Aún pendiente, la agenda sobre derechos humanos

sábado, 2 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez advierte que, en el segundo año de la gestión foxista, la agenda de derechos humanos en el país sigue “intacta” en lo fundamental En un balance general sobre la política de derechos humanos, el organismo no gubernamental que preside el padre Edgar Cortez señala que la alternancia de gobierno en México ha significado la concreción de algunos planteamientos largamente demandados por la sociedad civil, que ha trabajado por la consecución de los mismos Y aunque reconoce abiertamente estos alcances, no obstante reafirma que a casi dos años del arribo de Fox a la Presidencia, el significado político de sus acciones en el campo de los derechos humanos le impone retos todavía más fuertes para lograr atender los cambios estructurales que se necesitan en materia de derechos humanos Sólo de esa manera, dice, podrá contribuir trascendentalmente en la construcción de vías efectivamente democráticas El Prodh apunta que el año de gobierno que termina, presenta un panorama en donde los profundos problemas de derechos humanos permanecen inmunes, y son de tal magnitud, que los logros alcanzados establecen todavía más responsabilidades y exigen del gobierno mexicano un decidido y efectivo trabajo para garantizar, en la vida cotidiana de la sociedad, transformaciones tangibles en el respeto a los derechos humanos de todos En busca de ello es que el Centro Prodh hace esta valoración general Precisa que la vigencia de los derechos humanos, además de plasmarse en nuestros marcos normativos, debe incluir la profunda convicción de que impulse, en los hechos, una clara cultura de respeto a las garantías fundamentales, se refleje en las prácticas ordinarias de todos los servidores públicos y representantes de los tres poderes y en todos los niveles de gobierno El balance tiene como eje central la agenda mínima planteada por la Red “Todos los Derechos para Todos”, y cuyos puntos prioritarios son: reforma del sistema de impartición y procuración de justicia; revertir el proceso de incorporación de militares en el ámbito civil; reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos indios; el asegurar gradualmente el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales; y la situación de los ombudsman Subraya que conseguir que el respeto a los derechos humanos todos sea una práctica cotidiana en favor de los y las mexicanas en un auténtico estado de derecho implica, necesariamente, reconocer los alcances de las acciones desplegadas, pero también el reconocimiento de los límites y las omisiones que, en cierto sentido, son resultado de condiciones estructurales, pero también de la voluntad política y del compromiso de las autoridades del Estado mexicano con las garantías fundamentales En el balance, el Prodh hace referencia primeramente a las acciones relevantes en materia de derechos humanos emprendidas durante el segundo año de gobierno Después aborda de manera general algunos casos y situaciones que dan cuenta de la situación Precisa que durante este año, las acciones importantes se plasmaron en foros internacionales donde el titular del Ejecutivo divulgó su política respecto de los derechos humanos, la cual, según lo publicitado, prevé tres directrices principales: armonización de las leyes nacionales con los compromisos internacionales; cooperación internacional; y el diálogo y cooperación con la sociedad civil Según el Prodh, indudablemente estos puntos constituyen parte importante para que la agenda de derechos humanos en el país tenga posibilidades efectivas de realización Y reconoce como positivo el que durante este año de gobierno se haya logrado la aprobación de un paquete de 13 instrumentos internacionales; la preparación de la segunda fase del Programa de Asistencia Técnica en cooperación con la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de ONU, así como la invitación permanente a los representantes de diversos mecanismos internacionales de derechos humanos Sin embargo, advierte que el sistema de impartición de justicia es incapaz de corregir los atropellos de derechos humanos, y el de procuración de justicia tampoco es capaz de poner freno a la impunidad Por otra parte, destaca que con la creación de una “fiscalía especial para la atención de hechos probablemente constitutivos de delitos federales cometidos directa o indirectamente por servidores públicos en contra de personas vinculadas con movimientos sociales y políticos del pasado”, el Ejecutivo ha afirmado públicamente que ese es el signo más claro de su compromiso con esclarecer el pasado y conocer la verdad Subraya que hasta el momento no existen resultados concretos, y lo que se informa es que se está trabajando en esclarecer “el pasado” --léase las matanzas del 68 y 10 de junio de 1971, así como la guerra sucia Sin embargo, advierte que amén de la ambigüedad de que todo puede caber en ese “pasado”, y que a su vez esto sea elemento para dilatar las investigaciones, la fiscalía se ha desempeñado más como una instancia que busca esclarecer la historia, que como una agencia investigadora, marco límite que le impuso su propia creación por parte del Ejecutivo Por si fuera poco, la autonomía de la fiscalía ha sido puesta en tela de juicio, entre otras cosas, por el funcionamiento habitual de las instituciones de procuración de justicia, pero sobre todo porque el titular de la Procuraduría General de la República es de procedencia militar Este último punto, el de la participación militar en ámbitos de competencia civil, el Prodh subraya que es otra de las graves situaciones que permanece intacta en materia de derechos humanos Se ha mantenido como constante y en avance la política de militarizar órganos de estricta competencia civil, y que en conjunto con el reforzamiento del fuero de la justicia militar, imponen serios obstáculos para el respeto de los derechos humanos “El presidente Fox ha facilitado la incursión de fuerzas militares en diferentes campos, desde funciones de seguridad pública y procuración de justicia, hasta lucha antidrogas y migración, desafiando las recomendaciones que los organismos de protección de derechos humanos han hecho en ese sentido”, puntualiza 01/11/02

Comentarios