viene el ajuste de cuentas

sábado, 23 de noviembre de 2002
El PRI está en la mira de la justicia Por lo menos así lo indican los más recientes acontecimientos: la mano dura contra los campesinos priistas morelenses; el citatorio de la Fiscalía Especial a la secretaria general priista, Elba Esther Gordillo, en calidad de indiciada, por el asesinato del líder magisterial Misael Núñez; y, en el caso del Pemexgate, la sigilosa comparecencia ministerial, como acusados, de Beatriz Paredes, Emilio Gamboa, Manuel Bartlett, Humberto Roque Villanueva y Dulce María Sauri El ajuste de cuentas con el pasado parece haber dado inicio A casi un año de que estalló el escándalo por la averiguación del presunto desvío de recursos de Pemex a las arcas del PRI para la campaña electoral de 2000, las autoridades elevaron la mira política e incluyeron en la lista de acusados a cinco conocidos legisladores de ese partido: cuatro senadores y una diputada federal El lunes 18, los senadores Manuel Bartlett Díaz, Emilio Gamboa Patrón, Humberto Roque Villanueva y Dulce María Sauri, así como la diputada federal Beatriz Paredes Rangel, fueron citados a comparecer por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la PGR, en calidad de indiciados Proceso averiguó que los legisladores priistas presentaron su declaración por escrito, el miércoles 20 y el jueves 21, y que acordaron una estrategia de “blindaje” para que los hechos no trascendieran a la prensa hasta mediados de esta semana, cuando supuestamente lanzarán su contraataque La nueva lista de acusados fue divulgada parcialmente por el periódico El Universal en su edición del sábado 23 y sólo incluye los nombres de Manuel Bartlett, Dulce María Sauri y Emilio Gamboa La presunta participación en el Pemexgate de los personajes citados se ha filtrado a diversos medios en etapas distintas de las indagaciones y se ha basado, sobre todo, en declaraciones de los llamados testigos protegidos; por ejemplo, El Universal difundió el testimonio de Melitón Cázares A mediados de octubre, este semanario dio a conocer la orden de aprehensión que se había librado el 4 de ese mes contra exdirectivos de Pemex y del PRI En el documento del juez, se citaban declaraciones ministeriales que incriminaban a los legisladores Bartlett, Gamboa, Roque, Sauri y Paredes en el trasiego de los 640 millones de pesos de Pemex, presuntamente desviados hacia el PRI mediante el sindicato de trabajadores petroleros Según su testimonio, el contador Andrés Heredia, que estuvo al servicio del candidato Francisco Labastida en la asociación Nuevo Impulso, se enteró de que Gamboa y Paredes fueron parte del equipo de campaña que negoció con el director de Pemex, Rogelio Montemayor, el apoyo financiero para el PRI Heredia contó también que “en algunas conversaciones con mis compañeros de trabajo Joel Hortiales y Melitón Cázares, éstos refirieron tener noticia de que varias personas del CEN del PRI, tales como Dulce María Sauri y Carlos (Almada) López habían intervenido en la obtención de recursos de Pemex vía el sindicato petrolero para apoyar la campaña de Labastida” Las declaraciones de Heredia, así como las de Cázares y otros testigos, forman parte también del documento en el que la Fepade solicitó a la Cámara de Diputados la declaratoria de procedencia para desaforar al diputado federal Carlos Romero Deschamps y al senador Ricardo Aldana Prieto, dirigentes del sindicato petrolero que son parte importante de la trama del Pemexgate Cázares contó la historia siguiente: El 28 de mayo de 2000, entró a trabajar a la Subsecretaría de Finanzas del PRI, bajo las órdenes de Alonso Bretón, “quien como a los tres días le dio la instrucción de que pasara con Jorge Cárdenas a firmar unos documentos necesarios para recoger recursos” Poco después, sabría que se trataba de ir a recoger dinero de la caja general de Banorte y llevarlo al cuartel del PRI en Insurgentes Norte Las maletas con el dinero —asegura Cázares— “se las entregábamos a Joel Hortiales Pacheco, quien a su vez las ingresaba a las oficinas de Jorge Cárdenas Elizondo, esta operación se realizó en tres o cuatro ocasiones a mediados de junio de 2000, siempre entre las 15:00 y las 18:00 horas, habiendo recogido en esas ocasiones una cantidad aproximada a 151 millones de pesos” El dinero que se recogía, afirma el testigo, se destinaba al pago de diversos conceptos, como son pago de proveedores, pago de nómina, a gente que trabajaba con Manuel Bartlett, Arturo Núñez, Humberto Roque, Maximiliano Cilerio (sic) Esparza, así mismo se pagaba el total o parte de la nómina general del Partido Revolucionario Institucional Cuando se acababa el dinero “que tenía en la caja fuerte de mi oficina, se sacaba el dinero de la caja fuerte que se encontraba en la oficina de Bretón” Además, Cázares reveló al Ministerio Público que registraba sus actividades en un cuaderno, en el que anotaba las instrucciones que le daba Bretón Recordando, por ejemplo, la asignación de recursos por la cantidad de 100 millones de pesos a favor de Beatriz Paredes, a quien también en otra ocasión en el mismo mes de junio le entregó la cantidad de 2 millones de pesos Montemayor y Labastida En el documento de la Fepade aparecen testimonios desconocidos hasta hoy, como el de María Esther Matilde Tapia González, quien fue secretaria de Montemayor cuando era director de Pemex El 25 de abril último, ella declaró que Montemayor “tenía comunicación con diversos personajes del PRI, ya que de manera continua recibía llamadas telefónicas de éstos” Entre los personajes priistas citados por la declarante, se encuentran Eduardo Bours, Esteban Moctezuma, Emilio Gamboa, Carlos Almada, Humberto Roque y María de los Ángeles Moreno Así mismo, recuerda haber recibido en las oficinas de Montemayor a Carlos Rojas Gutiérrez, Fernando Solís Cámara, Silvia Hernández y Guillermo Ruiz de Teresa, agregando que también recuerda haberle concertado alguna cita con el licenciado Francisco Labastida El testimonio de Tapia González se refuerza con la versión aportada a la Fepade por Marcos Israel Victoria Ramírez, quien en la época de los hechos era chofer de Montemayor y quien señala que en alguna ocasión por la noche fueron a la casa de campaña de Francisco Labastida Ochoa, ubicada en avenida Chapultepec Además, el chofer relató que otra noche condujo a su jefe a una casa en Lomas de Chapultepec y que cuando el doctor Montemayor salió de este domicilio, iba acompañado de Francisco Labastida Ochoa, que en la primera ocasión pudiera ser que Francisco Labastida se encontraba en campaña, y que al parecer en la segunda ya no Los vínculos de Montemayor con Labastida fueron también corroborados por Jorge Manuel César González, secretario particular del director de Pemex Declaró que sabía que en la época en que Montemayor fue gobernador de Coahuila, recibió en giras de trabajo a Labastida, como secretario de Agricultura y luego como secretario de Gobernación Otro colaborador del director de Pemex, Osiris Samuel Cantú, declaró a la Fepade que como secretario particular adjunto se dio cuenta de que Montemayor participó en actividades priistas “fuera de horas de oficina”, como el cierre de campaña de Labastida en el Zócalo, e incluso en un acto del candidato priista a jefe de gobierno del Distrito Federal, Jesús Silva Herzog Al cierre de campaña de Labastida, Montemayor asistió acompañado por algunos funcionarios de Pemex, entre ellos el director de Pemex Refinación, Jaime Mario Willars, quien, por cierto, también ha sido investigado por presuntos malos manejos en esa área de la paraestatal, en particular en la construcción de la refinería de Cadereyta, Nuevo León Destaca el testimonio de María Elena Aguilar Zamora, que en mayo último declaró a la Fepade que cuando su esposo Andrés Heredia fue detenido, se entrevistó con Labastida para pedirle que lo ayudara, pues él “sólo había cumplido órdenes de trabajo de parte de Joel Hortiales”, quien, a su vez, decía que eran instrucciones del candidato Labastida le dijo que el dinero que su esposo había transportado “se obtuvo legalmente, por ello no debe temer nada” Más adelante, la señora Aguilar “tuvo comunicación con el licenciado Miguel Covián Pérez, quien, entre muchas otras cosas, dijo que el dinero que mi esposo trasladó efectivamente salió de Pemex, para que por conducto del sindicato de Pemex se aplicara a la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, que el dinero se distribuyó a las áreas especializadas a través de sus correspondientes coordinadores” Según la misma fuente, Covián citó como ejemplo que hacia el área que coordinaba la señora Beatriz Paredes Rangel, el sector campesino, se entregó una primera cantidad de 20 millones de pesos para “promover el voto verde”, es decir, el voto campesino, de igual manera comentó que se habían entregado diversas e importantes cantidades de dinero a los presidentes de comités estatales o distritales, sin especificar los montos, adujo que hubo necesidad de proporcionarles dinero a todas las personas importantes que tenían alguna comisión o coordinación dentro del equipo de campaña de Francisco Labastida La declaración de la esposa de Heredia fue avalada por Alejandro Rodríguez Ochoa, quien ante la Fepade sostuvo que acompañó a la señora y a sus hijos Daniel y David a una reunión con Covián, en el Sanborns de la Glorieta Riviera, ubicada en División del Norte y Ángel Urraza, en los primeros días de febrero Ahí escuchó a Covián decir que Heredia había recogido el dinero de Banorte y lo había llevado al PRI “por órdenes de Labastida, pero que no convenía que así se dijera, ya que esto se estaba arreglando al más alto nivel, dando a entender que con gente muy importante” Rodríguez reiteró la versión de Covián de que parte de los recursos desviados de Pemex se entregaron a Beatriz Paredes “En un momento dado de la conversación, el licenciado Miguel Covián Pérez propuso, o más bien ordenó de manera imperativa, que le dijera la señora María Elena a su esposo Andrés Heredia que se callara la boca y que esperara instrucciones, indicándole que se esperara a que ellos le dijeran qué tenía que decir, ya que de otra forma se perjudicaría al licenciado Francisco Labastida Ochoa, al licenciado Jorge Cárdenas Elizondo y a personas muy importantes del Partido Revolucionario Institucional”