Aborto;crisis moral, sobre un tema sin consenso

miércoles, 30 de enero de 2002
Los humanos piensan en términos de extremos opuestos, y al formular sus creencias usualmente no reconocen posibilidades intermedias, escribió Carl Sagan en un artículo de 1990, publicado con Ann Druyan en la revista Parade (recogido en su libro Miles de millones, pensamientos de vida y muerte en la antesala del milenio) En el texto que contiene esa reflexión ?La cuestión del aborto, una búsqueda de respuestas?, Sagan y la coautora comentan una situación que no es diferente a la realidad mexicana: Los medios de comunicación estadunidenses han extendido la idea, al no establecer "distinciones sutiles", de que sólo hay dos puntos de vista con respecto al aborto: proelección y provida Los defensores "de la elección" sostienen que la interrupción voluntaria del embarazo es una decisión que compete exclusivamente a la mujer, y que el Estado no tiene derecho a intervenir; los defensores "de la vida" afirman que un ser humano lo es desde el momento de la concepción, por lo tanto, el aborto es un asesinato Por eso fueron irreconciliables las posiciones alrededor de Paulina, la niña oaxaqueña de 14 años a quien, luego de una violación, se le impidió abortar en Baja California Un diputado panista local anunció que entregará un reconocimiento a los médicos que se negaron a practicar el aborto Su actitud provocó el repudio, así como el aplauso ¿Cuándo empieza la vida? Siglos antes de que los científicos imaginaran el posterior desarrollo de la medicina, filósofos y teólogos elaboraron distintas teorías sobre el comienzo de la vida humana Pero siglos después, aun con el avance médico, no han producido una teoría inobjetable Un artículo de Michael Flower, Convirtiéndose en un ser: El desarrollo prenatal de los humanos, compilado, entre otros, en el libro Aborto, medicina y la ley, indica que la cuestión de "cuándo comienza la vida humana encierra el punto central del conflicto del aborto: el estatus moral del embrión/feto" Para algunos hombres de ciencia, la vida específicamente humana comienza con la existencia "de un genoma humano logrado con la fecundación"; para otros, con la pérdida de la capacidad del embrión de convertirse en gemelos, es decir, cuando ocurre la individualización; una teoría distinta establece que hay vida humana cuando aparece la "movilidad embrionaria"; una más: la vida humana se da con "la emergencia de una forma humana inconfundible"; el último concepto de vida humana corresponde a la primera conciencia o aun al nacimiento Flower explica que la respuesta demanda "la introducción de dimensiones necesariamente extrabiológicas" Y en virtud de que la ciencia no ha descubierto una valoración absoluta de la personalidad prenatal, deja al "discernimiento moral" contestar cuándo puede seguir el adjetivo "humano" a la vida en desarrollo Brindar el atributo de humano, concluye, "es con claridad" un acto constituido en la sociedad Sin embargo, hay tantas convicciones morales como sociedades o incluso seres humanos Con la orientación de la ciencia, pero sin soluciones definitivas, los hombres deben elegir y justificar su elección con base en su moral Médicos como Rubén Lisker ?expresidente de la Sociedad Mexicana de Genética, quien fue miembro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO? aseguran que sobre el aborto "nunca habrá consenso" Explica: "En mi opinión, a lo más que se puede llegar es a que en algún momento cada quien obre conforme a su conciencia" Actual director de Investigación del hospital de Nutrición Salvador Zubirán, Lisker reitera que "el punto crítico" del aborto es que no existe ningún criterio médico capaz de establecer categóricamente cuándo se inicia la vida humana Entre las proposiciones científicas, que van de la formación de la primera célula ?resultado de la unión de un óvulo y un espermatozoide? al inicio de la actividad eléctrica del encéfalo o hasta que ocurra la primera respiración ?sostiene Lisker?, ninguna es más válida que otra y ninguna es mayoritariamente aceptada entre la comunidad médica El experto analiza el problema desde su perspectiva, la de la genética: "Es común que una mujer tenga un producto con una enfermedad genética grave y que, por lo tanto, no quiera tener a ese hijo" Luego lo repasa en su contexto social: "En México hay una mayoría pobre que sólo puede abortar ?sin importar el motivo? en condiciones insalubres, a riesgo de la salud o la vida de la mujer Hay que entender que éste es un problema de salubridad pública" La responsabilidad del Estado En su iniciativa de reforma al Código Penal para despenalizar el aborto en algunos casos, la exjefa de gobierno Rosario Robles recogió algunas de las preocupaciones del doctor Lisker El 14 de agosto del 2000, en el acto de presentación de dicha iniciativa, Luis Villoro expuso que el Estado que se precie de ser liberal debe respetar las opiniones de los distintos sectores de la sociedad, siempre y cuando no atenten contra las concepciones contrarias "En eso consiste la libertad", dijo en entrevista con Proceso Desgraciadamente, añadió el filósofo e investigador emérito, en México no hay neutralidad respecto de las concepciones acerca del aborto, pues el Estado, al calificar el acto como delito, tomó una posición de moral pública Se dijo de acuerdo con que al optar por una teoría de la vida, el Estado dejó de considerar, y de respetar, muchas otras No sólo impuso su criterio a la sociedad, sino que evadió remediar las causas del mal La legislación mexicana en materia de aborto, coinciden varios expertos, además de inoperante carece de fundamento científico El Estado hizo suya la teoría eclesiástica ?existe vida humana desde el momento de la concepción?, una teoría, como todas, incomprobable Así, argumentan las feministas, el Estado mexicano se convirtió en un controlador de cuerpos Obliga a la maternidad arguyendo la defensa del derecho a la vida Protege el más básico de los derechos, pero impone una vida sin libertad Villoro afirmó que, biológicamente, al momento de la concepción hay una nueva vida, pero ésta no implica la existencia de una "persona humana" Explicó: "La filosofía aristotélica sostenía que una nueva vida se considera persona humana en el momento en que tiene las condiciones para albergar un alma Y eso, consideraban, sucedía cuatro semanas después de la concepción" Por supuesto, existen otras corrientes con sus propias teorías acerca de la humanidad Expuso el investigador: "La teoría más laxa establece que una persona humana considerada como sujeto de derechos y obligaciones morales y jurídicas sólo puede considerarse cuando es autosuficiente Otra menos laxa dice que una persona humana lo es cuando su vida ya no está ligada biológicamente a la de la madre Un criterio más estricto, el mayoritariamente aceptado desde el punto de vista científico, determina que la nueva vida pertenece a un individuo de la especie humana en el momento en que se desarrolla su sistema nervioso central y aparece la corteza cerebral Así, la interrupción del embarazo antes de ese lapso no atenta contra una persona humana El criterio más estricto, que suelen manejar muchos miembros de la Iglesia Católica, considera que desde el momento de la concepción hay ya una persona humana Pero respecto de ninguno hay certeza absoluta "Ya que se habla de una materia de elección de vida, sujeta a la moral ?insistió Villoro?, es claro que la responsabilidad del Estado es respetar los distintos criterios que son tolerantes frente a los otros, mientras no tengamos una justificación racional incontrovertible del asunto" ?Si ninguna teoría es incontrovertible, ¿cuál debería ser la solución del Estado? ?La solución para cada quien es atenerse a los criterios que considere conforme a su propia razón y a sus normas morales La legislación debe respetar plenamente a aquellos que consideran que el aborto es un crimen, porque es su opción de vida, pero debe respetar igualmente a quienes consideran que la interrupción voluntaria del embarazo, lejos de ser un crimen, es benéfica para su plan de vida Al filósofo, quien consideró que después de las cuatro semanas de gestación el aborto constituye un crimen, se le preguntó acerca de uno de los argumentos a favor de la despenalización: ?Se supone que cada niño que va a nacer tiene garantizados derechos elementales como la alimentación, la salud, la educación Pero en nuestra realidad esto no ocurre Millones de niños están condenados de antemano a la pobreza porque la mayoría de ellos, en esa situación, no tendrá una vida digna Y mientras en algunos Estados a las madres miserables se les niega la posibilidad de abortar, sí se les permite a quienes llevan en el vientre a un feto que padece una deformación o una enfermedad congénita, arguyendo que ese niño no podrá tener una vida digna ¿Desde el punto de vista ético, esto es correcto? ?Creo que la ley debería permitir la interrupción voluntaria del embarazo a juicio de la madre, que es al agente que puede actuar con responsabilidad moral absoluta La mujer debe tomar su propia decisión, sea rica o sea pobre La pobreza es sólo un argumento que se añade El Estado "no tiene derecho" de imponer una concepción moral, terminó Villoro, a los individuos autónomos, moralmente No le corresponde esa función Fue más allá: Las razones generalmente utilizadas por las feministas de que el aborto debe legalizarse pues la clandestinidad pone en riesgo su salud y hasta su vida, no tiene profundidad "Tiene más fondo el argumento siguiente: haya o no haya daño social, la persona humana es autónoma y un Estado democrático debe respetar su decisión sobre el propio cuerpo, la propia vida y las normas que deben regir esa vida" La vida digna de vivirse Ni filósofos ni teólogos han llegado a un consenso en la cuestión del comienzo de la vida En el siglo XIII, Santo Tomás de Aquino afirmó que el aborto no era homicidio a menos que el feto tuviera alma, y la tenía mucho después de la concepción; San Agustín prohibió el aborto cuando el feto estuviera bien formado Sostenía que el alma entraba a los cuerpos de los hombres a los 40 días, y a los 80 en las mujeres; en 1140, Graciano, en uno de los cánones del código que lleva su nombre, concluyó que el aborto era homicidio sólo cuando el feto estaba formado Hasta 1869, cuando el Papa Pío IX exigió la excomunión por aborto durante cualquier etapa del embarazo, había perdurado la posición del Papa Gregorio XIV, contenida en su Constitución Apostólica: "En donde no se involucra ningún homicidio ni un feto animado, no se debe castigar más severamente de lo que lo hacen los santos cánones o la legislación civil" En el Código de Derecho Canónico promulgado por Pío X en 1917, se decretó la excomunión latae sententiae (automática y sin juicio) a quien tomara parte en un aborto Según Enrique Maza, estudioso de la filosofía y la teología, la postura de la Iglesia católica en materia de aborto contradice a la Biblia, que concibe al hombre como "una unidad indivisible, un ser viviente único que no está compuesto de dos partes separables" Los hebreos no concebían al hombre como "una dicotomía de cuerpo y alma ni tricotomía de cuerpo, alma y espíritu" Considerando al hombre como una unidad, "entendían la vida de una forma equilibrada, integral, vinculada radicalmente a la humanidad y a la creación "El hombre, en las descripciones bíblicas, no es un producto del angelismo, no es un ser que odia su cuerpo para salvar su alma" Según la concepción bíblica ?dijo Maza?, el hombre sólo llega a ser verdaderamente persona cuando se encuentra dentro de una comunidad, con relación a su prójimo y con Dios "La esencia del hombre es la capacidad de relación" Como "vida es relación", a la Biblia no le importa la vida biológica si no tiene nivel humano; valora la calidad de vida, no la vida en sí misma "La vida no vale si no es digna de vivirse", indicó Aseguró que la Iglesia está entrampada porque en tanto la Biblia es la palabra revelada por Dios y desconoce el alma, no puede definir como dogma la existencia del alma porque ha definido como dogma la existencia de la Biblia María Consuelo Mejía, directora de Mujeres Católicas por el Derecho a Decidir, tomó las palabras de Maza ?"La moral bíblica responde a la obligación ética de la justicia y el servicio incondicional del hombre a todo hombre, sobre todo al humilde, al débil, al desamparado"? y defendió el derecho de las mujeres a abortar si así se los dicta su conciencia, para proteger su calidad de vida y para no condenar a un niño a una vida sin calidad Se le expusieron los argumentos de ambos a Manuel Olimón Nolasco, historiador especialista en asuntos religiosos de la Universidad Pontificia, y sólo dice: "Ésa es la opinión de ellos" Olimón esgrimió que la convicción del judeocristianismo es que desde el momento de la concepción hay vida humana, aun cuando el ser humano no esté acabado "Y es un consenso que ha perdurado por siglos" La discusión "moderna" sobre el aborto, que debate la diferencia entre el ser de la madre y el ser que lleva en su seno, señala, "es una discusión bizantina, que no está en este momento en el tapete" Minimizó las divergencias en el seno de la Iglesia alrededor del aborto Opiniones como las de Santo Tomás o San Agustín, rebate, nunca han sido dominantes: "Si exploramos en materia filosófica-teológica qué es el ser humano y cómo tiene que ver con Dios desde el primer momento, podemos preguntarle a Samuel Ruiz y a Onésimo Cepeda, y van a decir lo mismo Ahora no hay diferencias, aun cuando en otra época las haya habido" Y agreg´p: "Siempre hay quien encuentra entre los contemporáneos a alguno que piensa diferente, pero, con respeto, no creo que vaya a haber un cambio en la convicción de la comunidad cristiana" Donde hay duda, hay libertad Pero María Consuelo Mejía tiene una idea distinta Afirmó que quizá "la alta jerarquía" está de acuerdo en el tema, "pero la conducta de los fieles muestra lo contrario Millones de católicas tienen relaciones sexuales antes del matrimonio, usan anticonceptivos y abortan Y entre los sacerdotes hay una mayoría silenciosa, porque se les castiga por decir lo que piensan en realidad Lo transmiten a su feligresía, pero no pueden hacerlo públicamente" Argumentó Olimón que, teológicamente, el rechazo al aborto está basado en la definición de ser humano De acuerdo con la tradición judeocristiana, explicó, el ser humano es distinto al resto de las realidades vitales del universo "Por eso me parece que el enfoque religioso del asunto no es el mejor, ya que éste no es un asunto estrictamente religioso" Mejía dijo que el tema no puede desprenderse del enfoque religioso Pero desde el catolicismo, expuso, el dilema del aborto puede resolverse utilizando la teoría del probabilismo, "que consagra la diversidad de opiniones en cuestiones en las que hay un debate moral" Esta doctrina fue elaborada en el siglo XVII por teólogos dispuestos a enfrentar situaciones éticas en las que el consenso católico se debilitaba Según escribió Daniel Maguire, profesor de teología moral en la Universidad de Marquette, el probabilismo se basa en la idea de que "una obligación moral sobre la cual hay dudas no puede imponerse como si fuera cierta" Su principio reza: "Donde hay duda, hay libertad" ?¿Por qué la Iglesia no ha promovido para el caso del aborto la doctrina del probabilismo? ?se le preguntó a Olimón ?En primer lugar, el tema del aborto se da en una sociedad pluralista El probabilismo como doctrina moral se usó dentro del ámbito estrictamente católico para asuntos que no eran esenciales, por ejemplo, la forma de prepararse para un sacramento No se aplica al caso del aborto porque no hay dudas internas Mejía respondió al sacerdote: "El Papa Juan Pablo II ratificó en El umbral de la esperanza el planteamiento de la primacía de la conciencia sobre las enseñanzas de la Iglesia Eso es consecuencia del probabilismo La enseñanza de la Iglesia es una guía, no es una obligación, porque en la moral no hay dogmas" Sin embargo, reconoció Olimón, la Iglesia católica requiere informar a sus miembros sobre el aborto, que ya no es una convicción indiscutible: "Me da luz un documento reciente de los obispos franceses en materia de reconocimiento de la realidad Se refería a que antes había cuestiones que se sostenían en una sociedad por sí mismas, como la cuestión de la paternidad A las generaciones de hace 50 años nadie les enseñó lo que es la paternidad Creo que la tarea principal de la Iglesia va por ahí: la jerarquía y los fieles tenemos que darnos cuenta de que esas convicciones ya no pasan tan sencillamente, de que podemos encontrarnos con una comunidad católica que ya no tiene una recepción tranquila de cierta tradición; requiere ser informada, formada en su conciencia y acompañada en sus problemas de definición" El aborto, reiteró, es un asunto "muy caldeado por los medios de comunicación y por la discusión política, y no es un problema religioso, sino político" ?Discusión política a la que ha entrado la jerarquía de la Iglesia ?Sí, ése es uno de los desenfoques de lo que ha ocurrido en las últimas semanas Los arzobispos de México han asumido un papel protagónico que no les corresponde Un asunto de índole nacional tendría que asumirlo la Conferencia Episcopal Las decisiones íntimas La directora de Mujeres Católicas por el Derecho a Decidir tiene una posición flexible respecto del aborto Se niega a que las madres conciban hijos no deseados ?en cualquier caso?, pues "la maternidad, como destino ineludible de las mujeres, niega la vivencia de la sexualidad en función de la unión, del amor y del crecimiento espiritual" La oposición al aborto en tanto defensa de la vida, es deleznable, dijo: "Es la justificación de la guerra justa No veo a los grupos provida defendiendo a ultranza a los condenados a muerte, por no ir más lejos" ?¿Qué hizo posible que en Italia y España, países profundamente católicos, se haya legalizado el aborto? ?Su nivel de educación e información, que permite a las mujeres defender sus derechos Es imposible sostener entre mujeres educadas que debes dedicarte a cuidar los hijos que Dios te dé Cuando se le presentaron a Olimón Nolasco las argumentaciones del grupo dirigido por Mejía, atacó: "Es una organización muy bien financiada que no se ha dedicado sino a buscar en la tradición todo aquello que la contradice" Y contratacó María Consuelo: "Ésa es nuestra historia con la jerarquía; siempre nos ha descalificado, pero nunca ha rebatido nuestros argumentos teológicos Las decisiones que toman las mujeres de acuerdo con los dictados de su conciencia tienen más importancia que las enseñanzas morales de la Iglesia" Además, reforzó, la práctica de las mujeres católicas muestra que no siguen las enseñanzas de la Iglesia en temas morales "De acuerdo con las estadísticas en México, 60% de las mujeres en edad reproductiva usa anticonceptivos Muchísimas de ellas tienen relaciones sexuales antes del matrimonio, apoyan el uso del condón, y abortan "Precisamente nuestro grupo surgió porque nos dimos cuenta de la distancia entre las enseñanzas morales de la Iglesia y la práctica de las personas, y del peso que tiene un mensaje cada vez más conservador y restrictivo en la toma de decisiones íntimas" El primer paso Rosario Robles, la entonces jefa de Gobierno del Distrito Federal, narró a Proceso que en agosto del 2000 tenían más de un año trabajando 40 organizaciones de mujeres que plantearon reformas a los Códigos Penal y Civil Ellas fueron las que le sugirieron que en un período extraordinario de la Asamblea Legislativa del DF se podría sacar adelante la iniciativa, que excluye de pena al aborto bajo ciertas circunstancias La exjefa de Gobierno vio una puerta abierta tras el intento de los legisladores guanajuatenses por penalizar el aborto aun en caso de violación El debate se había desatado "Era el momento oportuno de plantear una opción diferente, basada en la tolerancia, en la defensa del Estado laico, que parte del respeto a los derechos de las mujeres", relató No fue una venganza en contra de los de Guanajuato, aseguró, en referencia al intento panista de incrementar las sanciones a mujeres que abortan "Se abrió el debate y había que entrarle" Además, argument, las causales que pretende excluir de la penalización existían ya en otras entidades Luis Villoro dijo, cuando se presentó la iniciativa, que la jefa de Gobierno se había quedado corta "Claro que me quedé corta, muy corta, en términos de lo que plantean las mujeres y de la posición del PRD Me quedé justa por el contexto y la situación; sabía que no podía ir más allá, pero quería que no siguiéramos simulando, actuando como si el problema no existiera" Robles hubiera querido despenalizar el aborto, "quitarlo del Código Penal y enviarlo a la Ley General de Salud", pero se conformó con dar "el primer paso" que más adelante podría completarse Se limitó a proponer la exclusión de dos causales: el grave riesgo de salud de la mujer (que existe en 11 estados) y las malformaciones congénitas en el feto (vigente en ocho más), aun cuando no es la propuesta "que yo quisiera" Su iniciativa, según ella misma, fue "una posición prudente" A lo que la perredista aspira es a una sociedad informada que prevenga embarazos no deseados, que no se vea en la necesidad de recurrir al aborto Reafirmó su opinión de que la discusión sobre el aborto no se da entre los promotores de la vida y los promotores de la elección, sino sobre un derecho legítimo de las mujeres Y apuntó: "Yo me ubico en los promotores de la vida; ésta es una lucha por la vida de las mujeres" La solución del dilema ético y moral sobre el aborto, a su juicio, está en el tratamiento penal, "que es el único canal donde podemos ponernos de acuerdo", siempre y cuando se deje al margen el carácter religioso La responsabilidad del gobierno, observó, es respetar la decisión de cada quien "En este caso, corresponde al Estado proveer los medios seguros para que esa decisión se dé en condiciones confiables y salubres" ?¿Qué piensa usted sobre el comienzo de la vida? ¿La causal de grave riesgo de la salud o la vida de la madre no permite que se suprima una vida por otra? ?Para mí el debate no es el comienzo de la vida, en eso no me quiero meter El gobierno no puede dar el debate en ese terreno, sino en el de la libertad ?¿Si hubiera podido avanzar más de un paso en la despenalización de la ley, qué hubiera argumentado? ?Esa ley hubiera tenido un fondo libertario (Proceso 1242, 21 de Agosto del 2000)

Comentarios