No muere el cine, sólo una de sus formas: García Riera

viernes, 11 de octubre de 2002
En 1988, el crítico más influyente en la cinematografía mexicana, Emilio García Riera, concedió a Proceso una entrevista que se publicó en el mes de agosto y que ahora Proceso com reproduce en ocasión de su muerte Guadalajara, Jal- Autor de la completa Historia documental del cine mexicano que tal vez reimprima en veinte volúmenes de gran tiraje la SEP, español de origen integrado de tiempo completo al medio cinematográfico nacional como el crítico más influyente, y actual director del Centro de Investigaciones y Enseñanza Cinematográfica (CIEC) que fundó en 1986 en la Universidad de Guadalajara, Emilio García Riera designa la vida del cine dentro de grandes salas como "el siglo Lumiere", que empieza a extinguirse ¿Fin del cine, reinado del video? "No el cine no va a morir ?asienta categórico en su oficina, sitio donde desarrolla también una vasta tarea de investigación en aras de rescatar del olvido los personajes de ese siglo Lumiere? Lo que pasa es que va a adquirir múltiples, enormes posibilidades Lo que se está acabando en el cine es su prioridad de exhibición en grandes salas" Da una cifra: el 95% de las películas se ve ya en videocaseteras: "Es verdad que una película como El último emperador requiere de una sala para exhibirse, una gran pantalla para admirarse, pero hay que pensar también en que la pantalla en casa cambiará, seguramente será más grande cada vez Pero si las salas de cine desaparecen, no será por el avance tecnológico del vídeo, sino por el descuido en que se tienen en México" García Riera retoma la idea: "Lo que se está acabando es la exhibición teatral del espectáculo audiovisual" Un espacio que el cine pidió prestada al teatro "El cine no nació en esa forma teatral (comenzó en el kinescopio), pero tuvo su primer éxito como forma teatral ?recuerda? Y me permito una especulación: el largometraje ha tenido prioridad sobre el cortometraje o la serie Pero al terminar esta forma de exhibición teatral, se terminará con el largometraje Y empezará la serie Se puede contar con todo ese público cautivo de señoras que ven telenovelas Porque ahora la televisión hace pensar que si no es para una señora no se pueden seguir las telenovelas Con las series, se logra un paralelismo con las novelas por entregas del siglo XIX, desde la propia casa" García Riera da crédito al autor de ese paralelismo: Jacobo Zabludowski "Lo hizo, pero se equivocó ?asienta? Porque Dickens y Balzac no empleaban recursos tan toscos como los que Televisa en sus telenovelas, de dedicar treinta y cinco capítulos para conseguir que dos gentes se digan que son hermanos" La investigación Por ahí ve Emilio García Riera posibilidades para los cineastas Porque sin duda les interesaría hacer una serie de 20 capítulos Y pone el ejemplo del Pay per view: una compañía ofrece un material de unas mil horas, variado y el cliente compra unas doscientas al mes Eso, dice García Riera, es disponer del cine como disponer de un libro en una biblioteca, estirar la mano y sacar la cinta y meterla a la videocasetera "Hasta ahora, en el siglo Lumiere ?comenta?, se ha tenido que contar con un público homogéneo; pero la verdades que no existe un público, sino muchos Es que la diversidad existe Por eso, este proceso selectivo igual al de la elección de un libro liberará al cineasta "Yo no dudo de que para el cine más exquisito hay un público, pero el problema es que hay que llegarle Por ejemplo, Mentiras piadosas es una película magnífica, pero me para los pelos de punta que en manos de COTS se pase en un cine de esos de Las tortilleras Y no por elitismo, porque Amadeus no es mejor que una de Vicente Fernández Yo creo que en esto de la discriminación de películas, sobre el gusto, somos muy autoritarios De un autoritarismo benévolo, pues pensamos en que es lo que debe gustarles a los demás Por eso el futuro está en el espectáculo audiovisual, asequible como un libro" Pero esta visión del futuro del video no fue compartida por el cineasta Jaime Humberto Hermosillo, cofundador de CIEC y vino la separación Ahora Emilio García Riera se prepara a inaugurar el área de Video y Televisión del centro, donde cada dos años se podrán formar especialistas (ver recuadro) Así, el CIEC se enlaza a un proyecto más allá del siglo Lumiere, pero en su otra área, la de investigación, ha sido fiel a éste: "Ibamos a contrapelo de la desmemoria, que parece ser ya entre nosotros una vocación piensa García Riera se trata de documentar qué ha sido el siglo Lumiere, quiénes sus creadores, Los artistas de este siglo Por eso, en su mayoría, hacemos investigaciones de directores muertos, es decir, traficamos con cadáveres, en su mayoría frescos" En1986 la Universidad de Guadalajara invitó a García Riera a fundar el centro, con el objeto de que pudiera dedicarse de tiempo completo ala investigación El explicó: "Le dije a la gente de la universidad que yo quería editar libros de cine, cosa que en México me había resultado prácticamente imposible De hecho, tenía parado en Cineteca el Julio Bracho (su investigación) por lo de La sombra del caudillo Me aceparon la idea de un centro editorial que siempre había soñado y en México no pude hacer Jaime Humberto Hermosillo tuvo mucho que ver en la idea del centro; él se encargaba de la enseñanza y yo de la investigación Se separó por un acuerdo conmigo la Universidad de Guadalajara es excepcional El apoyo del rector Enrique Alfaro Anguiano y Raúl Padilla (director de Investigación Científica y Supervisión Académica) no ha tenido límites, salvo los económicos, aunque nuestros libros se publican y nuestros libros se venden Hay que ser justo: no hay investigaciones en otras áreas de la U de G que no sean mejores, pero el cine es popular y esa es nuestra ventaja Por eso los libros se venden" En abril de 1986 abrió el ClEC Hoy, sus resultados son la publicación de siete volúmenes (entre ellos los de Julio Bracho, el Indio Fernández, Juan Orol, Orson Wells) en tres colecciones: El Cine de Jalisco, Cineastas de México Cineastas del Mundo Además, una investigación propia, México visto por el cine extranjero, editada por ERA, cuyos dos primeros tomos fueron presentados durante la I Feria Internacional del Libro organizada en diciembre de 1987 por la Universidad de Guadalajara, que ya se prepara para la segunda (ver recuadro); otros dos, los que abarcan hasta los años cuarenta, están por salir y para 1989 se publicarán los dos últimos Con García Riera, los investigadores de tiempo completo dei CIEC son: Leonardo García Tsao, Guillermo Vaidovitz, Patricia Torres y Eduardo de la Vega Vaidovich concluye este año "Los comienzos del cine en Guadalajara", y Jaime Roberto Jiménez Caro el año entrante "Los jaliscienses en el cine mexicano" y Eduardo de la Vega Alfar (comenzará la investigación sobre Raúl de Anda Próximamente, García Tsao culminará la monografía sobre Andrei Tarkovski, Guillermo del Toro la de Alfred Hitchcock, Daniel Varela la de Fritz Lang, José de la Colina la de Luis Buñel, Susana Sanromán la de Vittorio de Sica y el mismo García Riera la de Howard Huges, pero también preparaba de los hermanos Soler El cine mexicano El criterio que predomina en las investigaciones es recopilador e histórico "Es el de los hechos, el registro histórico ? informa García Riera?, porque el cine es un inmenso territorio que sufre incluso cataclismos Para orientarnos en ese territorio y no perdernos, hacemos mapas" Son los mapas que recorren el siglo Lumiere "Pero eso no significa ?quiere precisar? que descarte los estudios interpretativos Alejandro Rozado ya está haciendo un trabajo más de tipo interpretativo que documental Pero básicamente lo nuestro es el registro" De ahí que otra colección prevista en la editorial del CIEC sea la de Testimonios del Cine Mexicano Esta idea surgió a partir de una larga entrevista que tuvo García Riera con Arturo Ripstein Favorecida justamente por el videocaset "Ibamos viendo sus películas y sobre ellas fuimos hablando en concreto" El futuro, así, es promisorio, pero Emilio García Riera espera que el centro "rebase en corto o mediano plazo mis propios límites" "En la investigación está al nivel dé la enseñanza Si pensamos en Filmoteca y en Cineteca, son instituciones archivadoras, pero no dedicadas a la investigación ni la publicación Filmoteca busca la preservación Y el CCC (Centro de Captación Cinematográfica) y el CUEC ( Centro Universitario de Estudios Cinematográficos) están dedicados a la enseñanza O sea que el CIEC ya alienta una tarea de investigación, pero es difícil que un centro así se haga sin un apoyo universitario También la Universidad Autónoma de Puebla y la Metropolitana han tenido política editorial En fin, si lo que hacemos puede ser un estímulo pues ojalá" Paralelamente, Proceso buscó a Emilio García Riera para conocer su opinión sobre la situación actual del cine mexicano El crítico planteó a Héctor Rivera la necesidad de que el cine "salga de Gobernación y entre a la Secretaría de Educación Pública" Pidió asimismo la liberación del cine de "ese organismo híbrido que es RTC" y apuntó el error de que se mantenga "una producción estatal onerosa sujeta al capricho de los funcionarios" y se corrija hacia la producción al modo de Francia, Alemania y España, "con excepción de impuestos, primas de calidad, aliento a la producción privada de calidad (incluidos cooperativistas y universitarios)" En clara alusión a una famosa anécdota ocurrida el día en que el director de RTC, Enrique Soto Izquierdo, dio su primera conferencia de prensa, García Riera señaló: "Que no se dé el caso de que esté todo en manos de un funcionario al que le guste Viento negro Hay que reestructurar todo y a ver si hay modo de meter una ley de cinematografía del siglo veinte, ya que estamos llegando al veintiuno Que se le dé al cine culto un estatus similar al qué tienen el ballet y la música Porque ahora el cine está en una situación ideal; había crisis, pero ahora ya hay más crisis que cine mexicano El cine mexicano está en proceso de aniquilación porque es casi imposible hacerlo en serio" A lo mejor, dijo, "hay que volver a empezar sobre bases completamente nuevas" Por lo pronto, en la amplia casa donde se encuentra instalado el CIEC una zona tranquila, amplios jardines que acaba de inaugurar su librería, García Riera habla de su meta personal: "Lo que quiero es seguir trabajando, escribiendo libros y alentando y promoviendo que otros los hagan también" (Proceso No 0616 / 22 de agosto de 1988)

Comentarios