Nuevos impuestos: confusión total

miércoles, 9 de enero de 2002
México, DF - Si uno se atiene a las informaciones publicadas en los diarios y a las difundidas por la radio y la televisión, no puede menos que pensar que las medidas fiscales aprobadas por el Congreso han recibido un casi total rechazo entre la población Sin embargo, lo que hay en primer lugar es una gran desinformación, pues hasta ahora nadie ha explicado claramente la forma en que se deben aplicar las nuevas medidas y el alcance de las mismas Lo que ha prevalecido es la confusión, así como las más diversas interpretaciones Al parecer, ni la Secretaría de Hacienda ha entendido lo que aprobaron los diputados y senadores, y quizá por ello no se ha atrevido hasta este momento a explicar al público en general en qué consisten los nuevos impuestos Es necesario que lo más pronto posible Hacienda ofrezca una explicación clara, que evite posibles abusos de comerciantes Por ejemplo, hasta ahora los precios de los cigarros siguen igual, y no se sabe cuáles serán los refrescos cuyo costo subirá Lo que sí parece quedar claro es que las nuevas medidas fiscales no tendrían por qué afectar a los pobres, y en cambio sí se afecta a la clase media y a la de altos recursos, que son las que tienen mayor poder de protesta, y por ello se explican los ataques que en los últimos días han recibido senadores y diputados Y es que nadie todavía quiere que de sus bolsillos o ganancias salgan los recursos que el gobierno dice que necesita para llevar a cabo sus programas Por ejemplo, el presidente Vicente Fox se mostró muy ingenuo en la entrevista que recientemente concedió a Héctor Aguilar Camín, al declarar: "Yo intenté el primero de marzo meter una reforma hacendaria y apoyarme democráticamente en la ciudadanía para lograr la aprobación en el Congreso La estrategia no me funcionó Funciona en otros países, así se opera en las democracias maduras, el Ejecutivo se apoya mucho en el apoyo ciudadano" En primer lugar, actuando democráticamente, el Presidente debió consultar antes a la ciudadanía sobre si estaba de acuerdo con su propuesta de reforma fiscal Y en segundo, resultaba casi imposible que la ciudadanía apoyara una reforma cuyo eje principal era introducir el IVA en alimentos y medicinas Y es que, a pesar del cambio político en la Presidencia de la República, la gente sigue desconfiando sobre el uso que el gobierno hace de los recursos obtenidos mediante los impuestos que todos pagamos Por lo pronto, urge una explicación clara sobre las nuevas medidas fiscales que acabe con la confusión reinante

Comentarios