Echeverría, el gran culpable histórico

miércoles, 30 de enero de 2002
Pese al empeño de Luis Echeverría Alvarez ?durante tres décadas?, por sacudirse el estigma de la represión contra el movimiento estudiantil de 1968, que culminó con la matanza del 2 de octubre, Luis Echeverría disfruta de escasa credibilidad pública, su responsabilidad directa en esos hechos ha sido documentada La mayoría de los 18 testimonios que recogieron los ocho diputados de la Comisión Especial del Caso 68, cuyas transcripciones serían editadas para su consulta en un disco compacto, junto con abundantes documentos, apuntan hacia la responsabilidad intelectual del entonces secretario de Gobernación en el montaje del operativo del 2 de octubre, en que participaron el Ejército y agrupaciones policiales "Eso es definitivo ¡Eso lo saben todos los mexicanos desde el 3 de octubre de 1968!", confirma el presidente de la comisión legislativa, el panista Gustavo Espinosa Plata A unos días de que presentara su informe final y quedara disuelta, el viernes 2 de octubre de 1998, el trabajo de acopio de información que realizó la Comisión arrojaría más elementos sobre los sucesos de los que Echeverría se dice inocente El entonces secretario de Gobernación sostuvo, en una entrevista con El Universal, que el presidente Gustavo Díaz Ordaz fue el único culpable de la represión y matanza de 1968, víctima de sus "rasgos psicológicos" de violencia Pero el perredista Pablo Gómez, consideró que Díaz Ordaz no fue el único responsable En el operativo del 2 de octubre, agentes de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), dependiente de la Secretaría de Gobernación, participaron, en una coordinación única, con el Batallón Olimpia "Echeverría estaba al tanto de todo esto", dijo Más aún, entre los documentos que entregó a los diputados el Archivo General de la Nación, apareció una tarjeta de la Secretaría de Gobernación, en la que se establece que ese día Echeverría tuvo una audiencia matutina con Díaz Ordaz, en la que se discutiría el mitin que se realizaría en la Plaza de las Tres Culturas Es la misma tarjeta en la que está anotado que Sócrates Amado Campos Lemus recibió 19,000 pesos; hay, además, anotaciones de puño y letra de Echeverría, según el entonces diputado perredista Armando López "El presidente Díaz Ordaz habló en la mañana del 2 de octubre con Echeverría sobre lo que iba a ocurrir en la tarde Lo sabemos Tenemos el documento Ahí ya no es cosa de que 'yo lo oí'", dijo Gómez ?¿Es Echeverría corresponsable de la matanza? ?Esa es una de las evidencias que tenemos en nuestras manos En la tarde, agentes de la Dirección Federal de Seguridad iban acompañando al Batallón Olimpia, que era del Ejército Por lo tanto, Echeverría estaba personalmente al tanto de todo Es responsable La Comisión Especial y sus saldos Nombrada por el pleno de la Cámara de Diputados, el 2 de octubre de 1997, la Comisión Especial Investigadora del Caso 1968 apenas pudo hacer un limitado acopio de información relacionada con el tema Además de haber sido ridiculizada por Echeverría, el martes 3 de febrero, sufrió desaires de varios personajes implicados de manera directa en los hechos de 1968 Tal es el caso de Fernando Gutiérrez Barrios, quien entonces era jefe de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), agrupación de espionaje que proporcionaba abundante información a Echeverría, según los documentos publicados en la revista Nexos El 19 de febrero de 1998, Gutiérrez Barrios declinó la invitación a comparecer ante los legisladores, mediante una carta que envió al entonces presidente en turno de la comisión, Miguel Angel Garza, en la que señala que no posee más información que la que rindió a sus superiores al día siguiente de la matanza del 2 de octubre, "la cual ha trascendido a través de informaciones periodísticas" Lo mismo ocurrió con Julio Sánchez Vargas, quien como procurador general de la República de entonces fincó responsabilidades a los líderes procesados En febrero de dicho año, a través de su secretaria privada, María Dolores Fenelón, avisó a la comisión que no aceptaba testimoniar De acuerdo con un documento de la Comisión Especial, que aporta detalles de las respuestas a las invitaciones, se establece: Sánchez Vargas, que no tiene nada que agregar, ningún punto ni ninguna coma relacionado con los hechos, ya que todo lo que tenía que decir lo declaró en su momento Urbano Bedoya, secretario particular del presidente Gustavo Díaz Ordaz: Nos informaron que radica en el extranjero Fernando Narváez Angulo: Se nos informó que ya falleció Mario Moya Palencia, subsecretario de Gobernación Habló el 19 de febrero ?de 1998-- el señor embajador desde Italia para informar que en 1968 él era presidente y director de Pipsa, y él tomó cargo como secretario de Gobernación el primero de julio de 1969 No tiene inconveniente en dar su testimonio, que sería aproximadamente el 15 de abril, si es que se encuentra en México Alfonso Corona del Rosal, jefe del Departamento del Distrito Federal Habló el 24 de febrero ?también de 1998-- para informar que debido a su estado de salud, invita a los diputados de la Comisión a dar su testimonio en su despacho También aclaró que posee un archivo, el cual contiene información de los acontecimientos del 68 Solicitó tiempo para reunir todo lo relacionado con los hechos y le llamaremos hacia el 25 de marzo Seis meses después, estaba pendiente su testimonio ante la Comisión Especial, lo mismo que el del actual senador priísta Fernando Solana, secretario general de la UNAM en 1968, y Andrés Caso Lombardo ?uno de los negociadores que nombró Díaz Ordaz Curiosamente, Jorge de la Vega Domínguez, la entonces mancuerna de Caso, sí aceptó Infructuosamente, invitó, entre otros, a los generales Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial de Díaz Ordaz; Mario Ballesteros Prieto, jefe del Estado Mayor de la Sedena; Crisóforo Mazón Pineda, comandante de la Brigada de Infantería; José Hernández Toledo, comandante del Batallón del Fusileros Paracaidistas que comandó a las fuerzas armadas el 2 de octubre; Ernesto Gutiérrez Gómez Tagle, comandante del Batallón Olimpia, así como el mayor Rafael Rocha Cordero, jefe del Servicio Secreto En total, la Comisión Especial sólo obtuvo 18 testimonios, la mayoría de dirigentes estudiantiles de la época, como Gilberto Guevara Niebla, Luis Tomás Cervantes Cabeza de Vaca, Joel Ortega, Marcelino Perelló, Salvador Martínez Della Roca, Roberto Escudero, Raúl Alvarez Garín y Sócrates Amado Campos Lemus Este último ?que ya arrastraba el estigma de haber sido infiltrado del gobierno y quien presuntamente recibió 19,000 pesos de Gobernación? sólo entregó a los diputados copia de su libro Tiempo de hablar 68, 30 años después; nos rompieron la madre y nos la siguen rompiendo El propio Echeverría, en entrevista con El Universal, dejó la duda sobre el papel de Campos Lemus como agente gubernamental Aseguró no haber conocido a Ayax Segura Garrido, también señalado como infiltrado ?¿Y a Sócrates no lo conocía? ?Sí, a él sí ?¿De antes? ?En ese entonces Luego me comenzó a frecuentar A él sí, al otro no Entonces creo que de los dos dijeron que eran informantes de Gobernación, pero realmente no No que yo me acuerde Aportó un elemento sobre la personalidad de Díaz Ordaz: Dijo que cuando se haga su biografía se deberá incluir, entre sus "rasgos sicológicos", su firme convicción de la necesidad de hacer uso de la fuerza para hacer valer la ley Dijo que el movimiento, en vez de afectarlo, lo benefició con la candidatura presidencial: "Me favoreció a mí, porque yo no intervine en nada Eso fue Lo manejó el presidente todo, lo político y lo militar, con el secretario de la Defensa Yo hice una vez declaraciones para el diálogo público y hasta ahí" Mala memoria Echeverría ha sido dado en sus declaraciones a no mencionar lo que dijo como secretario de Gobernación para justificar la actuación del Ejército en el 68 El 30 de julio de ese año, en una conferencia de prensa conjunta con el secretario de la Defensa, Marcelino García Barragán, y el regente Alfonso Corona del Rosal, dijo que el Ejército había ocupado las preparatorias para preservar la autonomía universitaria "de los intereses mezquinos e ingenuos, muy ingenuos, que pretenden desviar el camino de la Revolución Mexicana" Ahí mismo, el general García Barragán dijo que la determinación la tomaron, conjuntamente, Echeverría, el procurador de la República, Julio Sánchez Vargas, el procurador capitalino, Gilberto Suárez, y él Días después, García Barragán fue más explícito: "La presencia del Ejército en el lugar de los acontecimientos estudiantiles se debió a que inmediatamente recibí la petición del regente de la ciudad y del secretario de Gobernación, licenciado Luis Echeverría Alvarez, para que el Ejército apoyara a la policía metropolitana, a fin de sofocar los disturbios estudiantiles" Y después de que el 18 de septiembre del 68 el Ejército ocupó la Ciudad Universitaria, García Barragán informó a los periodistas que la medida obedeció a una "solicitud de la Secretaría de Gobernación", dependencia que debería explicar si se violó o no la autonomía universitaria Documentos y declaraciones como estos fueron compilados por los diputados de la Comisión Especial Investigadora También se incluyeron documentos aportados por el Archivo General de la Nación, la UNAM, el Politécnico y otras instituciones La pretensión inicial de los diputados era reunir documentos de agencias de espionaje de otros países, como la Unión Soviética, China, Cuba y Estados Unidos, pero sólo consiguieron los que han sido desclasificados en este último, y aun en menor volumen que los obtenidos mediante gestiones hechas por Proceso a través de National Security Archives, una organización independiente que apela a la Ley de Libertad de Información estadunidense La comisión no pudo acceder a la información de la Secretaría de la Defensa Nacional, que se negó a abrir sus archivos, ante lo cual diputados opositores anunciaron que promoverían una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación De paso, trabajarían en la redacción de una ley de libertad de información Pese a que el informe legislativo no formuló conclusiones ni hizo imputaciones contra nadie, la información obtenida haría que los partidos emitieran sus juicios particulares sobre los hechos (Proceso No 1143 / 28 de septiembre de 1998)

Comentarios