Demandan declarar una moratoria respecto del TLCAN

miércoles, 16 de octubre de 2002
México, D F (apro)- El presidente de la Unión Nacional de Productores de Maíz (UNPM), Efraín García Bello, pidió solidaridad del sector industrial nacional con los campesinos del país en su demanda de que se declare una moratoria con respecto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) Y es que advirtió que, si no hay unidad, "nos iremos todos a la bancarrota a partir del próximo año, en que se dará la apertura casi total de las fronteras a la entrada a México de alimentos procedentes de los Estados Unidos y Canadá" El líder de los maiceros del país informó el martes que luego de una movilización en la capital del país y de reunirse con diputados y senadores de la Confederación Nacional Campesina, la Secretaría de Agricultura accedió a otorgar un apoyo para garantizar un ingreso a los campesinos maiceros de mil 550 pesos la tonelada levantada en el ciclo agrícola primavera-verano 2002 García Bello explicó que la determinación favorece a 800 mil productores de ese grano de Jalisco, Michoacán, Nayarit, Hidalgo y el Estado de México, bajo la única condición de que hayan realizado la conversión de maíz blanco por amarillo De esta forma, dijo, el productor recibirá un precio neto de mil 300 pesos por tonelada, y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, por conducto de apoyos y servicios a la comercialización agropecuaria, que coordina Mario Sosa Uribe, otorgará un apoyo agregado de 250 pesos por tonelada, lo que da el total de mil 550 pesos Así mismo, anunció para la segunda semana de noviembre la realización del Congreso Nacional de Productores de Maíz en el Estado de México, con la participación de dirigentes de otros países y alrededor de cinco mil delegados de toda la República, cuyo objetivo es dar la batalla, ejido por ejido, en favor de los productos nacionales y en contra de los que vienen del extranjero Agregó que es lamentable que hasta el momento no exista ninguna respuesta por parte del gobierno federal para afrontar la apertura comercial del próximo año, de allí que uno de los objetivos de la central sea empujar las cadenas agroalimentarias en el país Y al referirse al prometido "blindaje agroalimentario", García Bello se mostró decepcionado de que el secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, haya manifestado recientemente que este apoyo será sólo para los campesinos con capacidad de exportar, pues, dijo, la entrada de productos para el 2003 afectará a los 35 millones de labriegos que viven del campo El presidente de la UNPM sostuvo que una de las posibilidades para contrarrestar los efectos negativos del TLCAN, radica en la agricultura de contrato, como la que los propios productores maiceros sostienen con la industria de derivados alimenticios y químicos del maíz (Idaquim), que ha realizado inversiones por 374 millones de dólares en los últimos cinco años, generando 5 mil empleos directos y alrededor de 15 mil más indirectos, gracias a su vinculación con 50 mil campesinos dedicados al cultivo de maíz amarillo en cerca de cien mil hectáreas Explicó que Idaquim transforma el maíz amarillo mexicano en 20 derivados básicos que abastecen a nueve cadenas productivas en el país, y que esto representa 16 por ciento del producto interno bruto Al respecto, Efraín García Bello demandó, a nombre de los maiceros, eliminar el impuesto especial a la alta fructosa cuando sea elaborada con maíz amarillo, que de lo contrario se pone en riesgo la posibilidad de que la industria adquiera la producción nacional, que puede llegar a 6 millones de toneladas por año 15/10/02

Comentarios