Pide la CNC destinar 139 mmdp al blindaje agroalimentario

miércoles, 6 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- A más de 139 mil millones de pesos asciende la propuesta de la Confederación Nacional Campesina para el blindaje agroalimentario y el presupuesto del campo en el 2003, con el objetivo de que los productores puedan resistir la “embestida” estadunidense que por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se dará el próximo año con la importación de todo tipo de alimentos de ese país La propuesta comprende un incremento superior al 60 por ciento a los programas que tienen que ver con el campo por parte de nueve secretarías de Estado, y no incluye el gasto corriente ni el resto de los compromisos de las dependencias con otros sectores de la sociedad Al presentar el documento, Heladio Ramírez López, presidente de la CNC, advirtió que el Gobierno de Vicente Fox requiere también de la implementación de un “blindaje político”, pues se prevé que con la apertura comercial casi total en el área de los alimentos, los campesinos del país recurran a los actos de “desesperación”, como son la toma de oficinas, marchas, plantones y otras formas de protesta para presionar que el agro sea una “prioridad nacional” El dirigente hizo entrega de la propuesta a Julián Luzanilla, coordinador de los 76 diputados de la CNC, con el objeto de que los legisladores lo hagan valer durante la discusión del presupuesto para el próximo año En ella se establece la necesidad de aumentar el presupuesto de los programas que para el campo tienen dependencias, que en el caso de la Sagarpa es de un 343 por ciento; Sedesol, 78 por ciento; Economía, 35; Reforma Agraria, 22 por ciento; Hacienda, 17; Semarnat y Conagua, 312; Comunicaciones y Transportes, 04; y Educación, 36 por ciento En el primer caso, el de la Secretaría de Agricultura, el presupuesto pasaría de 34 mil millones de pesos a 47 mil 650 millones de pesos Durante el anuncio, el líder de la central campesina acusó a la actual administración panista de restar importancia al impacto de la apertura comercial en el 2003 y los apoyos extraordinarios de la Ley Agrícola aprobada por el Gobierno y el Congreso de Estados Unidos “Pero desde nuestra óptica --dijo--, los datos dicen que el café, el arroz, el cacao, la copra, el algodón, la soya y el frijol, por citar algunas ramas de producción, pasan por el peor de sus momentos La información dice claramente que los productores de maíz, trigo y sorgo han obtenido un ingreso nominal constante en los últimos cinco años, mientras los costos de producción han aumentado un 50 por ciento promedio en términos reales “Señalan estas mismas cifras –agregó-- que muchos de los productos incluidos en la apertura total estaban sujetos a una desgravación anual pequeña y ahora caerán del 40 y 50 hasta el cero por ciento; revelan, además, que la producción de los granos se ha mantenido sin cambios durante los casi 9 años del TLCAN, mientras las oleaginosas prácticamente han desaparecido” Según el dirigente, los mismos números muestran que en este periodo la balanza comercial de granos, oleaginosas y pecuaria, donde participan todos los productores del campo –25 millones de mexicanos, incluyendo a sus familias-- arrojan un déficit de 17 mil millones de dólares Así mismo, la realidad del campo señala que unas cuantas empresas comercializadoras son las que exportan; que menos de 250 mil productores de los 4 millones existentes producen excedentes comercializables; que 10 por ciento de los productos más ricos acaparan el 34 por ciento del ingreso rural; que el 10 por ciento más pobre apenas obtiene el dos por ciento, y que el 80 por ciento de la población del campo vive en la pobreza “Países como el nuestro, con un 25 por ciento de la población nacional en el campo, profundizarán sus desventuras ante el apabullante apoyo que implica no sólo la legalización de subsidios ya otorgados a los productores norteamericanos, sino, además, la inclusión de otros productos, como garbanzo, algunas leguminosas, lana, miel “Complementariamente, la contraparte recibirá precios mínimos de garantía, certidumbre de largo plazo, liquidez inmediata, financiamiento a la comercialización; pero sobre todo, protección de su gobierno mediante el invento de enfermedades inexistentes en productos enviados por los nuestros, incumplimientos como el de la reducción de la cuota de exportación de azúcar, el bloqueo irracional de los camiones mexicanos, la fijación de precios en el tomate, más lo que se acumule”, expresó el cenecista Por todo ello, estableció, la CNC tiene una perspectiva distinta del blindaje y de la evidente necesidad de acompañar la propuesta con mayores recursos presupuestales para respaldar a todos los miembros de la población rural; diferenciar presupuestalmente a las regiones socioeconómicas; y contemplar la obligación de rescatar las empresas rurales que en su totalidad se encuentran en bancarrota Dijo que la propuesta de la CNC es para garantizar opciones productivas y empresariales a los productores de autosuficiencia, los recolectores, los jornaleros, los jóvenes, las mujeres y los adultos mayores que viven del campo Implica, explicó, el cambio del concepto de ingreso constante, por el de rentabilidad mínima creciente, equiparable al de nuestros competidores; la integración de los productores a todas las etapas de la cadena productiva; el combate frontal de la pobreza en regiones sistemáticamente marginadas; el respeto de los luchadores sociales amenazados con órdenes de aprehensión o privados de su libertad; y la protección de la propiedad social, el pago de las indemnizaciones pendientes y la entrega de predios ordenada por sentencias de instancias jurídicas competentes en materia agraria “El diseño de la propuesta presupuestal prevé la participación de ocho secretarías del gobierno federal; establece un balance presupuestal entre: los productores de autosuficiencia, aquellos en transición y los dedicados a la comercialización; refuerza los programas de combate a la pobreza, crea opciones productivas y empresariales a la población rural, apuesta al mercado interno y externo, consolida el concepto de rentabilidad y avanza en la apropiación de un mayor ingreso de los productores “Insiste en aspectos como la inversión en infraestructura hidráulica, la modernización del riego, la vivienda, los caminos, las escuelas y el agua potable; actualiza el Procampo e incluye a quienes fueron injustamente marginados; propone la integración de esfuerzos, ahora dispersos, en el Programa de la Mujer; y contempla un capital original de 21 mil 500 millones de pesos para la nueva Financiera Rural –que sustituirá al Banrural--, de los cuales, la mitad corresponden al presupuesto del 2003 y la otra parte al presente ejercicio “Crea una Alianza para el Campo Forestal, y cumple con la disposición de construir un Fondo para la Protección de los Recursos Naturales y el pago de Bienes Ambientales mandatados (sic) por la Ley de Desarrollo Rural Sustentable; incluye programas orientados a la conformación de una política alimentaria, mediante la tecnificación de la milpa y el traspatio; contempla la restitución del patrimonio perdido por los productores rurales a consecuencia de desastres naturales; y diseña un sistema orientado a mejorar la competitividad de las ramas de producción agropecuarias, amenazadas por la apertura comercial y la Ley Agrícola norteamericana”, explica En el documento de 6 cuartillas se habla de los apoyos a la comercialización, reducción de costos de la producción pecuaria, cobertura de precios, fletes y cabotajes, agricultura por contrato, financiamiento para el acopio, pignoración, conversión productiva y mejoras territoriales para la conservación del suelo y el agua05/11/02

Comentarios