Minimiza Gil los efectos de la desaceleración económica mundial

viernes, 11 de octubre de 2002
México, D F- Un entorno de estabilidad, y no de crisis, como en otras ocasiones, es el que ha acompañado a la economía nacional desde el año pasado, aseguró el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, al minimizar los efectos de la desaceleración mundial Durante un encuentro que sostuvo con empresarios canadienses, el funcionario dijo que si bien no hay fecha para presentar el paquete económico de 2003, el presupuesto será programado de acuerdo con la capacidad para financiarlo, además de que se atenderá "muy bien" a los sectores social y agropecuario En cuanto a la estimación del precio del petróleo, estableció que ésta será prudente, toda vez que difícilmente se va a mantener en los niveles actuales durante un largo periodo Tras anunciar que habrá "buenas noticias" sobre el desempeño presupuestario del país en los primeros nueve meses de 2000, Gil reiteró su confianza en que se logrará cumplir la meta de crecimiento de 17 por ciento y una inflación de 45 por ciento Al atribuir a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, y a los fraudes contables que salieron a la luz en Estados Unidos, el desplome de la confianza para la inversión, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no se atrevió a pronosticar un fuerte crecimiento en el citado rubro De la misma forma, urgió a avanzar en las reformas estructurales que requiere el país y a mantener la estabilidad y el buen comportamiento de la inflación, sin olvidar la necesidad de seguir administrando la deuda Sobre los riesgos externos que enfrenta actualmente México, Gil puso en primer lugar la posibilidad de que la economía de Estados Unidos continúe dando tumbos, a pesar de los pronósticos de que crecerá aunque con mayor lentitud de lo previsto En cuanto a los precios internacionales del petróleo, el funcionario dejó claro que de acuerdo con experiencias pasadas, estos podrían desplomarse ante la posibilidad de un nuevo conflicto bélico, que protagonizarían Estados Unidos e Irak 11/10/02