Se usó un gas derivado de opio en la crisis de rehenes en Moscú

miércoles, 30 de octubre de 2002
Moscú - El ministro de Salud de Rusia, Yuri Shevchenko, dio a conocer que el gas usado en el teatro de Moscú para exterminar a los extremistas chechenos que mantuvieron secuestradas por tres días a alrededor de 700 personas entre los que estaban los rebeldes, es un derivado de opio basado en Fentanyl De acuerdo con las agencias noticiosas rusas Interfax e ITAR-Tass, el funcionario aseguró que esta sustancia es analgésica y no causa la muerte Sin embargo, tras la liberación de los rehenes, más de 650 tuvieron que ser hospitalizados y, según cifras preliminares, alrededor de 115 personas fallecieron por los efectos secundarios de dicho gas Esta información se da a conocer a unas horas de que Estados Unidos calificó como “legal” el gas usado en el teatro de Moscú, pese a que las autoridades rusas no habían dado a conocer su composición A poco menos de una semana del incidente, con la revelación del origen y composición del gas, el ministro de Salud intentó acallar los rumores del uso de un gas letal para dirimir el conflicto, y reiteró que “por sí mismas, estas sustancias no pueden tener un efecto mortífero” Pero el funcionario no explicó entonces cuál fue la causa de más de un centenar de rusos, luego de que dispersaron ese gas en el teatro donde se encontraban retenidos por el comando checheno Tampoco explicó por qué si este gas no es letal, los miembros del comando rebelde perecieron dentro del teatro Y es que ese gas derivado del opio provocó la muerte de 117 rehenes y 40 secuestradores, y produjo la hospitalización de 300 personas que se encontraban en el lugar Para toxicólogos alemanes que atienden a las víctimas alemanas de la crisis en Moscú, y que fueron hospitalizados tras inhalar el gas, la justificación de las autoridades rusas, en el sentido de que la sustancia usada para liberar a los rehenes era un anestésico, no era real Por el contrario, aseguraron que ese gas ni siquiera es utilizado por la medicina, porque “con los narcóticos a nuestro alcance es imposible hacer un concentrado capaz de provocar en cuestión de segundos y por inhalación la paralización total del individuo con las alteraciones agudas de sus funciones vitales” El viernes 25 de octubre miembros de las Fuerzas Armadas de Rusia entraron al teatro Dubrovka, de Moscú, para liberar a poco menos de 700 rehenes que fueron secuestrados tres días antes por un comando chechenio que demandaba la desocupación militar de su país y amenazaba con hacer explotar el lugar si no se cumplían sus peticiones El comando chechenio denominado “Suicidas de la división 29” era liderado por Movsar Barajey, caudillo que heredó una banda de rebeldes de su tío Arbi Barayev La demanda concreta de los chechenios, era que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, retirara en siete días, a más tardar, al Ejército de Rusia de Chechenia Esta actitud fue considerada por el mandatario ruso como el acto terrorista “de mayor envergadura” en Rusia y en el resto del mundo 30/10/02

Comentarios