Ecuador: el sorpresivo Lucio Gutiérrez.

lunes, 28 de octubre de 2002
Quito - Niega ser antiimperialista, pero los grupos que los apoyan son más antiyanquis que ninguno Dice no ser de izquierda pero llegó a la final electoral con el apoyo del Partido Comunista, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y su brazo político Pachakutik, el ex partido maoísta Movimiento Popular Democrático y la Coordinadora de Movimientos Sociales Todo ello sin descontar al grupo de oficiales del Ejército que lo acompañó en el golpe de Estado del 21 de enero de 2000 Lucio Gutiérrez amalgama a un conjunto de organizaciones y corrientes de tendencia izquierdista, aunque él se declare como patriota a la hora de definirse ideológicamente Viste uniforme militar para todas sus presentaciones públicas y hace una apología del golpismo al decir que sí es golpista es porque le dio un golpe a la corrupción y grafica con su mano una pistola "para disparar a la impunidad" y una tijera "para cortar las uñas de los corruptos" Para él, "un golpe siempre lo realizan las élites, mientras que la del 21 de enero fue una rebelión popular" Si se le compara con Hugo Chávez, el actual mandatario venezolano, Lucio reniega y explica: "Eso de estigmatizar comparándome con Chávez no tiene otra intención que desacreditarme Yo soy otra cosa y seré otro tipo de presidente Venezuela tiene sus problemas y Ecuador los suyos" Y es que el coronel ecuatoriano, de 55 años, hizo el mismo recorrido que Chávez para aspirar al poder: lideró la destitución de Jamil Mahuad, en enero de 2000, cuando los movimientos indígenas se tomaron el Congreso Nacional y luego, con Gutiérrez a la cabeza, ingresaron al Palacio Nacional y se colocaron en el poder para, luego de seis horas, devolverlo al vicepresidente de entonces, Gustavo Noboa Después estuvo detenido cinco meses y mediante una amnistía del Congreso salió en libertad Entonces advirtió al país que terminaría su tarea (la de "luchar contra la corrupción y redimir a los pobres") mediante la vía electoral: se lanzó como candidato a la presidencia de la República Para ello fundó y organizó el partido Sociedad Patriótica 21 de enero, fundamentalmente con los oficiales del ejército que participaron en el golpe militar Sin embargo, aclara: "No es una asociación castrense (militar) Apenas somos 20 militares, y tenemos 460 mil civiles afiliados" A las puertas de las inscripciones para los comicios del 20 de octubre, Gutiérrez conformó una alianza con todos los partidos y organizaciones antes mencionadas, dejando fuera al Partido Socialista, que optó por el exvicepresidente de la República, León Roldós Además, perdió el apoyo de su compañero de golpe de Estado, el líder indígena amazónico Antonio Vargas y de su Movimiento Amauta Jatari (ubicado en último lugar en el proceso electoral) Al principio, pocos pensaron que esa alianza daría resultados Al contrario, los pronósticos se inclinaban hacia la derrota El propio Gutiérrez dudaba del triunfo un mes antes del sufragio "Estoy preparado para la derrota", le dijo a este reportero La sorpresa fue total: a las nueve de la noche del 20 de octubre, el coronel golpista Lucio Gutiérrez se ubicaba en el primer lugar con un 20% de los votos, cuando las encuestas, una semana antes, lo ubicaban en el tercero o cuarto puesto con el 11% y 10% de los votantes Solo él lo advirtió a apro, cuatro días antes: "Las encuestas de carne y hueso me dan el triunfo con un millón de votos" --¿Y cómo lo sabe? --He cruzado los datos y el resultado es ese, pero si me equivoco, el domingo se sabrá cuánto Con 300 mil dólares de gastos en propaganda, venció a sus cinco inmediatos seguidores, que en total sumaron seis millones de dólares, por los límites que impone la Ley de Gasto Electoral (no más de un millón por candidato presidencial) Y el Ecuador se encontró de la noche a la mañana, como nunca antes en su historia, entre elegir a un coronel de piel cobriza, de origen humilde y carrera militar o a Alvaro Noboa un multimillonario (hijo del hombre más rico de la historia ecuatoriana, Luis Noboa Naranjo), dueño de 110 empresas, catalogado por muchos como un obsesivo acaparador de riqueza, amigo de magnates y potentados estadounidenses, sin preparación política y que invoca al nombre de Dios como su arma de propaganda fundamental Obtuvo el 17% de votos y gastó dos millones y medio de dólares en su campaña “Retrato robot” Edwin Lucio Gutiérrez Borbúa nació el 23 de marzo de 1957 en Tena, una ciudad de la amazonía ecuatoriana, no mayor de 60 mil habitantes Mide 174 metros y pesa 84 kilos Es ingeniero civil, administrador de empresas, licenciado en ciencias militares y educación física Fue campeón sudamericano de pentatlón militar Domina el portugués y el inglés Fue rector de la Escuela Superior Politécnica del Ejército y maestro de Geopolítica de ese centro de estudios; edecán de los presidentes Abadalá Bucaram Ortiz (derrocado en febrero de 1997) y de su sucesor Fabián Alarcón hasta 1998 Está casado con Ximena Bohórquez, diputada electa por el partido de su marido Tiene dos hijas: Karina, de 18 años, quien estudia en Estados Unidos, y Viviana, de 12 Un 'retrato robot' sobre su personalidad, publicado por diario”Hoy”, destacó las siguientes características: “La percepción de sus actos se centra en la noción de cambio Demuestra desconfianza en lo existente Su estilo personal es autosuficiente, actúa con la imagen del militar, aunque no llega a la prepotencia Su imagen versa sobre el don de mando, un estratega que sabe qué hacer en la batalla", comenta Nelson Rodríguez, decano de la Facultad de Sicología de la Universidad Central de Ecuador "La rúbrica tiene un trazo ampuloso, de alguien que quiere sobresalir El signo en 'V' representa un sentido filosófico y literario El arco pequeño y oblicuo representa honradez El último trazo, largo, demuestra seguridad y carácter terco, con tendencia brusca que no admite nada", explica Luis Tamayo, ex catedrático de Criminología de la Facultad de Derecho de la Universidad Central "Viste uniformes de las FFAA, eso, como imagen, demuestra que lo que le interesa es un proyecto de identificación con el orden y la disciplina Con ese estilo, además, hace una confrontación entre lo funcional y lo formal Sin embargo, estéticamente, el uniforme no es muy apreciado entre todos los civiles, incluso en el contexto electoral", señala Gastón Bucheli, vicerrector del instituto Dismod LA PROPUESTA Gutiérrez confiesa que si en su gobierno hubiese un levantamiento militar o indígena en contra de su política social o económica no tendría ningún inconveniente en renunciar "Si el pueblo considera que me equivoco, lo más honesto es dejar el cargo" Puesto en esta situación hipotética, el finalista para la segunda vuelta electoral del 24 de noviembre deja entrever que el respeto a la Constitución y la "voluntad del pueblo" se impone como la base de su visión política De hecho, justifica el golpe de 2000 en cuatro artículos de la Constitución Política del Estado que garantizan el derecho a la rebelión La mayoría de analistas coinciden que su triunfo obedece a dos factores determinantes en la historia ecuatoriana, muy parecidos si se quiere comparar con el fenómeno Chávez en Venezuela: El primero tiene que ver con la crisis económica, fundamentalmente con la quiebra bancaria de 1999 que le costó al Estado alrededor de 5 mil millones de dólares y de la cual el principal responsable fue el expresidente Jamil Mahuad Al derrocarlo, Gutiérrez apareció como el redentor de los perjudicados por la crisis El segundo corresponde a la crisis de credibilidad de los partidos políticos tradicionales El que Gutiérrez y Noboa no sean ni fruto ni parte de ellos evidencia que los electores ecuatorianos optaron por castigar a las organizaciones y líderes que han ostentando el poder en los 22 años de democracia Con todo, Gutiérrez tiene propuestas que deberá aclarar a la comunidad financiera internacional y a sus compatriotas Por ejemplo: mantendrá la dolarización como sistema monetario y también anuncia que en el futuro implantaría una moneda nacional paralela al dólar Quiere reducir de 100 a 30 el número de diputados en el Congreso y no tiene una mayoría allí, apenas contaría con un bloque legislativo de 15 diputados Propone una reforma integral de la Constitución y va a jurar ante ella para asumir el cargo si gana las elecciones Crearía un cuarto poder del Estado (aparte del Ejecutivo, Legislativo y Judicial) para controlar la corrupción y al mismo tiempo anticipa que castigará con cadena perpetua a quienes cometan actos de corrupción Lo que atrajo al electorado ecuatoriano, según los analistas y el mismo equipo de trabajo de Gutiérrez, fueron sus propuestas sociales La oferta de implementar una tarjeta médica con la que un ciudadano puede atenderse en cualquier hospital (la factura pasará a su seguro médico) Para ello, el gobierno invertiría 300 millones de dólares Desarrollaría planes de refuerzo alimenticio, en la harina con un extra de hierro, y un suplemento de vitamina 'A' en el azúcar Y las ofertas políticas también pesaron: despartidización de la Función Judicial, con jueces nombrados por colegios electorales; creación de una Cuarta Función del Estado, integrada por entes como la Contraloría, Fiscalía, Tribunal Constitucional y Comisión Anticorrupción; reducción del número de diputados y de partidos políticos El tema de mayor polémica en Ecuador es qué hará el próximo presidente con la base aérea antinarcóticos estadounidense, ubicada en el puerto de Manta Los sectores que apoya a Gutiérrez han dicho que debe salir porque es una ofensa a la soberanía del país En cambio, él dice: "La base de Manta será para un exclusivo control del narcotráfico y jamás en sus instalaciones se lesionará nuestra soberanía" Lo mismo ocurre con el Plan Colombia Por un lado, entre sus partidarios existe consenso para que Ecuador no participe ni se involucre Por otro, Gutiérrez propone que las Fuerzas Armadas ejercen un control estricto en la frontera con su vecino del norte

Comentarios