Los delitos de Durazo

viernes, 25 de enero de 2002
Mientras seguíae el estira y afloja en el caso de la extradición de Arturo Durazo Moreno en junio de 1985, lo cierto era que, absuelto o no de los cargos que se le imputaban, el exjefe policiaco estaba exento de acusación por los peores crímenes que cometió En México, de acuerdo con una tesis de la Corte, las pruebas presunsionales ?que llevan a inferir la verdad en un ilícito? avalaban la acción penal en contra de los transgresores de la ley En este caso, abundbaan dichas pruebas en los delitos cometidos por Durazo Algunos de esos ilícitos, no configurados en la consignación del extitular de la Dirección de la Policía y Tránsito, se citan a continuación: La matanza del río Tula, cometida a principios de 1982 De acuerdo con la averiguación previa número 4897/84 y con base en los relatos de varios de los detenidos por ese crimen, principalmente de Roberto Carbente Carreto, Héctor Fuentes y Arturo Sánchez Carrillo, los autores intelectuales fueron Durazo y Francisco Sahagún Baca, exdirector de la División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia (DIPD) En el voluminoso expediente quedó asentado lo escuchado por Carbente Carreto, luego de consumada la matanza El principal ejecutor, Rodolfo Reséndiz Rodríguez (a) "El Rudy", entonces prófugo también de la justicia, informó de los hechos a Sahagún Baca, quien pidió calma: "Estén tranquilos, todo se hizo por orden del general Durazo" Del enriquecimiento "inexplicable" de Durazo hay muchos testimonios Uno de ellos: la denuncia pública de Víctor Manuel González Rivera, quien tuvo a su cargo la Unidad de Finanzas de la DGPT en los últimos tres años del sexenio de López Portillo González Rivera describió con lujo de detalles los turbios manejos de su exjefe: jineteó a su antojo el presupuesto de la dependencia Infló las partidas asignadas, obtuvo comisiones improcedentes de cuentas bancarias personales e hizo negocios en inversión de valores (CETES) Durazo se hizo de más dinero con cheques de hule, facturas apócrifas, documentación de gastos sin comprobar, erogaciones imprevistas, gratificaciones, importación de vehículos, armas y equipo de contrabando, entre otras irregularidades "saldadas" a último momento, que configuraban fácilmente el delito de peculado De la incalculable fortuna que amasó el "general", de la cual los centenarios que le regalaban a la fuerza eran apenas un ingreso mínimo extra, hizo gala de ostentación en sus mansiones del Ajusco y Zihuatanejo El "Partenón" se construyó en tierras ejidales, sin decreto presidencial de expropiación ni indemnización a los afectados En el Ajusco, los pobladores de San Andrés Totoltepec, y de San Pedro Mártir denunciaron cómo, durante 14 años, Durazo corrompió a los lugareños, los enfrentó entre sí, les quitó sus tierras, se apoderó del agua y de la cantera y cerró caminos para construir su mansión con policías disfrazados de albañiles a cargo de la nómina de la DGPT Habría que agregar, a todo ello, las versiones bien fundadas de la relación entre Durazo y la mafia del narcotráfico En contra de la corrupción A principios de julio de 1982, Durazo Moreno hizo las siguientes declaraciones a Proceso, cuando dio a conocer el cese de 11,500 policías en lo que iba del sexenio, que no se hicieron merecedores del respeto y de la confianza de la sociedad En pocas palabras, por corruptos ?Se dice de usted que es un hombre muy rico ?Ni tanto ?¿A qué está expuesto un funcionario público como usted, de quien se dicen tantas cosas? Recordamos también que se le señaló como uno de los sacadólares ?Saca ¿qué? ¡Pues qué soy ignorante o tan bruto! Actualmente sólo tengo mi casa y chequen cuándo y cuánto me costó ?¿Cuál de todas? ?No, no, no, ¿cómo que cuál de todas? Tampoco ¡Mi casa me ha costado sangre! Pero los mexicanos somos tan pinches que nos hacemos daño unos a otros ?Le hablamos de sus casas porque en Guerrero, concretamente en Zihuatanejo, es vox populi la mansión que tiene usted ahí, además de la que posee en el Ajusco y ?Bueno, aquella no la hemos terminado Además, yo tengo derecho a tener casa en Zihuatanejo, ¿no? Si la tienen los pobres, ¿por qué yo no? A principios de 1981, el jefe policiaco afirmaba a otro reportero: "Soy el mismo de siempre Y quiero ser así toda mi vida No soy mentiroso Sí, yo vivo bien A los ojos de todos No soy como muchos que tienen dinero y lo esconden y viven en cuevas" Durazo Moreno ha sido proclive a pronunciarse, insistentemente, en contra de la corrupción En 1978 dijo: "Estamos para servir con base en la línea de trabajo, honestidad y humanismo del presidente José López Portillo y del profesor Carlos Hank González", al tiempo de pedir comprensión para los policías "que son los amigos que protegen nuestros intereses, aun cuando sé que todavía hay elementos nocivos enclavados en nuestras filas" Exhortó: "Quienes no están a gusto o se nieguen a acatar las disposiciones, pueden irse a la calle para dar paso a elementos que verdaderamente traten de servir con honradez a la comunidad" Advirtió: "Que sea cesado o degradado todo aquel elemento de la corporación que no cumpla con eficiencia y honestidad el trabajo que se le encomienda" Alérgico a las críticas ?común denominador entre los funcionarios públicos? el general ha reconocido tener muchos enemigos, pero no se queja: "No me interesa que algunos me odien tengo el compromiso ineludible de que, cuando me vaya, deje y entregue una policía más digna, más honesta y más consciente de su deber" Reconocer mejor a sus amigos, sobre todo a uno: el Presidente, el amigo de la juventud, "a quien nunca traicionaría su confianza, al ponerme frente a la corporación" Y a quien aplaudió efusivamente durante su último informe de gobierno cuando hablaba de la corrupción y sus esfuerzos para combatirla (Proceso No 306 / 13 de septiembre de 1982)

Comentarios