Las aseguradoras estudian la no protección a enfermos de SIDA

viernes, 29 de noviembre de 2002
Ver fotogalería Los os casos de SIDA aumentan en México, aunque su número todavía está lejos de ser alarmante Hasta diciembre de 1987 había 900 casos registrados y 3,000 potenciales Pero su presencia despertó ya actitudes contrarias Por un lado, las compañías de seguros se preparan para afrontar los problemas que se derivan de la enfermedad Por el otro, cinco mujeres artistas, el 6 de diciembre, dieron un concierto en el Auditorio Nacional, en beneficio de la Fundación Mexicana para la Lucha contra el SIDA, AC, porque más grave que el SIDA es la falta de amor al prójimo Ellas fueron Eugenia León, Margie Bermejo, Tania Libertad, Betsy Pecanins y Jesusa Rodríguez Las compañías de seguros calcularon en ese entonces que el 60% de la población asegurada está expuesta al SIDA Habían tenido que pagar el seguro de trece muertes causadas por la enfermedad Y eso las hizo reflexionar en el peligro que corren de pagar más, lo que no es bueno para la salud de los negocios Las artistas promueven la solidaridad, tratan de evitar que los enfermos de SIDA se conviertan en un grupo marginal más entre los muchos que ya existen en la sociedad y ayudan a resolver el problema tanto médico como humano El costo anual aproximado del tratamiento del SIDA, en México, era hasta 1987 de unos 25 millones de pesos, que se repartían de la siguiente manera: 125 millones para estudios inmunológicos y radiológicos; 560 mil pesos por honorarios; un millón por tratamiento psiquiátrico; 5 millones por tratamiento antiviral; 93 millones por hospitalización; 650 mil pesos por honorarios de hospital; 16 millones por gastos de laboratorio; un millón por medicamentos, más gastos adicionales El doctor José Luis del Hierro, secretario de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), asesor médico de Seguros La Comercial y director del Servicio Médico Forense en 1974, explicó: "Ya enfrentamos el riesgo Ya hay sidosos entre la población asegurada Pero no esperaremos a que esto sea algo serio para actuar No hay posibilidades de asegurar a un sidoso No podemos ofrecer la cobertura del seguro, porque excedería las posibilidades del negocio No es algo nuevo en los seguros Por ejemplo, la cobertura superaría las posibilidades técnicas del negocio cuando se trata del cáncer o de otras enfermedades de alta mortalidad Las compañías no podrían cubrir una tasa de mortalidad del 40%, por ejemplo" En ciudades como San Francisco y Nueva York ?informó Del Hierro?, en las que hay altos índices de enfermos de SIDA, las compañías de seguros se retiraron del negocio por las presiones de una poderosa comunidad gay, que calificó de discriminatorio el examen inmunológico previo a la expedición de la póliza En México, donde hay de 4 a 7 casos por millón de habitantes, las aseguradoras están estudiando la situación Aquí no enfrentamos realmente el problema de la drogadicción intravenosa, importantísimo medio de contaminación, que en otros países asciende hasta 40 por ciento "Por fortuna, nuestra casuística es todavía baja No tenemos que tomar decisiones inmediatas Pero, si no controlamos el SIDA desde el punto de vista epidemiológico, se puede convertir en un problema muy serio Se debe mantener en un rango de aceptabilidad para el seguro de vida, y estamos atentos a ello" A finales de octubre y a principios de noviembre de este año, tuvo lugar en Tlaxcala la Convención Nacional de la Asociación Mexicana de Medicina del Seguro Asistieron representantes de aseguradoras de todo el país Se trató en ella un tema nuevo: las repercusiones del SIDA en la industria del seguro, principalmente en lo que se refiere a pólizas de vida y de gastos médicos David Heneidi, entonces jefe de Selección de Riesgos de Seguros Monterrey, sacó importantes conclusiones de la reunión y las presentó, la semana pasada, a los directivos de la empresa Entre ellas, la posibilidad de exigir exámenes inmunológicos a los grupos considerados de "alto riesgo"; de reformar las solicitudes del seguro de vida ?"lo que situaría a la empresa a la vanguardia del país"?, y de excluir cualquier repercusión del SIDA en la póliza de gastos médicos Es decir, "no se pagará ningún siniestro al respecto" Las compañías se protegen En su oficina de la calle Presidente Masaryk, Heneidi explicó que en una reunión que se llevó a cabo en ese entonces cada empresa externó diferentes criterios sobre el modo de enfrentar los problemas derivados del SIDA La situación actual es grave: "Tenemos cifras considerables de casos de SIDA en personas que tienen de los 20 a los 39 años, grupo de edades que representa el 60% de los asegurados Definitivamente, hay que prever ya las modificaciones, porque pronto nos vamos a encontrar con los siniestros" Por eso Heneidi consideró que su empresa debe aplicar los exámenes inmunológicos a los grupos de alto riesgo que soliciten seguros de vida hasta por 200 millones de pesos: artistas, marinos, sobrecargos, principalmente de líneas aéreas extranjeras Las modificaciones a los seguros ?explicó ? tienen por objeto hacer válida la cláusula de disputabilidad, la que permite a la empresa formular reclamaciones contra cualquier tipo de especulación Eso está previsto por la Comisión Nacional Bancaria y de Seguros Actualmente, las compañías están desprotegidas, cuando tienen que pagar a gente que fallece a los dos años de haberse asegurado "Los exámenes médicos permitirían asegurar a personas sanas y podríamos negar los pagos, si se descubre que hubo dolo o mala fe En el caso contrario, si se comprueba que la persona contrajo el SIDA después de asegurarse, la compañía asumirá el riesgo de pago de la póliza" En opinión de Heneidi, estos nuevos conceptos en las pólizas debían introducirse "sutilmente y con una gran calidad técnica", cada compañía por su cuenta y con máximo asesoramiento médico Eso permitiría "aumentar la fuerza vendedora de las empresas y las facilidades en el negocio, para mejorar su productividad" Pero hay una "factor importantísimo" para enfrentar los problemas del SIDA entre la población asegurada, y es "realizar una labor de concientización en todo el país, principalmente sobre las repercusiones del SIDA que se esperan en los próximos años Sólo así se puede retomar la filosofía del seguro de vida como contrato de buena fe" Heneidi presentó a los directivos de Seguros Monterrey su informe sobre la reunión de Tlaxcala, en el que habló de 779 casos de SIDA en México, principalmente de sexo masculino, entre los 20 y los 39 años, registrados en el Distrito Federal y en los estados de Jalisco, Coahuila y Nuevo León Se trataba de "gente con recursos económicos, que ofrece una perspectiva negativa en los próximos años" En 1991, habrá ?aproximadamente? 40,000 casos, "una real amenaza para el sector salud, porque los pacientes sidosos ocuparán la cuarta parte de sus 75,000 camas Y el costo anual del tratamiento llega a los 25 millones de pesos por paciente" Los enfermos de SIDA no podrán sufragar los costos si no cuentan con un seguro de vida Serán indispensables de los cuestionamientos relativos a esta enfermedad y será necesario presentar pruebas serológicas en los casos de pólizas superiores a los 200 millones de pesos México no tiene problemas de contagios por drogadicción Su mayor incidencia se encuentra en homosexuales, transexuales y bisexuales Es necesario realizar una selección rigorista para evaluar a los grupos de alto riesgo y es necesario estudiar a fondo la modificación de los requisitos de asegurabilidad "No se trata de afectar la integridad física o psicológica del asegurado, pero hay que ilustrarlo ?por medio de una campaña de difusión? sobre la gravedad de la enfermedad, para la que se encontrará una vacuna probablemente hasta dentro de 12 años" (Proceso 580/ 14 de diciembre de 1987)