Argentina, al borde del "default", desafía al FMI

domingo, 17 de noviembre de 2002
Buenos Aires -- El presidente argentino, Eduardo Duhalde, está jugando con fuego Envalentonado por una mejoría en los índices económicos tras varios meses de aguda crisis, puso sus cartas sobre la mesa y con su mejor cara de "poker" lanzó el desafío: Argentina no pagó el jueves 14 de noviembre el vencimiento de deuda por 805 millones de dólares al Banco Mundial (BM) y quedó a un paso del default con organismos internacionales En teoría, el default (que completaría el cuadro de crisis tras la cesación de pagos con los acreedores privados decretado en diciembre) tardará en llegar 30 días por una maraña de pasos burocráticos del BM, y de esa manera Buenos Aires tendría el plazo suficiente para ponerse al día con los pagos, en una jugada riesgosa para el gobierno sudamericano El "desafío" tiene un objetivo claro: presionar al FMI para sellar un esquivo acuerdo que ambas partes negocian desde enero y que es considerado vital para lograr la definitiva recuperación de la diezmada economía argentina Pero Duhalde, más allá de su abierto desafío, le hizo un guiño al BM y al FMI: al tiempo que anunciaba el no pago del vencimiento de deuda, giraba 792 millones de dólares en concepto de intereses de ese mismo vencimiento al BM, algo así como un cheque de buena voluntad para no enfrentarse cara a cara con los organismos internacionales "Argentina ratifica su voluntad de normalizar la situación inmediatamente después de llegado a un acuerdo con el FMI", dijo un comunicado oficial del Palacio de Hacienda, una posición que, según una fuente de gobierno consultada por Apro, se podría traducir como una fuerte presión argentina para arrinconar no sólo al FMI, sino también a Washington, para forzarlos a sellar un acuerdo "No hay que dramatizar", dijeron a Apro fuentes del ministerio de Economía Por lo pronto, el Banco Mundial suspendió el otorgamiento de nuevos préstamos a Argentina Pasados 30 días el país dejará de ser elegible para bonificaciones de la tasa de interés de vigencia y se suspenderán garantías y préstamos, lo que abrirá las puertas del default, una estocada mortal para la economía argentina Pero a juzgar por los analistas, la sangre no llegaría al río Incluso, el BM dio a conocer un comunicado donde afirma que "se complace por la declaración de funcionarios del gobierno sobre que Argentina se mantiene comprometida a rectificar la situación lo antes posible" "La posición argentina es negociadora Dio una señal política al pagar intereses Si Argentina hubiera pagado (los 805 millones) se habría menguado mucho el poder de negociación", consideró en analista económico Marcelo Bonelli El esquivo acuerdo con el FMI, cuya firma se viene considerando como "inminente" desde marzo, tiene a mal traer al gobierno Ahora el FMI ahondó sus exigencias con pedidos de nuevos ajustes a las provincias, la recuperación de los bonos "estaduales", la no modificación de la ley de quiebras que estudia el Congreso y la reanudación de los suspendidos remates judiciales para que los bancos puedan cobrar las deudas hipotecarias Pero especialmente preocupa la inestabilidad política, ante la fuerte desconfianza en la dirigencia que asumirá el país el 25 de mayo tras las elecciones previstas, hasta hoy, el 30 de marzo del 2003 Después de plantarse ante el Banco Mundial, Duhalde viajó a la cumbre Iberoamericana que sesionó en República Dominicana, pero citó a los gobernadores peronistas para una reunión urgente, a su regreso, para que todos asuman "sus responsabilidades" frente a las negociaciones con el FMI, dijeron fuentes del partido oficialista EL "VERANITO" AUSTRAL Duhalde pensó mucho su decisión de no pagar el vencimiento al Banco Mundial Sus allegados cuentan que, puertas adentro, está eufórico y convencido de que el 25 de mayo, fecha en que dejará el poder, entregará un país "ordenado" y en franca recuperación tras el peor año de la historia argentina Sólo le falta cerrar el acuerdo con el FMI y "aguantar" los meses que le restan en la Casa Rosada, sede de gobierno "Trata de no demostrar su euforia, pero entre nosotros no disimula su estado de ánimo, que es el mejor desde que asumió" el gobierno el 1 de enero pasado, con un país quebrado por una impopular devaluación, una inflación galopante, un "corralito" bancario, "cacerolazos" de la clase media, protestas de las clases obreras y una crisis social que puso a la mitad de los argentinos en la pobreza, confió a Apro una fuente cercana al entorno presidencial 10 meses después de la asunción de Duhalde por medio de una asamblea legislativa tras el vacío de poder que dejó el paso de otros cuatro presidentes en menos de 10 días, los argentinos parecen vivir lo que en este país sudamericano se ha dado en llamar un "veranito económico" Las noticias, según economistas y más allá de la impasse con los organismos de crédito internacionales, son "alentadoras": se alejó el fantasma de la hiperinflación que rondaba sobre la frágil economía argentina, el dólar está en el mismo valor que hace cinco meses, mejora la recaudación fiscal mes a mes, las reservas internacionales crecen y los más optimistas en las filas del gobierno se animan a pronosticar que bajará la desocupación en la próxima medición pautada para diciembre y que hoy sobrepasa el 21% de la población económicamente activa "Claramente estamos en un proceso de ?amesetamiento? de la caída de la economía, con perspectivas de mejoras a principios del año próximo", asegura a Apro el economista independiente Aldo Abraham, quien fue fuertemente crítico de la primera etapa de la gestión económica del gobierno "Contra una gestión que se dedicó a hacer desastres a principios de año, en el segundo trimestre la tendencia cambió y además el Banco Central, a partir de mayo, cambió la fórmula que manejaba la política monetaria y cambiaria Pero el motivo principal (de este "veranito") es el adelantamiento de las elecciones (para el 30 de marzo) que genera reacciones positivas", dice Abraham Los números que presenta el gobierno son variados: los ingresos fiscales crecieron 335% en octubre en relación al mismo mes del 2001 y un 97% más que en septiembre; hay varios sectores industriales (como el manufacturero) en crecimiento; se descomprimió en parte el "corralito" bancario, la caída del consumo se desacelera y hubo una leve mejoría en el empleo en grandes ciudades como Rosario, Mendoza y Córdoba La demanda de empleo creció en octubre 81% en relación a septiembre, confirmando una tendencia alcista que se verifica desde abril, según datos de la Universidad privada Torcuato Di Tella "Esta tendencia a la alza de la demanda laboral sugiere un proceso de recuperación del empleo que debería observarse en los números oficiales en los próximos meses", señala el informe de la casa académica Incluso, las cuentas del Tesoro arrojaron en octubre un superávit de mil 57 millones de dólares, según la secretaría de Hacienda, aunque este hecho se explica en parte por el no pago de vencimientos de deuda Abraham afirma que "la gente consume un poco más y tiene una visión más optimista porque ya hoy se puede descartar una gran debacle, cosa que a principios de año parecía un hecho Además, siempre trae tranquilidad saber que tienes un mal gobierno con fecha límite" Pero Eduardo Curia, un economista que fue un duro detractor de la convertibilidad (1 dólar igual a 1 peso) que rigió durante 10 años en el país, es cauto cuando habla de esta "recuperación" argentina "Hablar de recuperación me parece apresurado", afirma en entrevista con Apro "Soy cauto, pero estamos en el piso de la crisis y esto no es menor A fines de año las mediciones del Producto Bruto Interno (PBI) van a dejar de ser negativas y el desempleo será atenuado Visto en general la situación sigue siendo una porquería, pero cuando uno computa de donde venimos, simbólicamente es un logro extraordinario Hay una mejora irrefutable, frágil en sus bases, pero puede consolidarse según sean los pasos que se den", agrega Su colega Orlando Ferreres asegura que "el gobierno se está manejando bien en materia económica, ya que logró estabilizar las variables para que empiece a insinuarse una recuperación", aunque la caída del PBI para este año se estime en alrededor del 15% Mientras tanto, los "cacerolazos" contra el gobierno son un recuerdo de la crisis, aunque siguen habiendo protestas de "ahorristas" y el odio hacia el sistema bancario está intacto Sin embargo, los "ahorristas" están volviendo a depositar en los bancos la parte del dinero rescatado del "corralito" El motivo es simple: con un dólar "quieto" desde hace meses, resulta mejor inversión volcarse a los bancos debido a las altas tasas de interés, a pesar de que los bancos se hayan quedado con la mayor parte del dinero de los "ahorristas" Hasta hace apenas unos meses, era casi imposible caminar por la céntrica calle San Martín y adyacencias, en Buenos Aires, donde se alinean las casas de cambio Extensas filas de "ahorristas" intentando comprar a cualquier precio dólares para desembarazarse de sus devaluados pesos eran la postal más común, todos los días de la semana La gente comenzaba a hacer fila la noche anterior Hoy se puede caminar por San Martín sin interferencias y sólo se escucha vociferar a los "cambistas", cada vez con menos clientes Además, el gobierno se muestra optimista debido a que la salida de depósitos de los bancos retenidos por el "corralito" --como consecuencia de recursos de amparo--, bajó un 26% en octubre respecto del mes anterior "La cifra es alentadora porque se dio en un mes en el cual los bancos tuvieron que devolver depósitos reprogramados", dijo el Banco Central De protesta en protesta Pero no todos desparraman optimismo Las protestas sociales continúan creciendo, la desnutrición golpea a los más pobres en un país capaz de alimentar a una población cuatro veces mayor y los argentinos ven como se esfuman los elevados índices sociales que gozaron en las últimas décadas en relación a los demás países latinoamericanos "A los desocupados no les llegó ningún veranito económico Esa mejoría la otorga el verdadero poder que es el FMI y el establishment porque les interesa mantener a un gobierno completamente debilitado", considera el titular de la Confederación General de los Trabajadores (CGT-peronista), Hugo Moyano, que se alinea detrás de la candidatura presidencial de Adolfo Rodríguez Saa, fugaz mandatario argentino en los oscuros días de diciembre tras la renuncia de Fernando de la Rúa Moyano, peronista como Duhalde pero en la vereda de enfrente del gobierno con un partido dividido por una feroz interna política, es contundente: "este veranito del que se habla es sólo una tranquilidad para el gobierno, pero a la gente que no tiene trabajo, que no lo consigue y que tiene bajos salarios, no ha llegado ningún veranito económico", subraya "Lo único que se ve es que no hay colas en los bancos para comprar dólares, pero a la gente no le ha llegado absolutamente nada", agrega Moyano sostiene que todo forma parte de un plan "El manipuleo de todas estas situaciones que vivimos los argentinos lo hacen los poderes dominantes, que son el FMI y el establishment, porque el gobierno no tiene ningún tipo de poder El FMI maneja a su antojo al gobierno y es el poder dominante que le da este veranito al gobierno para mantenerlo, para mantener a un gobierno completamente debilitado y no que surja alguien que tenga la legitimidad del voto popular y pueda hacer cosas que este gobierno no puede hacer" Los llamados "piqueteros" (que organizan piquetes en reclamo de fuentes de trabajo) preparan a su vez una gran movilización para el 20 de diciembre Quieren profundizar sus protestas, que marcaron en los últimos meses un hito en la historia de las luchas populares del país, dejando incluso dos muertos en junio pasado Ese día finalizará una Jornada Nacional de Lucha, en sintonía con una Marcha Federal que convergerá en la histórica Plaza de Mayo, bajo las consignas "Unidad del pueblo para recuperar la soberanía nacional", "Impedir que Duhalde siga pagando al FMI con el hambre popular y la entrega del país", "Pan, trabajo y tierra" y "Contra la represión y la trampa electoral" Duhalde sabe que en un mes deberá enfrentar una fecha clave: el 20 de diciembre Ese día se cumplirá un año de la caída de De la Rúa, en una jornada sangrienta que dejó 29 muertos en las calles de Buenos Aires Pero aspira a que en esa fecha esté sellado, e incluso desde semanas antes, el esquivo acuerdo con el FMI y que la ausencia del pago del vencimiento al Banco Mundial sea sólo un mal recuerdo Aldo Abraham sostiene que un acuerdo con el FMI "seguramente va a dismimuir la incertidumbre y ayudaría a que la recuperación económica sea más fuerte De no haber acuerdo, se va a moderar bastante la recuperación", dice Mientras el verano austral se acerca con altas temperaturas, los argentinos comienzan a acostumbrarse poco a poco a su nueva realidad social, con un ejército de "cartoneros" urgando la basura y la inseguridad tocando las puertas de una sociedad habituada durante décadas a una paz social inédita en la región En ese marco, el "veranito económico" choca aun con realidades incontrastables, como la muerte de cuatro niños por desnutrición en la norteña provincia de Tucumán, un cuadro difícil de digerir en un país que en los años 30 y 40 enviaba toneladas de granos gratis a España e Italia para alimentar a sus familiares pobres de Europa