Termina la crisis de los rehenes en Moscú

viernes, 25 de octubre de 2002
*El líder de los secuestradores chechenos, muerto, según versiones oficiales Moscú, Rusia - Después de tres días de crisis por la toma de unos 700 rehenes por parte de comando chechenio, en el teatro Dubrovka, de Moscú que demandaban la inmediata desocupación de Chechenia por parte de las autoridades rusas, el conflicto terminó con el conflicto con la entrada de las Fuerzas Armadas del país al inmueble para liberar a los rehenes Movsar Barajey, quien se identificó como jefe del comando rebelde denominado "Suicidas de la división 29" murió, de acuerdo un representante del Kremlin, Serguei Iastrjembski, citado por la agencia Interfax Barayev fue un caudillo que heredó una banda de rebeldes de su tío Arbi Barayev Las fuerzas rusas citadas por la agencia de noticias moscovita Interfax informó que rebeldes chechenos fueron detenidos y varias decenas de rehenes abandonaron el teatro Los primeros reportes indican que en el operativo murieron diez rehenes y otros más ?de los que no se dio cifra?resultaron heridos Serguéi Yastrzhembski, portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que "muchos" guerrilleros chechenes fueron "liquidades" y el otros más habían sido detenidos en el teatro Dubrovka El grupo rebelde entró el 23 de octubre por la noche al teatro Dubrovka, cuando se celebraba un concierto Los chechenos, autodenominados "Suicidas de la división 29", lanzó un llamado al presidente de Rusia, Vladimir Putin para que en siete días, a más tardar, retirara su ejército de Chechenia o de lo contrario, amenazaron con detonar las bombas que habían colocado en todo el inmueble y también las que traían amarradas alrededor de su cintura Sin embargo, Putin se negó a aceptar las demandas del comando chechenio y afirmó que el asalto es producto de un plan terrorista planificado por extranjeros Desde el día del asalto al teatro, agentes antiterroristas rusos se apostados alrededor del inmueble, en espera de una orden para rescatar a los rehenes El presidente ruso explicó que la presencia de las fuerzas públicas tenía como objetivo garantizar la liberación de los rehenes y darles garantías de seguridad Putin calificó la toma de rehenes en el teatro Dubrovka como la acción terrorista "de mayor envergadura" no sólo en Rusia, sino en el resto del mundo 25/10/02

Comentarios