El "narco" todo lo toca en la Comarca Lagunera

domingo, 24 de noviembre de 2002
* En el centro de la sospecha, el empresario-político Carlos Herrera Torreón, Coah (apro)- Las huellas del narcotráfico, el lavado de dinero y hasta la narcopolítica son cada día más evidentes en esta ciudad y en toda la Comarca Lagunera, sin que las autoridades, aparentemente, se den por enteradas, salvo en casos aislados Algunas acciones policiacas, sobre todo de la Procuraduría General de la República (PGR), confirman que en esta región operan grupos bien organizados, principalmente del cártel de Juárez, que se movilizan bajo la protección de policías preventivos, agentes federales y estatales El viernes 13 de septiembre, por ejemplo, un operativo puso una vez más en el centro de la sospecha al empresario-político Carlos Herrera Araluce, de Gómez Palacio, Durango, al ser incautada una casa que era habitada por los Reza, suegros de su hijo Ernesto Herrera, en la que presuntamente se escondían sicarios al servicio de Vicente Carrillo Fuentes, hermano del señor de los cielos “A mí no me aseguraron nada, mi dinero proviene del trabajo”, suelta Herrera Araluce, considerado el cacique de Gómez Palacio, donde ha sido dos veces presidente municipal y ahora prepara su lanzamiento como candidato a la diputación federal, y luego –asegura -- “voy a ser gobernador de mi estado” --Así se construyen los cacicazgos, don Carlos ¿Usted qué opina? --Sí, involuntariamente Aquí en Gómez Palacio no se mueve una hoja si yo no lo ordeno Tanto es el poder de Herrera --sobre quien pesan sospechas por sus presuntas ligas con el narcotráfico--, que en plena campaña por la presidencia impidió la entrada de Vicente Fox a Gómez Palacio y, desde la alcaldía, ordenó boicotear la publicidad panista Ahora gobierna su hija, Leticia, y ya se construye la candidatura de otro de sus hijos, Ernesto, para la alcaldía de Gómez Palacio: “Se dicen muchos chismes, pero lo que queremos es servir y la gente nos quiere, por eso vota por nosotros”, expresa el empresario lechero OPERATIVO Y SILENCIO El operativo lo realizaron 20 elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y cuatro agentes del Misterio Público Federal, quienes catearon y aseguraron la propiedad ubicada en la colonia residencial más importante de Gómez Palacio, Las Rosas, y detuvieron a Ernesto Herrera: lo interrogaron y, al día siguiente, lo liberaron La casa incautada está ubicada en la calle de Tamaulipas 166, a unos 25 metros de la residencia de Ernesto, la cual estuvo habitada, hasta hace un trimestre, por la familia Reza, quienes son oriundos de Rodeo, Durango Los Reza se mudaron a una casa de la colonia Granjas de San Isidro, que también fue decomisada Actualmente nada se sabe de su paradero El inmueble tiene un portón negro y sobre su fachada son visibles los sellos del decomiso Enfrente, una patrulla vigila el lugar Según datos de la PGR, de septiembre a la fecha, en dicha casa vivían tres jóvenes, cuyas edades fluctúan entre los 25 y 35 años, quienes utilizaban tres vehículos: una camioneta verde, y dos coches negros, un BMW y un Marquis En el momento del operativo, los agentes encontraron la cochera y las puertas abiertas Extraoficialmente se supo que decomisaron droga, armas y algunos objetos A través de tres fuentes, se pudo confirmar que los agentes federales iban en busca de Arturo Hernández González, El Chaki, responsable de la seguridad de Vicente Carrillo Fuentes, quien tiene sus casas de descanso en el primer cuadro de la ciudad de Lerdo, Durango, a cinco minutos de Gómez Palacio Una de las casas de Vicente destaca por su estilo colonial: grandes portones y puertas de maderas finas, que ocupa toda una manzana en pleno centro de Lerdo; otra, también construida en una manzana, es habilitada para fiestas y se le conoce como finca “El Paraíso” A un lado de la casa incautada en Gómez Palacio, cerca de la iglesia de la colonia Las Rosas, fueron desarmados por los agentes federales decenas de guaruras al servicio de Carlos Herrera Araluce, quienes portaban armas de alto poder como R-15 y AK-47 De acuerdo con la inscripción 4225, libro legajo, sección pública del Registro Público de la Propiedad de Gómez Palacio, el inmueble en poder de la PGR fue comprado en enero de este año por Martha Patricia Loera Gutiérrez, en 570 mil pesos, aunque se registró hasta el mes de agosto El vendedor fue Miguel Samperio Figueroa Un dato extraño: en el acta de compraventa, la señora Loera dice que tiene su dirección en la calle Ocampo 618, en Gómez Palacio Al recorrer la avenida, se pudo constatar que la calle existe, pero no el número A la altura del 116, la numeración se salta y en la acera de enfrente no hay casas, sólo un parque de diversiones infantiles