Fraudes con viviendas del SNTE

sábado, 5 de octubre de 2002
Quejas, litigios y protestas en diversos estados, por la comisión de múltiples fraudes o irregularidades, envuelven al Fideicomiso de Vivienda para el Sector Magisterial (Vima), instancia creada por Elba Esther Gordillo Morales, cuando era dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Como lo revela la disidencia magisterial a Proceso --en su edición que se publica el domingo 6 de octubre--, el organismo en cuestión se ha convertido en la "caja chica" de la maestra originaria de Comitán, Chiapas, contra quien pesa ya una denuncia por enriquecimiento ilícito, aparte de la que enfrenta junto con Carlos Jonguitud, por la presunta "autoría intelectual" del asesinato del mentor Misael Núñez Acosta A esta situación, señala Proceso, se suman las denuncias de los maestros que dicen ignorar el destino de sus recursos para la adquisición de viviendas, hasta el punto de hablar de una corrupción a escala nacional Para Teodoro Palomino, fundador de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), "los recursos del magisterio solamente han servido para que Jonguitud viva en El Pedregal y para que Elba Esther tenga una casa en Bosques de las Lomas; un penthouse en Polanco: casas de descanso en Valle de Bravo y San Diego, California; un piso en Nueva York, un departamento en París" "El modo de vida de Gordillo Morales es un insulto para los mentores del país, quienes se encuentran sumidos en la miseria", denuncia Alejandro Díaz Leal, dirigente de la sección 22 de Oaxaca, en la publicación de Proceso que empieza a circular a partir del domingo 6 de octubre

Comentarios