Necesario, un blindaje político para el campo: CAP

jueves, 31 de octubre de 2002
México, D F (apro)- El Congreso Agrario Permanente (CAP), integrado por las doce centrales campesinas más importantes del país, aseguró el miércoles que México no sólo requiere de un blindaje económico en relación con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sino también uno político para el medio rural, porque crecen los síntomas de ingobernabilidad, y está en riesgo la paz social de la nación, ante la débil actitud del presidente Vicente Fox para defender a los campesinos La senadora Guadalupe Martínez, coordinadora actual del CAP, sostuvo lo anterior, luego de insistir, en nombre de 25 millones de mexicanos que viven del agro, en la renegociación del TLCAN, así como en un presupuesto federal al campo en 2003 que sea superior a los 70 mil millones de pesos, lo que significa un incremento del ciento por ciento No obstante, Alvaro López Ríos, excoordinador del CAP y presente en la reunión, informó que en un encuentro sostenido anoche con el secretario de Agricultura, Javier Usabiaga Arroyo, éste le informó que el presupuesto será de apenas 38 mil millones de pesos La noticia, que inconformó a los demás dirigentes agraristas, entre ellos los de la CCI, CIOAC, UNORCA, CNC y CONSUC, obligó a que se reafirmara la serie de movilizaciones a escala nacional, para que el campo sea considerado prioridad en el actual gobierno y, en este sentido, se anunció para la próxima semana una “caravana de tractores”, que partirá del estado de Hidalgo hacia el Distrito Federal, para concentrarse finalmente frente a la Cámara de Diputados Guadalupe Martínez, senadora priista, estableció que en los próximos dos meses se juega el futuro de 25 por ciento de los mexicanos, ya que si el gobierno no hace nada para protegerlos, serán víctimas del desastre económico a partir del primero de enero del 2003, debido a que en ese día entrarán al país, sin pagar ningún impuesto, todas las importaciones de alimentos que sean posibles, con excepción del maíz, frijol, leche en polvo y azúcar La coordinadora del CAP se refirió al blindaje agroalimentario prometido por el gobierno, y denunció que éste sólo ha quedado en palabras, además que debió aplicarse hace diez años, cuando entró en vigor el TLC Manifestó que esta política protectora se requiere hoy más que nunca, después de más de cinco meses de aprobada la ley agrícola norteamericana, la cual ha creado incertidumbre entre los productores nacionales, pues no se percibe un sentido de urgencia en el gobierno mexicano, mismo que se ha dedicado únicamente a realizar declaraciones publicitarias “No existe garantía, por tanto, de que se contará con un respaldo de inversiones adicionales durante el próximo año, a pesar de que, precisamente, el presidente Fox debería reaccionar frente a un aumento presupuestal de alrededor de 70 por ciento, por parte de Estados Unidos, lo que nos coloca en evidente desventaja competitiva”, afirmó la legisladora Y los demás líderes que conforman al CAP agregaron que no se ha valorado la participación de sus organizaciones en la elaboración del mencionado blindaje, mismo que requiere de recursos a fin de atender las demandas de poco más de 4 millones de productores y de la cuarta parte de la población de este país, que vive y depende de la suerte de la agricultura, ganadería y actividad forestal 30/10/02

Comentarios