Se reincorpora la Canacintra al CCE

lunes, 18 de noviembre de 2002
México, D F- A 21 días de que la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Yeidckol Polevnsky presentó la renuncia de la instancia que preside a ser miembro del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ésta se desdijo de su promesa de regresar sólo por la puerta grande --“con voz y voto”, había dicho-- y aceptó pagar la deuda de 600 mil pesos que la Canacintra tiene con el CCE La funcionaria explicó que, con esta decisión, la Canacintra, neutraliza el pretexto del incumplimiento de pago que dio el CCE para retirarle los derechos como socio el 29 de octubre “No queremos darles excusas y pagaremos” Agregó que la Canacintra quiere dar prueba de su actitud participativa y que no desea restar ni dividir, por lo que cumplirá con la cuota requerida por el CCE para reintegrarse a éste El 29 de octubre, el CCE, presidido por Héctor Rangel Domene, retiró los derechos de socio a la Canacintra debido a que ésta no había cubierto su cuota de 600 mil pesos correspondiente a 2001 Polevnsky, quien mantenía diferencias referentes a la reforma eléctrica y otros asuntos políticos y económicos con Rangel Domene y con el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Javier Prieto, convocó al Consejo Directivo de la Canacintra, y a pesar de la poca asistencia, se determinó renunciar al CCE, argumentando que “han sido muy pocos los beneficios que se han obtenido al pertenecer a ese club de ricos” El CCE, a su vez, reconoció a la Canacintra como parte fundamental de la comunidad empresarial mexicana, pero indicó que “no se puede solicitar a otros lo que no podemos comprometer nosotros mismos () debemos combatir la cultura del ‘no pago’ que ha sido muy dañina para el país” Entonces, la directora de Canacintra había advertido que sólo regresarían al CCE por la puerta grande, “es decir con voz y voto”, pues la Canacintra, aunque puede emitir sus opiniones, no cuenta con voto Sin embargo, ahora cambió su postura, y aunque indicó que en 2001 ella no era tesorera ni presidenta de la Canacintra, esta organización “se sacrificará y pagará el adeudo de 2001 con la cabeza en alto” Polevnsky confió en que a la cantidad que deben se resten 50 mil pesos por el tiempo que la Canacintra no perteneció al CCE, así como recursos adicionales que ha aportado ésta por medio de intercambios de servicios Desde su perspectiva, no fue la Canacintra la que dio a conocer el conflicto a los medios de información, por lo que dejó en manos de Rangel Domene la posibilidad de un acercamiento, pues “las agresiones han venido de parte de él y a nosotros nos ha tocado defendernos”, aseguró Finalmente, puntualizó: “lo que queremos dejar en claro es que nuestro interés se llama México y por ello vamos a defender al sector industrial del país en su totalidad, en todos los tamaños y ramas” 18/11/02

Comentarios