El proceso de paz en Chiapas, frustrado por inoperancia: investigador

jueves, 28 de noviembre de 2002
México D F- La actividad inoperante de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), así como de los negociadores de paz en el estado de Chiapas son dos factores que han impedido la posibilidad de un acuerdo de reconciliación con los pueblos indígenas del estado, declaró el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México(UNAM), Daniel Villafuerte Solís En el marco del Foro Internacional “Construyendo la paz y el Desarrollo social en Chiapas”, Villafuerte sostuvo que “el proceso de paz en Chiapas, durante el período 1994-2002, ha sido frustrado Los esfuerzos del gobierno federal por restablecer el diálogo han sido inútiles La actividad de la Cocopa, ha sido prácticamente inoperante y los diferentes comisionados no han logrado restablecer acercamiento alguno con el EZLN” Villafuerte descartó que una posible aprobación de los acuerdos de San Andrés Larráinzar en materia de derechos y cultura indígena, signifique la paz en la entidad Agregó que el reconocimiento de la autonomía, la autodeterminación, la autogestión sobre la base de la apropiación de territorio donde viven y conviven los grupos indígenas, es quizá la parte más difícil de atender En este sentido, dijo, el vértice de los problemas que padece Chiapas es la disputa por la tierra y la pobreza Éstos mantienen el ambiente conflictivo que se expresa dramáticamente en la entidad A su vez, el también investigador de la UNAM y consultor en Seguridad Alimentaria de la FAO, Mario Luis Fuentes Alcalá, expuso que esta entidad es el capítulo pendiente de un diálogo nacional no iniciado y no resuelto Es también un acervo que puede permitir renovar la capacidad creadora y perfeccionadora de la política, y puede dejar de ser conflicto, agregó Sin embargo, advirtió que el gobierno estatal por sí mismo no podrá dar respuesta a los rezagos acumulados y a la agenda múltiples de problemas que enfrenta el estado Esto, dijo, se debe a que las instituciones y las normas de la nación destinadas al desarrollo social han sido desbordadas y al mismo tiempo se han postergado los acuerdos que se necesitan para reconstruirlas Los avances dados desde el Congreso de la Unión para la paz en Chiapas han sido insuficientes y así han sido percibidos por una parte significativa de los actores involucrados en el conflicto, tanto por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, como por las instituciones que convocan a los pueblos indígenas, consideró Fuentes Alcalá Por ello, dijo, es relevante continuar los esfuezos que se realizan en materia de desarrollo social en la entidad, y “construir nuevas avenidas”, para materializar la paz en Chiapas A su vez, el Coordinador el Programa Estatal de Seguridad Alimentaria y asesor de las secretarías de Desarrollo Social y de Salud en Chiapas, Marcos Arana Cedeño, indicó que a casi dos años cumplidos de la nueva administración federal y estatal, “Chiapas no está en paz” Advirtió que, de seguir la demora en la búsqueda de mecanismos de transformación de los conflictos mediante nuevos formatos de diálogo, “es posible que lleguemos a enfrentar, en un futuro no muy lejano, situaciones caracterizadas por un número creciente de conflictos” Sostuvo que el acceso a los recursos públicos, a través de una demanda por los derechos económicos, sociales y culturales, podría ser una herramienta de gran valor para que la lucha por la justicia y la autonomía no impliquen la migración o un mayor costo social 28/11/02

Comentarios