Echeverría, salvado por la muerte de Martínez Domínguez

jueves, 7 de noviembre de 2002
Monterrey, N L (apro)- Alfonso Martínez Domínguez se abstuvo durante 31 años de dar una versión oficial sobre los sucesos del Jueves de Corpus del 71; cuando la Fiscalía Especial que investiga la masacre lo presionaba para echara luz sobre los acontecimientos, murió sin revelar nada Los deudos de las víctimas del “halconazo” que presentaron la denuncia este año, pudieran ahora, quizás, encontrar algún consuelo al saber que, como dijo su médico, los padecimientos del exregente de la Ciudad de México se agravaron por la presión de la opinión pública que lo señalaba como el responsable histórico de la matanza perpetrada aquel 10 de junio por el grupo de paramilitares conocido como “Los Halcones”, que atacó a tiros a los estudiantes y que, siempre se dijo, actuó bajo sus órdenes Alfonso Martínez Cárdenas, hijo del exgobernador de Nuevo León, dijo a la agencia “Apro” que luego de recibir, el 4 de julio, el citatorio para que declarara con relación a los hechos, se limitaría a reiterar la entrevista que le hizo Heberto Castillo y que publicó el semanario “Proceso” años después de la matanza “Se va a reiterar nada más lo que publicó ‘Proceso’”, dijo Martínez Cárdenas, quien señaló que el texto escrito por Castillo, en el que se relataba el encuentro que tuvo con el entonces presidente Luis Echeverría, era enteramente preciso Sin embargo, Martínez Domínguez, quien al morir tenía 80 años, nunca dijo nada a la Fiscalía Especializada para Movimientos Políticos y Sociales del Pasado, encabezada por Ignacio Carrillo Prieto, quien viajó en varias ocasiones a Monterrey para buscar respuestas a un cuestionario de 96 preguntas que le presentó al político y del que no tuvo respuesta La última aparición en público del exdiputado federal fue el pasado 24 de febrero, cuando acudió a votar en las elecciones internas del PRI Su estado era el de un hombre visiblemente enfermo La primera comparecencia sobre la investigación del Jueves de Corpus fue establecida para el 17 de julio, pero cinco días antes Martínez Domínguez tuvo una recaída y fue internado en el hospital Muguerza de Monterrey, lo que, para sus acusadores, significó una táctica dilatoria Sin embargo, el abogado Raúl Cárdenas aseguró que su cliente respondería al interrogatorio el 22 de julio, pero no podría desplazarse hasta la Ciudad de México, sino que Carrillo Prieto tendría que ir hasta su domicilio en la colonia Bosques del Valle, en el municipio de San Pedro El día pactado, Martínez Domínguez seguía en el hospital y fue ahí donde recibió por vez primera el interrogatorio que le leyó la Fiscalía, aunque, contrario a lo que anunciaron sus defensores, se negó a declarar y se apegó al artículo 20 constitucional Los médicos señalaron que el paciente, quien tenía para entonces ya varios años retirado de la vida política, no estaba en condiciones de contestar, y presentaron 11 dictámenes sobre problemas vasculares, cardiacos, respiratorios y renales Sin embargo, los integrantes del Comité Ciudadano de Apoyo a la Fiscalía, que fueron quienes presentaron la denuncia y que estuvieron presentes durante la lectura del cuestionario, señalaron que el acusado estaba “mucho menos enfermo” de lo que decían los facultativos y, a su juicio, podía responder a las preguntas Jesús Martín del Campo Castañeda, integrante del Comité, se dijo decepcionado por la actuación de Martínez Domínguez, además de que acusó a la fiscalía de presentar algunas preguntas sin sustancia Algunas de las preguntas que presentó el fiscal fueron las siguientes: ¿Cómo se enteró del movimiento estudiantil? ¿Qué comunicación tuvo, como jefe del Departamento del Distrito Federal, con el Secretario de Gobernación antes, durante y después de los acontecimientos del 71? ¿Sabía usted de la marcha del 10 de junio? ¿Quién le informó que esa marcha se iba a hacer? ¿Estaba enterado de las causas de la marcha? ¿Estuvo informado antes de la marcha y cuáles eran las demandas? Sobre la entrevista publicada por Proceso le preguntaron: ¿Invitó usted a su casa al ingeniero Heberto Castillo? ¿Usted le comentó al ingeniero Heberto castillo lo que usted sabía del 10 de junio? ¿Usted le dijo al ingeniero Castillo que no publicara, por temor a su vida, lo que en ese momento le contaba? ¿Usted le comentó al ingeniero Castillo que fue Luis Echeverría el que preparó la matanza del 10 de junio? ¿Usted le informó al licenciado Echeverría de esta charla con Heberto Castillo? El 26 de julio, el exsenador nuevoleonés dejó el hospital y fue trasladado a su casa en Bosques del Valle donde sus abogados dijeron que respondería al famoso cuestionario antes de los siguientes 30 días El martes 3 de septiembre, Carrillo Prieto acudió al domicilio de Martínez Domínguez para obtener contestación pero, a cambio, obtuvo solamente una respuesta “temática” que consistió en una declaración escrita de casi cuatro cuartillas en la que el indiciado daba su versión de los hechos, se decía inocente y, tácitamente, culpaba a Luis Echeverría de los hechos La parte acusadora señaló que la declaración estaba incompleta y reiteró su intensión de forzar un careo entre Martínez Dominguez y Luis Echeverría Alvarez El 9 de octubre, Martínez Domínguez fue de nuevo internado por un cuadro de desnutrición provocado, dijeron sus médicos, por las presiones de la investigación El 25 de octubre Alfonso Martínez Cárdenas se quejó de que el juicio a su padre era dilatado por el gobierno federal para detonarlo el año entrante y utilizarlo con fines electorales en los comicios del 2003 El hijo del exdirigente nacional del PRI declaró entonces que su padre estaba enfermo, en condición grave, aunque su estado era estable; este 6 de noviembre, Martínez Domínguez murió en el hospital San José, a los 80 años de edad 07/11/02

Comentarios