Implican a más generales en el Consejo de Guerra contra Acosta y Quirós

lunes, 28 de octubre de 2002
* Comandantes de varias zonas militares habrían sido beneficiados con dinero y regalos del Cártel de Juárez México, D F (apro)- En el inicio del Consejo de Guerra contra los generales Francisco Quirós Hermosillo y Arturo Acosta Chaparro, comenzaron a salir nombres de otros militares como los generales Badillo Trueba, Reta Trigos y Arrieta, como beneficiarios del Cártel de Juárez Los "testigos protegidos" detallaron cómo desde mediados de los años 80, primero con Caro Quintero y después con Amado Carrillo, los comandantes de las guarniciones y zonas militares en Chihuahua, Durango, Sinaloa y Sonora recibieron autos, dinero y joyas de los capos de la droga La lectura del testimonio dejó pasmados a los generales que se encontraban como espectadores en la sala de Consejo de Guerra Eran poco más de las 10:30 horas cuando el secretario del Juzgado daba lectura a las acusaciones de un militar que trabajó con el divisionario Quirós Hermosillo y con el brigadier Acosta Chaparro en la década de los 70, cuando ambos realizaban operaciones antiguerrilla en el estado de Guerrero El "testigo protegido" detallaba la forma en que ambos generales, desde los cargos que ocuparon en la Secretaría de la Defensa Nacional a finales de la década de los 80 y principios de los 90, se vincularon, al igual que otros altos mandos del Ejército, con el Cártel de Juárez cuando lo encabezaba Amado Carrillo Fuentes Gustavo Tarin Chavez, que con el nombre clave de "Alfredo", se convirtió este lunes en el personaje del recinto donde se aglutinaron por espacio de siete horas, desde las nueve de la mañana a las 16:00 horas, medio centenar de coroneles y generales, quienes coparon la mayoría de los lugares del auditorio en el que se realiza la corte marcial El "testigo" señaló que cuando era subdelegado de la Policía Judicial Militar en la Comandancia de la Décima Zona Militar, con sede en Durango, y años después en Culiacán, cuando estuvo adscrito al cuartel general de la Novena Zona Militar, "El Señor de los Cielos" repartió varios miles de dólares, autos y diversos regalos a los titulares de esas comandancias y a los comandantes de las guarniciones castrenses de las ciudades de Los Mochis, Ciudad Obregón, Guaymas, Gómez Palacio, Tepic, Mazatlán y Culiacán La lectura de la versión de "Alfredo" duró más de una hora En los primeros minutos detalló cómo conoció en Guerrero a los generales Quirós Hermosillo y Acosta Chaparro, quienes en 1972 con los rangos de mayor y capitán respectivamente, realizaron diversas operaciones antiguerrilla y años después comenzaron a traficar marihuana desde la base aérea de Pie de la Cuesta, en Acapulco, a la ciudad de Laredo, Texas Al segundo lo trató más cuando como "jefe del grupo exterior de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) impartió un curso de operaciones especiales" a un grupo de militares y civiles en los que el declarante se encontraba El testimonio de Tarin Chávez, una buena parte de la cual permanecía inédito, señala que a finales de los años 80, el general Quirós creó un grupo de confianza con el que trabajó muy de cerca cuando era jefe del Grupo de Operaciones Antiguerrilla de la Defensa Nacional, en los años en que era comandante de la Brigada de Policía Militar Cuando años después Quirós se desempeñó como comandante de la Cuarta Zona Militar, con sede en Hermosillo, Sonora, recibió un soborno de 40 mil dólares del grupo que encabezaba Rafael Caro Quintero, por permitir que se usara la ruta de Nogales para traficar con marihuana hacia Estados Unidos Por esos años Acosta Chaparro estaba de regreso a la Sedena, después de haberse desempeñado durante seis años como subdirector "A" de la Policía Judicial del estado de Guerrero al mismo tiempo que fungía como director de Seguridad Pública y Vialidad en la misma entidad El entonces coronel se incorporó a la Policía Judicial Militar como comandante cuando al declarante le consta que "habló por los menos unas 12 o 15 ocasiones con Amado Carrillo 'Acabo de hablar con su patrón', me decía Amado cada vez que colgaba", relató que le comentaba el jefe del cártel para quien también trabajó por aquellos años Otras ocasiones el extinto "Señor de los Cielos" se refería a Acosta Chaparro como "hijito" cuando hablaba con él por el "esqueleto", como le llamaban a la línea directa entre ambos Ambos generales crearon un "grupo de inteligencia" al servicio de Carrillo Fuentes, el cual incluía, explicó, equipos de radio comunicación, vehículos, transportes y vigilancia con elementos a su mando El testigo añadió que por los años de 1985 a 1986 Vicente Carrillo Fuentes, hermano de Amado, le envió 50 mil dólares a Quirós por permitir el paso de varios cargamentos de cocaína por la ruta de Nogales Tarín Chávez se apoyó en la versión de Carlos Pulido, un expolicía que trabajaba para el cártel de Juárez, quien hizo llegar el dinero a Rubén Gardea Vera, otro "testigo protegido", quien a su vez se lo entregaba al general de División Ambos le comentaron que realizaron esta operación por la misma cantidad en dos ocasiones En esta parte de su testimonio, Tarin detalla que otro general que recibió varios miles de dólares de Amado Carrillo fue el que por aquellos años era comandante de la Quinta Zona Militar en Chihuahua, Chihuahua, el general Arrieta (no especifica si se trata del general de brigada Ramón Arrieta Hurtado) a quien "El Señor de los Cielos" le regaló una camioneta Dodge Ram blanca modelo 1985 y un Ford Gran Marquis de ese año Quien también recibió sobornos del narcotráfico fue el comandante de la Décima Zona Militar, el general de brigada ahora retirado Roberto Badillo Trueba, a quien le obsequió un auto y joyas El informante añadió que el entonces comandante de la Novena Zona Militar en Culiacán, el general de División Rodolfo Reta Trigos, también retirado, quien llegó a Sinaloa proveniente de la Comandancia Militar de Durango, fue otro de los que se benefició del narcotráfico, sin aportar mayores detalles El acuerdo con estos generales era para que facilitaran la transportación aérea de los cargamentos de cocaína que en buques camaroneros provenientes de Sudamérica llegaban a las Islas Marías, y de ahí eran transportadas en aeronaves a Parral, Chihuahua El pacto de Amado Carrillo con los militares, incluía al comandante de la zona naval con base en el Puerto de San Blas, Nayarit, y Mazatlán, Sinaloa Se acercaba el medio día cuando el juez cuarto Militar nombrado para este Consejo de Guerra, el teniente coronel Domingo Arturo Sosa Muñoz, interrumpió la lectura, ya que el presidente de la corte marcial, el general de División Tomás Angeles Dauahare, decretó un receso En la anterior pausa, ocurrida poco antes de que iniciara la lectura del testimonio de Tarin Chávez, “Alfredo”, los generales hicieron algunas declaraciones a los medios de comunicación Quirós señaló que en este juicio la sociedad se va a enterar de la verdad, porque lo que ha aparecido en los medios son sólo "declaraciones distorsionadas de testigos protegidos que no tienen validez alguna", y responsabilizó a quienes han filtrado los dichos a la prensa de estos personajes de ser los orquestadores del juicio en su contra Tanto Quirós como Acosta Chaparro se dijeron inocentes y en tono parco y cortante eludieron las preguntas que buscaban alguna respuesta sobre el papel que tuvieron ambos en los años en los que se dice que cobijaron al cártel de Juárez Antes de reanudarse la sesión, salió del recinto Arsenio Farrell Cubillas, quien está llamado a comparecer como testigo de descargo para este martes por su papel como titular de la Coordinadora de Seguridad Nacional, instancia que creó por decreto en 1994 Carlos Salinas de Gortari para indagar los secuestros de prominentes empresarios ocurridos ese año entre los que estaban Alfredo Harp Helú y Antonio Lozada, y en donde colaboraron Quirós y Acosta El exsecretario del Trabajo se negó a contestar preguntas de los medios y solo se limitó a saludar Otro de los que se vio por los pasillos de los tribunales militares fue Adrián Carrera Fuentes, uno más de los "testigos protegidos", que se desempeñó como director de la Policía Judicial Federal y fue sentenciado a cinco años de prisión por sus vínculos con Amado Carrillo durante los años en que trabajó como titular de la corporación federal en la PGR Su comparecencia se espera para el martes o miércoles Cuando la sesión se reanudó, el juez llamó la atención de los dos generales acusados, a quienes reprendió por usar los intermedios para hacer declaraciones a la prensa "No es una conferencia de prensa, es un juicio de guerra que lleva una formalidad a la cual debemos ajustarnos", indicó el teniente coronel Sosa Muñoz ante la fría mirada de Acosta y Quirós, quienes escuchaban la llamada de atención de pie frente al estrado donde se colocaron los cinco generales de División integrantes del Consejo En la última parte de la sesión se leyeron los testimonios de Jaime Olvera Olvera, José Ramón Bermejo Vargas, Michel Roger Batista y Adrián Carrera Fuentes, cuyas historias se encuentran dentro del llamado "Maxiproceso" Sin aportar nada nuevo sobre el papel que presuntamente tuvieron los dos generales en los años en los que se les imputa su participación en el narcotráfico, el tercero de los convocados indicó que en marzo de 1990 desde el puerto de Bacamoente, en Panamá, se embarcó una tonelada 450 kilogramos de cocaína con destino a la península de Baja California La droga iba en bultos en cuyo exterior estaba escrita la leyenda a quien iban dirigidos, 69 de los cuales decían "Quirós", y que el testigo escuchó que se trataba de un general mexicano de apellidos Quirós Hermosillo Pocos minutos antes de las 16:00 horas, el general de División Angeles Dauahare decretó un receso para reanudar la sesión este martes a las nueve de la mañana 28/10/02

Comentarios