La policía de ensueño de Miguel Aldana (Parte II)

domingo, 24 de noviembre de 2002
EL ORIGEN DEL PROBLEMA México, D F (apro)- Con 34 años de trabajos e investigaciones en corporaciones policiacas del país –“empecé desde abajo, como mozo uniformado”--, con tres doctorados, cinco maestrías en seguridad nacional y 42 cursos, incluyendo los de guerrilla, en diversas partes del mundo, Aldana asegura que hasta el momento nadie ha descubierto cómo se originó el problema de la inseguridad en la Ciudad de México A su modo de ver, este problema surgió cuando Arturo Durazo Moreno se hizo cargo de la policía en el Distrito Federal “Mire, una cosa es el fuero común y otra el fuero federal --explica Arturo, que era muy vivo, sabía trabajar el fuero federal Cuando trabajó conmigo, quería ser mi segundo y que lo pusiera en el aeropuerto y aduanas Lo metieron a la policía Ahí surgió el problema Antiguamente, para llegar a ser comandante en el servicio secreto se debía tener 15 o 30 años de experiencia, entonces había un control de la delincuencia tremendo Arturo llegó y corrió a toda esa gente, que sabía manejar el fuero común, y metió a sus amigos que sabían manejar el fuero federal ¿Qué pasó? Se metieron a las drogas, al contrabando, al secuestro y, uta, la delincuencia se empezó a desatar Formó la Dirección de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia (DIPD) y a eso se dedicaba” Aldana recuerda que detuvo a 16 bandas completas de Durazo y de Sahagún Baca, con 35 secuestradores Esclareció el caso de los doce asaltantes colombianos, cuyos cadáveres fueron arrojados por agentes de la DIPD al río Tula para quitarles 105 millones de pesos Antes de Durazo, explica, la delincuencia se profesionalizaba “El ratero aprendía a sacar una cartera sin hacer sonar un cascabel Se decía que en México quitaban los calcetines sin sacar los zapatos El ‘zorrero’ vigilaba las casas y se metía cuando no había nadie, y si encontraba a alguien se retiraba Y si un delincuente desconocido entraba a una colonia, se le reportaba Había un gran respeto al policía, el cual se disfrazaba de bolero, de basurero, de telefonista, y tomaba cursos del caló de los delincuentes De los homicidios, era raro el que no se esclarecía Existía una profesionalización tremenda” Durazo, señala, corrió a todos los policías de carrera, como Baena, Ugabe, Rocha, Obregón Lima, Tanús “Hay que volver al sistema a través del cual el comandante forjaba su carrera con los años, en la academia y en la calle”, sugiere Reconoce que hay quien cree que con Durazo Moreno la delincuencia estaba bajo control “¿Sabe por qué hubo cierto control? Porque se creó la Brigada Blanca, para pegarle a la guerrilla Un grupo de la DIPD, de la Judicial del Distrito, de la Judicial Federal y de Federal de Seguridad, fue el que hizo todo Eso es lo que no sabe la gente “¿Qué pasa con las nuevas generaciones de la policía? La teoría y la práctica se rompió; todo se creen y todos quieren llegar a robar Desde ahí viene la inseguridad en México”, señala A la policía, dice, ya les quitaron a las “madrinas” o informantes “En otros lados los cuidan, y aquí se los quitaron” Hoy en día existe el “testigo protegido”, pero tiene sus inconvenientes: “Muchas veces los informantes se brincan las trancas, es decir, por una lana van brincando de un caso a otro, y eso va contagiando a los demás” Las averiguaciones, sostiene, son muy endebles, porque se basan en sus dichos

Comentarios