Encarecerá servicios el gobierno de Yucatán

sábado, 30 de noviembre de 2002
Mérida, Yuc (apro)- Al presentar su propuesta de ingresos y egresos para el próximo año, el gobierno de Yucatán anunció la “actualización (del costo de) derechos”, así como el cobro de “nuevos conceptos por los servicios que presta el gobierno del estado”, con lo cual prevé aumentar su captación de recursos en más de 157 millones de pesos Aunque el presupuesto prevé un incremento de 10 por ciento real en comparación con 2002, el gobernador Patricio Patrón Laviada, admitió que su proyecto de gobierno para el 2003 dependerá de la aprobación de un crédito puente hasta por mil millones de pesos que solicitó al Congreso local De acuerdo con el Ejecutivo, el Presupuesto de Ingresos y Egresos asciende a 9 mil 392 millones 689 mil 111 pesos El rubro que más recursos obtendrá será el educativo, seguido por salud, así como el Instituto Electoral y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, esta última con un aumento de 48 por ciento en su presupuesto Sobre la propuesta del Ejecutivo de contratar más deuda pública, el legislador perredista Jorge Vallejos Buenfil dijo que se analizará si se justifica el monto requerido Sin embargo, la petición del Ejecutivo ha sido rechazada de entrada por la fracción del PRI en el Congreso local, ya que, según dijo Rafael Casellas Fitzmaurice, diputado de ese partido, “aún no explica en qué gasto los 537 millones que le autorizamos el año pasado, y ahora quiere mil millones” Empero el gobernador justificó su actitud al afirmar que “vamos a tener que ser más ambiciosos de lo que ya éramos” Admitió que con la adquisición de deuda bancaria se abre la posibilidad de que su administración deje remanentes de la misma para quienes le sucedan en el cargo, pero advirtió que de ninguna manera será en las dimensiones heredades por el anterior gobernador “En caso de dejarle la mitad de la deuda por lo que vamos a adquirir, eso nos obligará a dejarle disponible también la mitad de las tierras que vamos a comprar”, apuntó el Ejecutivo Recordó que al tomar posesión del cargo, encontró un gobierno endeudado por más de 700 millones de pesos, especialmente por pendientes a proveedores y al patrimonio de los trabajadores del Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY), lo cual se solucionó a la brevedad mediante un crédito que autorizó el Congreso local el año pasado, por un monto de 537 millones de pesos, de los cuales se han pagado 240 millones entre capital e intereses A su vez, Casellas Fitzmaurice, extesorero en la pasada administración, negó que la deuda heredada a Patrón Laviada haya sido de 700 millones ya que según afirma, se dejó un equilibrio en las finanzas estatales entre los activos y pasivos 29/11/02

Comentarios