El nuevo Lula

sábado, 5 de octubre de 2002
Con 57 años por cumplir, el eterno candidato a la presidencia de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, parece tener todo de su parte para llevarse las elecciones, si no en las votaciones de la primera vuelta, sí en la segunda La fórmula utilizada por el líder de la izquierda brasileña, de la que da cuenta la revista Proceso en su edición del domingo 6 de octubre, parece estar fincada en la moderación de su viejo lenguaje, que acompañaba con arengas y que ha cambiado por palabras con contenido El nuevo "Lula paz y amor" está comprometido a aplicar un draconiano ajuste fiscal exigido por Fondo Monetario Internacional (FMI) para otorgar el más cuantioso paquete de ayuda económica en la historia de esta nación sudamericana: 30 mil millones de dólares, de los cuales 24 mil millones estarán a disposición del próximo mandatario del país Es así como parece haber quedado en el pasado la figura del metalúrgico tornero mecánico que a capa y espada defendía a los trabajadores de los empresarios y que apoyaba los referéndums por la moratoria de la deuda, que incitaba a la toma de tierras y fábricas, y que vestía informales playeras, sobre las que desparramaban unos largos y despeinados cabellos En su edición que empieza a circular el domingo 6 de octubre, Proceso presenta a un Lula que, enfundado en una sobria chamarra y corbata de marca, se autodefine como el "resultado de la conciencia política de la clase obrera"

Comentarios