Obispo de San Cristóbal impugna política económica

sábado, 16 de noviembre de 2002
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, mencionó que “este sistema no puede seguir así”, pues sigue aumentando la pobreza, sobre todo en Chiapas, donde los campesinos e indígenas, pese a la riqueza de recursos naturales, viven en la marginación En su homilía dominical que adelanta hoy, el obispo criticó también a muchos que “pasan hambre y sufren limitaciones por su pereza y desidia” El sucesor del obispo emérito Samuel Ruiz García, impugnó el sistema económico imperante en el mundo y en nuestra patria, pues “son en gran medida responsables de la pobreza y la miseria que encadena a millones de personas Esto nadie lo puede negar” Por ejemplo, dijo el prelado que “es absurdo e injusto” que el precio del café lo fijen los especuladores de la Bolsa de Nueva York, o de Londres, que nunca en su vida han tocado una mata, no han producido un grano del aromático y no saben las penurias y amarguras de los campesinos e indígenas para lograr un kilo o un quintal Denunció que a los campesinos no se les toma en cuenta para fijar precios justos El gran mercado mundial es el gran ganador, a costa de los pequeños productores “Y lo que digo del café, se puede decir del plátano, del maíz y de tantas otras cosas Unos se enriquecen con el trabajo duro y pesado de otros Este sistema no puede seguir Aumentan los pobres porque los ricos no los dejan progresar” Sin embargo, criticó también a muchos que pasan hambre y sufren limitaciones por su pereza y desidia “Se han malacostumbrado a esperar todo del gobierno y de otras instituciones” Hay quienes se han enriquecido por su trabajo honrado, persistente y sacrificado, no por oprimir y exprimir a sus trabajadores Son excepciones honrosas”, aclaró Recordó que en días pasados todos los obispos mexicanos sostuvieron una asamblea ordinaria para analizar el fenómeno de la migración; ahí lamentaron la explotación que sufren tantos migrantes, tanto paisanos que van al norte como los centroamericanos que pasan por México, o que vienen a trabajar al sur del país Y luego de destacar que pobreza y marginación son inocultables en Chiapas, se preguntó: “¿Por qué, entonces, persiste la pobreza? En los estados del norte del país, tan secos y tan áridos, hay más desarrollo y menos pobreza que aquí ¿A qué se debe la diferencia?” Sin duda, mencionó que los gobiernos y los mecanismos mundiales de la economía tienen graves responsabilidades en estos abismos que separan el norte del sur 15/11/02

Comentarios