo siguiente: en 1982, estando en un restaurante, el procurador Flores Sánchez le ordenó al subdirector Administrativo de Pemex, que se encontraba en otra mesa, que me suspendiera el pago de la jubilación Así, a voces, de una mesa a otra Y la jubilación a la que yo tenía derecho después de trabajar 34 años en Pemex, me fue suspendida Yo, a diferencia de otros funcionarios de Pemex, soy ingeniero petrolero Cuando Jorge fue cesado, yo salí de Pemex y me acogí al derecho de jubilación Era de alrededor de 4,000 dólares mensuales Pude cobrarla durante un año Y por órdenes de Flores Sánchez me la suspendieron, hasta el día de hoy Concluya usted si hubo o no hubo afán de perjudicarme ?Y usted niega haber llegado a Chile con los millones del fraude a Pemex ?No traje millones a Chile Y tampoco los tengo fuera ?¿De qué vive? ?Tengo una asesoría en Chanaral, acá en Chile, por la cual percibo una cantidad mensual, por cierto inferior a mi jubilación ?Si la Corte Suprema decide que usted deja de ser chileno, ¿qué hará? ?Esperemos el fallo de la Corte Prefiero hablar con conocimiento de causa ?Supongamos, con fundamentos, que el fallo sea favorable ¿Qué hará? ?Tal vez escribir mis memorias ?¿Qué tanto de ellas se referirá al caso del fraude contra Pemex? ?La mayor parte Este es un tema que me tiene obsesionado hace diez años Pienso en él al despertar, durante el día y al dormir Tengo tres frentes de preocupación: México, Estados Unidos y Chile Incluso he terminado siendo experto en leyes He leído, estudiado, consultado Sólo yo sé ?¿Y cómo titularía esas memorias? ?Las llamaría Y todos mentimos un poco Proceso 857 15 de febrero de 1993

Comentarios